Jorge Landau: "A la sociedad le cuesta digerir gobiernos de diez años"

Apoderado del PJ desde hace 25 años, explica el particular momento del partido después de un 17 de Octubre dividido; anticipa una dura lucha por la candidatura presidencial para 2015
Diego Sehinkman
(0)
19 de octubre de 2013  

"Herminio Iglesias me dijo que en el 83 iba a llevar como ministra de Acción Social de la provincia a Amalita Fortabat. ¡Me lo contó él, no es un chusmerío que salió por ahí! [sonríe]. Yo tengo mi memoria llena de recuerdos…"

Además de diputado por el Frente para la Victoria (FPV), Jorge Landau es el apoderado del Partido Justicialista desde hace 25 años. La sesión tiene lugar en su oficina, próxima al Congreso Nacional.

–¿Qué es ser "el apoderado"?

–Yo soy el que mueve los papeles, tengo un estudio jurídico. Es una tarea de militante y ad honórem. Bueno, te pagan de otra manera: si soy diputado, mucho tiene que ver con el hecho de ser apoderado, aunque yo era militante desde mucho antes.

–¿Cómo observa este momento del ciclo kirchnerista?

–A la sociedad le cuesta digerir gobiernos que lleven más de diez años. Perón estuvo diez, Menem diez, y aunque Cristina está hace seis, la percepción popular le asigna, por lo menos, diez. Si se repitiera el caudal de votos de agosto, ella retendría el poder político suficiente para sostener los cuatro años.

[Suena su teléfono. Durante la sesión lo llamarán de dos programas de radio. Termina, pide disculpas.]

–¿Le gusta que lo llamen de los medios?

–Sí, la política es la comunicación. Un político que no comunica no existe.

–Pero a usted se lo ve poco, muchos no lo conocen.

–Porque yo no quiero saturar la pantalla. No me interesa.

–¿Tiene problemas de autoestima política?

–[Se ríe] No, porque siento que el haber permanecido diez años al lado de Cristina y Néstor implica que me han tenido confianza.

–¿Cómo anda de papeles el PJ?

–El PJ nacional está con su mandato cumplido y tiene su llamado a elecciones para el 15 de diciembre. Nunca ha habido votación porque siempre los gobernadores justicialistas se ponían de acuerdo y armaban una sola lista.

–Servini de Cubría los intimó a elegir autoridades bajo amenaza de quitarles la personería, pero esto viene de hace rato. ¿Por qué tiene que insistirles tanto?

–El presidente del PJ era Néstor Kirchner, que cuando fallece, genera una contingencia de fuerza mayor, porque generalmente se identifica el poder territorial con el institucional. Cristina no puede materialmente presidir el partido. Y, en realidad, si vos adelantás los tiempos, cuando la Presidenta está ejerciendo el poder, si ungís a alguien en particular, lo que estás haciendo con mucha anticipación es desestabilizar.

–¿Y entonces?

–Quien va a presidir el justicialismo va a ser el próximo presidente. Después del 27 de octubre vamos a tratar de encontrar una fórmula transitoria que facilite la gobernabilidad de Cristina y no genere desestabilización.

–¿Y quién podría presidirlo?

–Se tendrán que poner de acuerdo los gobernadores con la Presidenta. Tienen ganas Capitanich, Scioli, Alperovich… Son muchos los llamados y pocos los elegidos.

–[Foto de Boudou con el cartel de "Lealtad a Cristina"]

–Yo creo que con Boudou han hecho un linchamiento mediático. No está ni procesado.

–Se tuvo que ir Righi, apartaron a un juez, a un fiscal…

–[Con tono agudo] ¡No, pero es el vicepresidente de la Nación! Si me pasara a mí semejante cosa sería distinto.

–Usted dice que no es fácil juzgar a un vicepresidente...

–En ningún país del mundo es tan sencillo poner preso a un presidente o vicepresidente. ¡Andá a EE.UU. a poner preso a Obama! Son absolutamente impunes todos los presidentes. Boudou no está ni procesado. Cuando no se puede atacar al presidente, se ataca al poderoso que está al lado.

