Rafael Grossi: "Que un argentino esté en la cúspide de la gobernanza nuclear mundial es importante"

El diplomático es el primer argentino en llegar a la titularidad de la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA); viajará a Buenos Aires en noviembre y espera que lo reciban Macri y Fernández
El diplomático es el primer argentino en llegar a la titularidad de la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA); viajará a Buenos Aires en noviembre y espera que lo reciban Macri y Fernández
Alan Soria Guadalupe
(0)
29 de octubre de 2019  • 15:23

Rafael Grossi siente alivio. El diplomático logró "dar vuelta" la elección en la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA), que en una nueva votación lo designó como el futuro titular de la agencia más importante del mundo en materia de seguridad nuclear. Será el primer argentino -y primer latinoamericano- en la historia en liderar la entidad.

"La remontamos y el resultado final fue inédito", dice Grossi en una entrevista con LA NACION. El sistema complejo de elección en el organismo requiere que la junta que integran los 35 países miembro elija a un candidato por los dos tercios de los votos. En caso de no hacerlo, la votación debe repetirse hasta que se logre. El proceso comenzó el 21 de octubre, pero terminó recién hoy, cuando Grossi consiguió más apoyos de los necesarios.

La victoria del diplomático, actual embajador en Austria y con más de 35 años de trayectoria, contaba con el aval y promoción del gobierno de Mauricio Macri. Apenas se conoció el resultado, el canciller Jorge Faurie conversó telefónicamente con Grossi y el Presidente lo congratuló por Twitter. Lo mismo hizo el presidente electo, Alberto Fernández. Todavía no conversó personalmente con ninguno de los dos, pero aspira a hacerlo cuando viaje a Buenos Aires, a mediados de noviembre. "Que la Argentina tenga en la cúspide de la gobernanza nuclear mundial a un connacional es importante", dijo Grossi.

El nombre de Grossi sonó fuerte en el país tras la desaparición del submarino ARA San Juan. Como representante de la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares, el diplomático fue quien sugirió que la "anomalía hidroacústica" registrada en el océano pacífico poco después de que se iniciara la búsqueda podía tener una vinculación con el navío. Y así fue.

Nunca un argentino ocupó un cargo diplomático tan relevante en la escena internacional. Grossi asumirá el próximo 3 de diciembre y sucederá al japonés Yuyika Amano, que falleció en julio. El seguimiento del desarrollo nuclear de Irán, la permanente tensión con Corea del Norte y el apoyo a los países que acceden a la energía nuclear con fines pacíficos y con conciencia climática serán las prioridades de su gestión.

¿Habló con Mauricio Macri y Alberto Fernández?

No aún. Espero hacerlo muy pronto. Voy a viajar a Buenos Aires para saludar y agradecerle al Presidente y espero encontrarme con el presidente electo porque creo que el hecho de que la Argentina tenga en la cúspide de la gobernanza nuclear mundial a un connacional es muy importante.

¿El gobierno argentino puede tener algún tipo de influencia en su gestión?

No, más allá de que la Argentina tiene credenciales impecables en materia de no proliferación. Existirá una proyección de la imagen de la Argentina, es lo que simboliza el director general. Así como lo fue Amano, el director general representa a un país. En ese caso un país nuclear. Pero esta vez hay un país latinoamericano y es la primera vez. Tanto Macri y Fernández lo recordaron y es importante.

¿Cuáles serán sus prioridades al mando de la OIEA?

