Se movilizó la CTA para rechazar el proyecto que regula los piquetes

Tras el paro del 10 de abril, quiere mantener la presencia de los militantes en la calle
Tras el paro del 10 de abril, quiere mantener la presencia de los militantes en la calle
Aurelio Tomás
(0)
9 de mayo de 2014  

La CTA y las organizaciones políticas y sociales de la Multisectorial se movilizaron ayer, con la intención de continuar el camino de protesta iniciado con el paro del 10 de abril.

Las consignas principales fueron el rechazo a los proyectos de ley para regular la protesta y el impulso al proyecto del diputado Víctor De Gennaro (Unidad Popular) para la "democratización sindical". También hubo reclamos por un ajuste salarial y otras reivindicaciones económicas. Aunque se evitó formular un pedido a la CGT opositora, se insistió en que la próxima medida de fuerza debe ser un paro de 36 horas.

Integrantes de gremios estatales y otras ramas de las CTA, junto a militantes del MST, la CCC y Barrios de Pie, entre otras organizaciones, se concentraron frente a la jefatura de gobierno de la ciudad. Una columna que ocupó cuatro cuadras de la Avenida de Mayo marchó hasta el Congreso, donde los esperaba el escenario con la consigna "La calle es del pueblo, libertad y democracia".

Aunque encabezó la columna, el secretario general de la CTA opositora, Pablo Micheli, habló. Consultado por LA NACION, aclaró: "No salimos a pedirle a la CGT un paro, sino a exigirle al Gobierno que no trate la ley antipiquetes, porque pone límites a las libertades individuales, además de exigir el salario mínimo de $ 9000, el 82% móvil y el resto de los reclamos que nos llevaron al paro del 10 de abril".

El líder gremial explicó que "el plan de lucha tiene distintas aristas, a veces es con un paro, otras una movilización, y otras las dos cosas, como ocurrió el 10". Dijo que "le parece bien" que la CGT de Moyano convoque a una movilización la próxima semana -a pesar de que su organización no va a adherir- y estimó que "luego vendrá un paro de 36 horas".

El diputado De Gennaro explicó que presentará en el Congreso "un paquete que es una verdadera reforma laboral, porque incluye las iniciativas que ya hemos impulsado por una nueva regulación sobre accidentes de trabajo y el nuevo proyecto de ley de organizaciones de trabajadores y trabajadoras sindicalizados". El dirigente de Unidad Popular insistió en que "es un verso que la libertad sindical implica la división, porque en Uruguay se reconoce a los gremio con la simple inscripción y hay una sola central, mientras que en Argentina tenemos cinco".

Frente al Congreso, los oradores apuraron sus discursos ante la amenaza del cielo gris y una llovizna intermitente. Daniel Menéndez, de Barrios de Pie, dijo que salieron "a la calle para derrotar el ajuste y para que no nos encuentre el 2015 con pasos atrás en nuestros derechos". Gustavo Giménez (MST) propuso la "continuidad del plan de lucha con medidas crecientes". Como él, la mayoría de los integrantes de la Multisectorial creen que Micheli debe presionar a la CGT para que se organice un nuevo paro.

Distintos oradores se refirieron a la "criminalización de la protesta" y recordaron la situación de los petroleros de Las Heras y del dirigente de Quebracho Raúl Lescano, que sufrió un ACV en el penal de Ezeiza donde se encuentra detenido.

Cuando llegó su turno, De Gennaro ofreció el micrófono a Elia Espen, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, y denunció que no le dejaron hablar en la Legislatura durante el debate por la transferencia de ex centros de detención porteños a la órbita del gobierno nacional.

Por su parte, Amancay Ardura (CCC), avisó que irán a las "casas de los diputados y senadores que apoyen el proyecto antipiquetes". Para el cierre, habló Juan Carlos Giuliani en representación de la CTA. Dijo que "si sigue la sordera del Gobierno, habrá un paro de 36 horas y movilización a Plaza de Mayo". Y pidió formar "un amplio frente popular para frenar la ley antipiquetes".

LOS PLANES EN LA CENTRAL SINDICAL

Escraches

La CTA de Pablo Micheli tiene previsto "ir a las casas de los diputados y senadores que aprueben la ley antipiquetes"

Medida de fuerza

Tras el paro del 10 de abril crece la postura en favor de convocar a otra huelga de 36 horas

Reforma gremial

Además del reclamo en favor de un salario mínimo de $ 9000, la entidad impulsa el proyecto de Víctor De Gennaro sobre democratización sindical

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.