–También es más fácil atacar al poderoso de al lado cuando usted estatiza una compañía como Ciccone sin saber de quién es The Old Fund…

–Totalmente de acuerdo. Fue absolutamente irregular todo. Yo he leído cosas de la causa y esto es así. Lo que nunca me quedó claro es el vínculo causal entre Boudou y Ciccone.

–Insisto: si yo tuviera ganas de hacerle una "operación" y usted estatiza de modo tan irregular, la verdad que me la hace fácil.

–¡Pero justamente lo que hizo el Estado fue terminar con esa historia y expropiar Ciccone para pasarlo a la Casa de Moneda! El hecho de que estuviera privatizada la emisión de moneda era un disparate. Un negocio de Menem fue ése, yo lo conozco bien.

–¿Cómo fue?

–Ciccone nació mal, no tenía guita suficiente para desarrollarse y le pidió a Yabrán. Él era el verdadero dueño, porque era una cantidad muy grande que le había prestado. Ciccone siempre andaba con una goma pinchada en la vida económica argentina.

–Y repite el síntoma de la goma pinchada que sale a buscar gomero. ¿Y qué gomero encuentra? The Old Fund, o sea, Vandenbroele. O sea… ¿Boud…?

–[Desoye y sigue] De la única forma que podía terminar ese auto con la goma pinchada es fuera de la ruta.

–Pero ¿de quién es la gomería The Old Fund?

–¡Y qué sé yo! Eso que lo determine la Justicia, los peritos contables…

–[Foto de Sergio Massa]

–Debió haber resuelto sus ambiciones dentro del PJ. Ése es mi principal reproche: haber roto las reglas internas de la fuerza política que le permitieron llegar adonde llegó.

–[Video de Cabandié]

–En un contexto no electoral sería un episodio menor. Su actitud me parece reprochable, fuera de contexto. Ahora, este tipo de situaciones son comprensibles. A mí también me pararon pidiéndome el seguro, yo no tenía el comprobante encima por tener débito automático. Llamé al seguro y pedí que me manden al mail del teléfono una copia para mostrarle al agente. ¡Pero te pone loco una situación así!

–Usted tuvo una salida elegante. Sorprendió que él "chapeara" con una imaginaria tarjeta personal: "Juan Cabandié, hijo de desaparecidos".

–Es absolutamente reprochable. Pero también es cierto que él es hijo de desaparecidos. No hay que hacer caer toda la culpa moral sobre él, es demasiado.

–Hay otro tema que podría ser el más grave: el video salió de la Gendarmería.

–Alguien se robó ese video de un archivo. Un empleado debe haberse apropiado, imaginate, es una papita.

–Pero Cabandié no acusó a un empleado infidente, acusó a la Gendarmería, la fuerza elegida por el Gobierno para mostrar su lucha contra la inseguridad.

–También está este muchacho que había sido el vocero de Gendarmería, [Raúl] Maza. Aparentemente alguien de adentro tomó una copia y se la pasó a la gente de Maza, o a Clarín, para perjudicar al FPV.

–Última: escenario hipotético con el otro Massa, con Sergio, presidente en 2015. Le suena el teléfono desde Tigre: "Jorge, nadie sabe de los papeles del PJ tanto como vos, ¿tomamos un café?".

–[Inspira hondo] Habrá que ver si para ese momento tenemos algo que decirnos. Ahora estamos en plena pelea y no se me pasa por la cabeza.

–Dejamos acá.

Historia clínica

  • Nombre: Jorge Alberto Landau

    Edad: 66

    Ocupación: Abogado, diputado nacional por el PJ, a nivel provincial desde 1988 y nacional desde 1999

    Observaciones

    Muy cordial. Si bien se alinea con el Gobierno y lo defiende, intenta mantener su independencia de criterio y escapar de los clichés
  • MÁS LEÍDAS DE Politica

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.