Se abre la negociación por las colectoras

El Gobierno presentará hoy el mecanismo que las habilita; anuncian pactos "distrito por distrito" y ya hay tensión en el conurbano
El Gobierno presentará hoy el mecanismo que las habilita; anuncian pactos "distrito por distrito" y ya hay tensión en el conurbano
Juan pablo Morales
(0)
15 de abril de 2011  

El plan electoral pergeñado en la Casa Rosada está a punto de dar otro paso decisivo. El Gobierno hoy presentará la reglamentación final de la ley de internas y avanzará decididamente con uno de los proyectos que por estas horas más obsesionan al oficialismo: habilitar el mecanismo para autorizar listas colectoras en todos los niveles y blindar en octubre la eventual reelección de la presidenta Cristina Kirchner.

Como informó LA NACION, la redacción final de los decretos -a cargo del influyente secretario legal y técnico, Carlos Zannini- dejó un "vacío legal" especial para permitir que fuerzas aliadas al kirchnerismo puedan presentar postulantes propios "colgados" de la boleta de la Presidenta. La decisión bajó como una orden: salvo con las nóminas de diputados y senadores nacionales, la Casa Rosada alentará "listas de adhesión" en la mayoría de las provincias y municipios del país, según adelantaron a LA NACION fuentes oficiales. Y negociará, finalmente, mano a mano en el territorio las colectoras definitivas antes del 14 de junio, fecha límite para la presentación de las alianzas.

"Desde hoy, la Casa Rosada va a negociar pactos distrito por distrito", anunció a LA NACION uno de los redactores de la reglamentación de la ley. En concreto, se trata de una advertencia: en despachos oficiales anuncian que Cristina Kirchner definirá, por su nivel de fidelidad, a quiénes "beneficiará" con una boleta única y a quiénes "perjudicará" con la propagación de competidores.

La certeza del plan provocó otro severo tembladeral político en las filas del PJ, especialmente en la provincia de Buenos Aires, el territorio político más influyente del país. Hoy también se presentará la reglamentación provincial: será un calco de la que monitoreó Zannini. Los poderosos intendentes del conurbano -los mismos que ya habían rechazado en público las colectoras- ahora entraron en un estado de alerta inocultable. Y se preparan para intentar pactar su suerte en Balcarce 50.

Ya hubo encuentros internos de urgencia, sobre todo en el oeste del Gran Buenos Aires, una zona roja para el peronismo tradicional si hay colectoras. Uno de ellos fue el martes pasado, en General Rodríguez, y reunió a algunos de los intendentes de la región. Ya se sabía que la decisión en Olivos había sido avanzar con las listas de adhesión. Se tocó el tema y hubo gestos de fastidio. En la zona, por estas horas, hay otros intendentes preocupados, encabezados por Luis Acuña (Hurlingham), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Joaquín de la Torre (San Miguel) y Jesús Cariglino (Malvinas Argentinas).

Miedo a la debilidad

Para todos, el factor clave es el poder. La región oeste es la zona de influencia de Martín Sabbatella (Morón), el diputado que tendrá una colectora bonaerense y enfrentará a Daniel Scioli "pegado" a la candidatura de Cristina Kirchner. Los intendentes pretendían acotar su capacidad de acción y obturar, sí o sí, a sus postulantes en los distritos. Le temían al impacto de la lista de adhesión. En el sur del conurbano -mayormente alineado al Gobierno-, algunos caciques sienten el mismo rechazo. Ya pasó en 2007: las colectoras provocaron derrotas inesperadas de barones históricos.

La mayoría ahora intentó encontrar refugio en Scioli. El gobernador prometió interceder, a su estilo y con sus tiempos, ante la Presidenta. A último momento sugirió que las prohibiría en la provincia, para salvar a los municipios. Cristina Kirchner le hizo saber cuáles eran las prioridades en una reunión, la noche del lunes. Zannini fue más explícito con el jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez. Le dijo que la decisión política de las listas de adhesión estaba tomada. Y anunció que las futuras negociaciones territoriales serían potestad de Cristina Kirchner. Al final, el sciolismo viró rápidamente de posición y anunció que no habría sorpresas.

El Gobierno ahora espera otras definiciones para avanzar con posibles pactos. Las más urgentes: las candidaturas opositoras. Y saber si Sabbatella aceptará ser candidato sin poder "colgar" listas propias de diputados y senadores nacionales. También medirá el alcance real de algunos armados propios por fuera del PJ, como Kolina, de la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner. Y las verdaderas intenciones electorales de Sergio Massa, intendente de Tigre, de anotarse en las internas bonaerenses del peronismo. En el camino, en Olivos aseguran, con las colectoras en la mano, que habrá una lista de amigos.

LOS DECRETOS

  • Qué se reglamentó. Habrá tres decretos de necesidad y urgencia. Dos reglamentan aspectos formales electorales y un tercero ordenará los espacios y lugares para la propaganda política en medios audiovisuales.
  • El tema clave. Entre los aspectos formales habrá un detalle fundamental: la norma evitará referirse a las listas colectoras para dejar "un vacío legal" y poder implementar las denominadas "listas de adhesión". La posibilidad de que se multipliquen candidatos locales alarma a los intendentes del PJ.
  • Boletas y fotos. Otro de los decretos formales está vinculado a los lugares para las fotos en las boletas y la reglamentación de las impresiones. Se habilitarán colores. También se especificarán los avales necesarios para validar una candidatura.
  • La propaganda. El decreto referido a la publicidad cambiará la lógica de la propaganda política. Habrá una reglamentación especial que asignará franjas horarias. El tiempo para cada partido se adjudicará, en parte, de acuerdo con los votos en las últimas elecciones. El resto se sorteará.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.