Ruta del dinero: la AFIP acusó a Lázaro Báez por lavado de activos

Lázaro Baez enfrenta el último tramo del juicio oral en su contra por presunto lavado de dinero
Lázaro Baez enfrenta el último tramo del juicio oral en su contra por presunto lavado de dinero Fuente: Archivo
Candela Ini
(0)
5 de febrero de 2020  • 10:44

"Lázaro Báez era un simple empleado bancario, un monotributista, y de golpe, de la noche a la mañana, en un santiamén, se transformó en un gran empresario", afirmó el abogado que representa a la AFIP como querellante ante el Tribunal Oral Federal N° 4, en el juicio contra Lázaro Báez y 24 acusados más conocido como " La ruta del dinero".

"La designación de Báez no fue azarosa, no fue fruto del Espíritu Santo. Todos sabemos que la designación de Lázaro Báez tuvo que ver con aquella relación de amistad que tenía con quien fuera el entonces presidente, Nestor Kirchner", acusó la AFIP, en la audiencia de reanudación del juicio oral.

Para la querella del ente recaudador está probado que Báez blanqueó sumas millonarias de dinero de origen delictivo.

"Se ha corroborado que entre 2010 y 2013 se ha pergeñado un enorme derrotero criminal, un plan común tendiente a blanquear sumas millonarias de dinero que por supuesto, a estas alturas no hay dudas de que tienen origen delictivo", expuso el abogado de la AFIP ante los jueces Néstor Costabel, Gabriela López Iñiguez y Adriana Paliotti.

A pesar del cambio de gobierno, y con nuevas autoridades a cargo del ente recaudador, los abogados que intervienen en este proceso como querellantes son los mismos que intervinieron desde el inicio del proceso.

"No solo ha quedado comprobada la materialidad de los hechos referidos sino que también quedó debidamente probado el rol que le cupo a cada uno de los aquí enjuiciados", dijo el abogado de la AFIP, Luis González Ávalos. Y adelantó que pedirá penas para los 25 imputados de la causa.

"Estas maniobras consistieron -describió- en poner en circulación dinero de origen delictivo en el mercado financiero. Y se llevó a cabo a través de la adquisición de bienes y servicios de origen nacional y de un proceso complejo económico y financiero tendiente a repatriar y expatriar estos fondos".

El origen del dinero

Para la querella, igual que para el fiscal ante el tribunal Abel Córdoba, el dinero que Báez puso en circulación proviene de los contratos de obra pública que se le otorgaron durante el período 2003 - 2015. Estos contratos son investigados en la causa conocida como Vialidad, donde a Báez se lo investiga junto a la vicepresidenta Cristina Kirchner por las presuntas irregularidades en la adjudicación de esos contratos.

"Ha quedado sobradamente probado que la fortuna de Lázaro Báez y su grupo tiene sus inicios en la matriz de corrupción institucional que ha ocurrido entre los los 2003 y 2015", indicó la querella.

Y continuó: "Báez fue beneficiado a través de procesos licitatorios espurios con más del 80 por ciento de la obra pública que se adjudicó por esos tiempos en la provincia de Santa Cruz: 51 contratos de obra pública que implicaron montos superiores a los 9 mil millones de pesos".

La AFIP hizo incapié en la relación de Báez con Néstor Kirchner y en la incursión de Báez en el mundo de la construcción. Esa parte de la acusación estuvo basada, entre otras cosas, en la declaración indagatoria de Leandro Báez durante este juicio. "Leandro Báez manifestó que había compartido algunos asados, que hubo un asado con Néstor y Cristina en la estancia Cruz Aike y que se hicieron muchos asados en la chacra de Báez donde estaban Néstor, Máximo y que también estaba [Osvaldo] Sanfelice, a quien sindicó como la persona de confianza de Kirchner", fundamentó el abogado.

En la etapa de indagatorias Báez declaró que tuvo una relación de amistad con Néstor Kirchner, pero negó haber sido beneficiado por ese vínculo, y dijo que por esa amistad fue "vapuleado". Cristina Kirchner también se había referido al vínculo de su familia con Lázaro Báez, y cuando declaró en el juicio de la causa Vialidad, a finales del año pasado, dijo: "No soy amiga de Lázaro Báez y nunca lo fui, pero no voy a perdonar que porque seas amigo de alguien te condenen, eso pasaba en la dictadura".

Báez está detenido con prisión preventiva en el Penal de Ezeiza desde mayo de 2016. Aunque la AFIP se refirió expresamente al vínculo de Báez con Néstor y Cristina Kirchner, no pidió investigar a la familia presidencial ni profundizó en la descripción del delito precedente. Sí consideró acreditada la participación de los demás acusados de este juicio en las presuntas maniobras de lavado a través de una estructura jurídica, bancaria y societaria.

La etapa de indagatorias de este proceso oral -que comenzó en octubre de 2018- terminó en diciembre del año pasado. Hoy empezó la etapa de alegatos, y después de la AFIP deberán hacer sus acusaciones la Oficina Anticorrupción (OA) y la Unidad de Información Financiera (UIF). Ambos organismos tuvieron recambio de autoridades en los últimos meses. La acusación formulada por la OA se redactó durante la gestión de Laura Alonso.

La audiencia de este juicio hoy sufrió interrupciones por los problemas edilicios de los tribunales. Como el aire acondicionado no funcionaba, y debido a las altas temperaturas, el presidente del TOF 4 ordenó un cuarto intermedio. Se realizó un corte parcial en el circuito eléctrico del edificio y después de casi media hora la audiencia se reanudó.

En este juicio hay un total de 25 acusados, entre los cuales se encuentran los cuatro hijos de Lázaro Báez, además de quienes fueron sus contadores, sus abogados, y algunos empleados de sus empresas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.