Lo primero será empaparme del estado en el que estamos con Irán. Una cosa es opinar desde afuera aunque conozcas el tema y tengas mucha información, pero la información de los inspectores es indispensable. Mi primera prioridad será esa y tomar contacto con los iraníes. Después, seguir adelante con la agenda del organismo. Es mucho lo que hay que hacer. La agencia está concentrándose mucho con los países que están accediendo a la energía nuclear y los que crecen mucho en sus programas: China, India, Rusia, los países de la península arábiga. Requieren el apoyo de infraestructura de la agencia. Trabajamos muy fuerte en el tema de cambio climático. La energía nuclear aporta los dos tercios de energía limpia que produce el planeta. Trabajamos con muchos países que están interesados en el aporte que puede hacer la energía nuclear en este aspecto. También estoy interesado en aumentar programa de cooperación técnica de la agencia, creo que por eso tuve mucho apoyo. Consiste en cooperación aplicaciones nucleares, radiación de alimentos, medicina nuclear, radioterapia, manejo de las aguas con técnicas radioisotópiccas, toda la serie de actividades de aplicaciones y tecnología nuclear. Tenemos un programa de acción sobre terapia del cáncer al que le voy a dar una enorme prioridad.

¿Qué postura tendrá cuando surjan nuevas tensiones entre potencias nucleares?

La agencia tiene siempre un papel de construcción de puentes a partir de su capacidad de monitoreo. No tiene la capacidad, por motu proprio, de intervenir, pero siempre que sucede algo grave, hay uso de material nuclear, o existe la posibilidad de proliferación como pasó en siria, Irak, Irán o Corea del Norte, en todos y cada uno de estos casos la agencia siempre fue llamada para cumplir la labor indispensable de inspección. Todo tipo de acuerdo político tiene el sustento del trabajo de la agencia, neutral, internacional, objetivo. Todos estos acuerdos carecerían de valor si no fuera así. La agencia es el puntal que le da sentido legitimidad y verosimilitud.

¿Cuál es, a su criterio, la zona más delicada a nivel mundial en materia de proliferación nuclear?

Corea del Norte es un caso delicado porque ya desarrolló un arsenal a diferencia de Irán, que tiene potencial y un esquema para controlar su programa que esperamos que se mantenga. Ahí hay un punto de atención. En Corea del Norte es el otro punto de atención porque no tenemos ninguna presencia.

¿Qué rol tiene la OIEA ante el avance de Corea del Norte en el desarrollo de armas nucleares?

Corea del Norte tiene un arsenal nuclear de entre 30 o 50 ojivas. Lo grave es que los inspectores de la agencia fueron expulsados hace 10 años. La cadena de conocimiento que tenían nuestros inspectores se interrumpió hace diez años. No es que ahora no exista información. La hay a través de la lectura satelital y de informes de inteligencia, pero no es suficiente. Lo que se espera es que cuando exista un acuerdo político entre Corea del Norte y Estados Unidos, ese acuerdo tendrá que tener como componente a la agencia.

¿Qué regiones pueden convertirse en delicadas?

La agencia tiene que tener un ojo avizor en todo el mundo porque en cualquier lugar puede producirse un problema de no proliferación o de seguridad nuclear, que se sustraiga material nuclear con fines malévolos. La agencia hace mucho para asesorar a los países en ese sentido. Cuando hay grandes momentos, como el G-20, un mundial o la visita del Papa Francisco, la agencia trabaja, le da asesoramiento en materia de detección de material nuclear. La agenda de la agencia es muy amplia.

¿Qué aporte pude hacer la OIEA para que se respeten los Acuerdos de París?

La agencia no es promocional de la energía nuclear, pero es indispensable para acompañarla. Lo digo con mucha prudencia porque sé que mucha gente está en contra. Para muchos países la energía nuclear es un componente importante de su mix energético y lo va a seguir siendo por muchísimos años. Esa energía produce los dos tercios de la energía limpia en el mundo. Más que la energía eólica y solar. Sin emisiones. Tiene un aporte científico que está cumpliendo. China va a llegar a 47 centrales nucleares y es uno de los países que más afectado está por la emisión de gases de efecto invernadero. Es muy importante que exista una disminución de estos efectos y la energía nuclear tiene un papel que jugar en la materia. La agencia colabora, además, a que esto sea seguro.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.