Subasta 4G: los grandes ganadores fueron David Martínez y Manzano-Vila

Personal, empresa que intenta comprar el mexicano, se quedó con las mejores frecuencias; los mendocinos entran al negocio
José Crettaz
(0)
2 de noviembre de 2014  

Telecom Personal pagó más caro, pero se llevó la mayor tajada durante las nueve horas de "puja" -12 horas en total, incluido un ensayo- que llevó la subasta de espectro para telefonía 3G y 4G realizada anteayer en Tecnópolis. AMX Claro salió hecho y Telefónica Movistar fue la que menos frecuencias logró. Arlink, propiedad del grupo Manzano-Vila, pasó a retirar lo suyo (el bloque de espectro asignado para el "nuevo entrante" en el negocio móvil), pagó el precio base y se retiró.

Según anunciaron el secretario de Comunicaciones, Norberto Berner, y el subinterventor en la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC), Nicolás Karavaski, el gobierno nacional recaudó US$ 2233 millones. No quedó claro en qué moneda se pagará: el pliego de condiciones exige dólares, pero las circulares aclaratorias (que tienen valor de pliego) permiten pagar en bonos nominados en pesos. Los funcionarios anunciaron además que recién en 15 días se difundirá el resultado de la subasta, que con el sistema de "rondas" se realizó a puertas cerradas en el parque temático del gobierno nacional.

Según pudo saber LA NACION, Personal se quedó con el lote 8, de 50 MHz (20 MHz en la banda del 700 y 30 MHz en la de 1700) y pagó US$ 602 millones; Claro, con el lote 9, también de 50 MHz (30 MHz en 700 y 20 en 1700), y pagó US$ 590 millones, y Telefónica, a cambio de US$ 427 millones con el lote 10, que en total tiene 40 MHz, es decir, diez menos que sus dos competidores. Por el tipo de frecuencias, la ubicación y la limpieza de la banda, Personal pagó más, pero se quedó con el mejor lote. La estrategia de Telefónica parece ser otra: gastará menos, tiene una mejor red -en los últimos meses consiguió nuevos sitios donde instalar radiobases- y consideraría suficiente el espectro que tendrá, entre el que ya opera y el que subastó.

Personal es la operadora móvil del grupo Telecom, cuyo accionista principal es Telecom Italia, acompañado en minoría por el grupo Werthein y el recién ingresado Fintech, del mexicano David Martínez (también accionista de Cablevisión y uno de los mayores tenedores de bonos de la deuda argentina reestructurada).

Telecom Italia (cuya facturación en 2013 fue de 23.407 millones de euros) tiene en venta su participación en la operadora argentina desde hace meses. Una oferta de compra por parte de Fintech por unos US$ 900 millones fracasó debido a la demora de las autoridades argentinas en aprobar la transacción. Como eso ponía en riesgo la participación de Personal en la licitación de 4G (clave para el futuro de la empresa), Fintech retiró la propuesta y decidió comprar sólo el 17% y hacer una oferta por el resto de las acciones que le permitirán controlar la compañía y que quedará supeditada a la aprobación oficial.

Personal también obtuvo un lote de espectro 3G clave para mejorar fácil y rápidamente las comunicaciones actuales, de muy mala calidad en todas las operadoras. Además, si el Congreso aprueba el proyecto de ley de telecomunicaciones, Fintech no tendrá que vender su participación en Cablevisión. El proyecto oficial "exceptúa" a las telefónicas de cumplir con el artículo de la ley de medios que les prohibía dar TV por cable. Esa cuasi derogación también beneficia a Telefónica de España, que ahora podrá retener Telefé y no afectará la adecuación de Radio Continental (donde también tiene intereses a través de su participada Grupo Prisa) y a Claro, del poderoso Carlos Slim, también mexicano.

Martínez, que se caracteriza por comprar empresas endeudadas o en problemas, recomponerlas y venderlas, tuvo siempre una excelente relación con los Kirchner, a quienes asesoró en varios tramos de la negociación con los fondos buitre. En sus balances, Personal declara una buena cantidad de bonos nominados en pesos con vencimiento en 2015, los mismos que el gobierno aceptaría para pagar el espectro. Una fuente que participó de la subasta afirma que el espectro se pagará 50% en pesos y 50% en dólares.

Otro hombre cercano a los Kirchner es José Luis Manzano, ex diputado y ministro menemista. Ese vínculo se gestó a principios de los años 90 y nunca se cortó. Manzano, reconvertido en empresario y asociado a su comprovinciano Daniel Vila, mantuvo viva la relación incluso cuando su socio acusó al Gobierno de "parecer una dictadura", cuando impulsó la ley de medios en 2009. Ahora, con Arlink, proveedora de Internet de su cableoperadora Supercanal (cuyo concurso de acreedores aún no se cerró), Manzano-Vila accede al negocio de la movilidad. Y todos los ojos vuelven sobre Nextel, que podría proveerles de los sitios necesarios para desplegar la red 4G.

La subasta fue celebrada como un éxito por Berner y Karavaski, dos referentes de la agrupación ultrakirchnerista La Cámpora. De hecho, el interventor de la CNC desde 2004, Ceferino Namuncurá, no apareció en el acto ni en la propaganda difundida por la Secretaría de Comunicaciones.

2233

millones de dólares

Es el monto recaudado por el Gobierno en la subasta de espectro para 3G y 4G

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.