Stolbizer y Barrionuevo, en una tensa convivencia

El líder gastronómico reveló que desaconsejó la lista inhabilitada; la jefa del GEN, enojada
El líder gastronómico reveló que desaconsejó la lista inhabilitada; la jefa del GEN, enojada Fuente: Archivo
Mariano Obarrio
(0)
14 de julio de 2019  

En medio del conflicto por la inhabilitación de una lista de candidatos porteños, el candidato presidencial Roberto Lavagna padece la convivencia con recelos de dos líneas ideológicas antagónicas en Consenso Federal (CF): el sindicalismo peronista de Luis Barrionuevo y el ala progresista socialdemócrata del GEN, de Margarita Stolbizer , junto al socialismo de Miguel Lifschitz.

Según confirmaron a LA NACION Stolbizer y Barrionuevo, ellos nunca tuvieron contacto entre sí ni tampoco el jefe gastronómico lo tuvo con Lifschitz, aunque sí con el gobernador de Salta y candidato a vicepresidente, Juan Manuel Urtubey.

Como buen peronista conservador, en privado Barrionuevo se refiere cariñosamente a sus socios como "los progres". Respeta el interés de Lavagna en contenerlos, pero hace meses le pidió al candidato mayor espacio para el peronismo y no tanto apoyo a la centroizquierda.

Barrionuevo solo se vincula con el ala progresista a través de Julio Bárbaro y de Carlos Campolongo. Estos conformaron -junto al GEN y al socialismo- la lista de precandidatos a senador, diputados y jefe de gobierno porteño para enfrentar a la lista de Marco Lavagna en las PASO del 11 de agosto. Esa iniciativa encendió el mayor conflicto interno.

Pero la Cámara Nacional Electoral revocó anteayer la lista Progresistas por falta de avales. Y la lista damnificada denunció ayer en un comunicado una "proscripción". Stolbizer reconoció a LA NACION que "existe mucho enojo". Siempre causó curiosidad que Barrionuevo, Stolbizer y Lifschitz apadrinaran una lista común en contra de Lavagna y de su hijo Marco Lavagna. Pero el jefe sindical develó ayer el misterio. Consultado por LA NACION sobre si había negociado con Lavagna, respondió que nunca la apadrinó.

En rigor, la desaconsejó. "Nunca hablé con Lavagna. Le manifesté a Julio [Bárbaro] y a Carlos [Campolongo] que no quería que participen con el GEN y el socialismo. Así fue", dijo Barrionuevo. "Almorzamos los tres y les dije: 'No tienen ninguna posibilidad de nada'", agregó.

También señaló que Marco Lavagna no había querido integrar a otros sectores en su lista y que por ello se formó otra paralela. "Sí es cierto que de parte de Marco no tuvo voluntad de acordar", aseguró a LA NACION.

"Yo no participé de ninguna reunión. Mi interés fue y es Lavagna-presidente y Urtubey-vice. Y trabajo para el proyecto", agregó. "Poné tal cual todo. Bien clarito", pidió Barrionuevo a LA NACION. El jefe gastronómico insistió en que no tiene relación con Stolbizer ni con Lifschitz, aunque tampoco los cuestiona.

"Nunca tuve trato con ellos, no tengo problemas con ellos. Lavagna fue quien manejó la relación. Yo estuve de acuerdo", dijo a LA NACION.

Stolbizer también marcó su distancia con el dirigente sindical. "No conozco a Barrionuevo. Nunca lo he visto. Me adjudicaron un vínculo para dejarme mal parada", dijo la jefa del GEN a LA NACION. "Claro, hicimos lista con Bárbaro y Campolongo que son sus amigos, pero están en la lista por ellos, no por el otro", agregó.

Consultada sobre si conversó con Lavagna para que les permitiera competir en las PASO, la exdiputada fue tajante contra el candidato presidencial. "No hablé con Lavagna. Ellos hicieron todo lo posible para que no compitiéramos. Nos hicieron desaparecer los avales que estaban completos", señaló. "Hay mucho enojo y desánimo total por lo que nos han hecho", agregó la líder del GEN.

Barrionuevo conserva la mejor relación con Lavagna y con su hijo Marco. Mantiene diferencias ideológicas con Margarita y con Lifschitz, pero respeta las decisiones del líder de Consenso Federal. Fuentes del frente confirmaron que Barrionuevo nunca impulsó activamente la lista de Bárbaro y Campolongo.

El lavagnismo intentará convocar ahora a los damnificados de la lista Progresistas para evitar fugas. Barrionuevo seguirá trabajando por Lavagna y por su propia candidatura a diputado por Catamarca y por la de su esposa, la diputada Graciela Camaño, para su reelección.

La lista de Bárbaro y Campolongo le traía ruido con el lavagnismo puro. Barrionuevo y Camaño siempre mantuvieron excelente relación con Marco Lavagna, desde cuando militaban junto a Sergio Massa.

La lista Progresistas emitió ayer un comunicado en el que denunciaron que Marco Lavagna y Matías Tombolini, candidato a jefe porteño, "a través de su mayoría en la Junta Electoral proscribió la participación" de su lista Progresistas 504-B. Subrayaron que la jueza Servini les dio la razón, pero la Cámara "convalidó esa proscripción".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.