Debate por las PASO: el Gobierno toma distancia y deja la discusión en manos del Congreso

En el Gobierno no creen que avancen los proyectos de ley que impulsó la UCR para dar de baja las elecciones del 11 de agosto; también lo rechazó el fiscal electoral
En el Gobierno no creen que avancen los proyectos de ley que impulsó la UCR para dar de baja las elecciones del 11 de agosto; también lo rechazó el fiscal electoral
Jaime Rosemberg
(0)
25 de junio de 2019  • 12:29

Sin deseos de generar un frente de conflicto con el gobernador radical Alfredo Cornejo , impulsor principal de la iniciativa, el gobierno de Mauricio Macri dejó en claro que más allá de sus deseos delegará "en el Congreso " la discusión de la suspensión de las PASO.

  • Dónde voto: consultá el padrón para las elecciones de 2019

El oficialismo también enfatizó, por distintas vías, que es la oposición -y no el oficialismo- quien se opone a dar el paso y dejar sin efecto las elecciones previstas para el 11 de agosto, que le costarán al fisco unos $4300 millones.

"Es un tema que tendrá que discutir el Congreso", afirmaron a LA NACION desde el Ministerio del Interior.

Ayer, los senadores radicales mendocinos Pamela Verasay y Julio Cobos habían presentado un proyecto de ley para suspender "de manera provisional" las primarias presidenciales (en las que no hay competencia) en todos aquellos distritos en los que haya una sola lista de postulantes.

Se sumaron los diputados radicales Luis Petri, Luis Borsani, Lorena Matzen y Diego Mestre, entre otros, quienes presentaron un proyecto similar, de solo cinco artículos, en el que pedían suspender las PASO y daban por "oficializadas" las listas únicas de candidatos a presidente y vice y de legisladores nacionales.

Desde el macrismo, dirigentes como el intendente de Vicente López, Jorge Macri, salieron a apoyar la idea de la suspensión, pero tomaron distancia del momento elegido. "Las PASO son una fiesta carísima para los argentinos, que debería eliminarse", afirmó Jorge Macri .

El dirigente bonaerense, alineado con la gobernadora María Eugenia Vidal y primo del Presidente, dijo en voz alta lo que Macri y varios de sus ministros piensan en relación con las internas desde que Pro existe como partido político.

De todas formas, el intendente dejó en claro que prefiere que se trate "con consenso de todos en el Congreso durante 2020", es decir, en un año sin elecciones.

La voz de Pichetto

El candidato a vicepresidente y senador Miguel Ángel Pichetto coincidió en que "desde el punto de vista práctico, con una sola lista, las PASO son innecesarias", pero consideró "poco prácticas" las presentaciones de los legisladores radicales. Y remató: "Macri no les tiene ningún temor, ningún miedo, a las primarias. Van a marcar a fuego lo que será el resultado de la primera vuelta en octubre", desafió el candidato a vicepresidente.

Sin el presidente Mauricio Macri, de viaje hacia Indonesia, y con el jefe de Gabinete, Marcos Peña , de misión oficial en China, los pocos funcionarios del Gobierno que transitaron los pasillos de la Casa Rosada oscilaban entre la "simpatía" por la propuesta radical y la resignación a que no sea finalmente aprobada por su escasa "factibilidad".

La poca viabilidad que el Gobierno le ve al proyecto se debe a que queda poco más de un mes antes de las primarias y a la escasa predisposición del kirchnerismo a modificar el calendario electoral (ver aparte). A su vez, en el oficialismo advertían que una dificultad adicional para el oficialismo es que el titular de la Cámara baja, Emilio Monzó , terminó distanciado del Gobierno tras el cierre de listas y difícilmente se embarque en la búsqueda de votos para aprobar la ley.

"Más allá de que me guste o no, no se cambian las reglas en medio de un proceso electoral", afirmó un funcionario cercano a Marcos Peña, conocedor de los vericuetos de las leyes electorales.

En voz baja, la mayoría apoya la postura del radical Cornejo, que sostiene que las PASO son un "gasto inútil". Pero creen que "los tiempos no dan", por lo que decidieron dejar el debate en manos del Parlamento, en el que el oficialismo es clara minoría.

En tren de cargar las culpas en la oposición, otro funcionario recordó que en 2016 el oficialismo planteó la necesidad de eliminar las PASO, pero que en aquel momento ni el massismo ni el kirchnerismo (que las creó por ley, en 2009) dieron su apoyo. "Ahora tampoco vemos apoyo opositor, aunque el debate nos va a servir para sentar posición sobre el tema", agregó el funcionario.

Para colmo, el fiscal federal con competencia electoral Jorge Di Lello se expresó en forma negativa sobre las iniciativas de miembros del oficialismo en el Congreso.

"Las primarias deben cumplirse, eliminarlas es una decisión política", dijo Di Lello en una entrevista con la radio Futurock.

"La suspensión de las primarias depende 100% de los legisladores; para que sea legal esta decisión se necesita la mitad más uno de los miembros de cada cámara legislativa", explicó, aunque aclaró: "Si tienen los votos en el Congreso, no es judicializable", aclaró el fiscal.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.