Surge el gremio de pilotos de Latam para contrarrestar el poder del sindicalista Biró

Con el sindicato de pilotos de Latam surge un nuevo actor en el mapa gremial aeronáutico
Con el sindicato de pilotos de Latam surge un nuevo actor en el mapa gremial aeronáutico Fuente: Archivo
Nicolás Balinotti
(0)
1 de noviembre de 2019  • 09:51

A pesar de algunas resistencias internas en el Ministerio de la Producción y el Trabajo, Dante Sica habilitó ayer formalmente la creación de la Unión de Pilotos de Aviadores de Latam. Se trata de un sindicato exclusivo por empresa y que surge a partir de la feroz interna que fracturó a la Asociación de Pilotos (Apla), que encabeza Pablo Biró, el sindicalista del sector que se opuso más férreamente a la gestión aerocomercial del macrismo.

La creación del nuevo sindicato se conoció ayer en el Boletín Oficial, a partir de la resolución 1138/2019. Le otorga un plazo de diez días a los impulsores de la nueva organización para conformar la entidad.

Desafiado internamente por los pilotos de Latam, Biró convocó hace casi dos meses a una asamblea de Apla para determinar medidas de protestas. Pero por entonces el resultado no fue el esperado: fue rechazada una de las mociones puestas en debate para expulsar del gremio a los tres pilotos de Latam que habían participado del primer vuelo interchange a Miami, que habilita la utilización de aviones con matrícula extranjera pero que utilicen mantenimiento y tripulación argentina.

Se trataría de los pilotos Diego Meyer, Fernán Aras y Fabián Pérez. Biró les apuntó a sus colegas por querer formar un "sindicato amarillo" (por empresa), algo que ya se dio en algunas low-cost bendecidas por el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich.

Antes de avanzar en la creación de un sindicato único para Latam, Meyer, Aras y Pérez tendieron puentes con sus colegas aeronáuticos Alejandro Botana y Federico Granelli para asesorarse en el tema. Botana es elexjefe del gremio Uala (pilotos de Austral) y es ahora referente del sindicato por empresa de Norwegian, una low-cost. Granelli, en tanto, es un piloto de Flybondi que anteriormente era comandante de MacAir y que ahora es referente del gremio de la otra low-cost.

"Inscríbese en el Registro de Asociaciones Sindicales de Trabajadores a la Unión de Pilotos de Aviadores de Latam, con domicilio en calle Virrey Cevallos N° 592 Piso 5°, departamento 11, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con carácter de Asociación Gremial de primer grado, para agrupar a los trabajadores que presten servicios en relación de dependencia como pilotos de línea aérea, en la empresa Lan Argentina SA", dice el artículo 1° de la resolución oficial que lleva la firma de Sica y del secretario de Trabajo, Lucas Fernández Aparicio.

Los pilotos que están detrás del nuevo sindicato prefieren por ahora mantener el perfil bajo, según las consultas que hizo la nacion. Biró, en tanto, prefirió no hacer comentario al respecto.

Matías Cremonte, presidente de la Asociación de Abogados Laboralistas, señaló: "Los trabajadores tienen el derecho de conformar los gremios que estimen convenientes. Lo que no tiene que ver con la autonomía colectiva es cuando el sindicato es promovido por la patronal y es resultado de un trámite exprés por el Estado. Responde así más alos interéses de la empresa que al de los trabajadores".

Ahora, con el aval de Sica, surge un nuevo actor en el mapa gremial aeronáutico, lo que evidencia la diversidad en el sector, con tres gremios de pilotos (Apla, Uala y ahora el de Latam) para un universo laboral reducido, con 1600 trabajadores activos, aproximadamente.

Hasta julio de este año, durante la gestión del presidente Mauricio Macri, se crearon 27 asociaciones sindicales inscriptas oficialmente, lo que elevó el número total de organizaciones de trabajadores a 3389, según la agencia Noticias Argentinas. De acuerdo a los datos de la Dirección Nacional de Asociaciones Sindicales, en la Argentina existen hoy 3261 sindicatos, 109 federaciones y 19 confederaciones.

Además, 1672 tienen personería gremial es decir, que pueden intervenir en negociaciones colectivas y administrar sus propias obras sociales, tal como lo establece la Ley 23.551, mientras que los 1717 restantes cuentan con inscripción gremial simple.

En el último mes de gestión de Carlos Tomada, durante el kirchnerismo, el entonces Ministerio de Trabajo publicó en el Boletín Oficial 33 disposiciones sobre inscripciones y personerías gremiales. La de más alto impacto fue la de darle curso al expediente que autorizaba la agremiación de los metrodelegados por fuera de la UTA. Fue una decisión que generó tensiones con Roberto Fernández, el jefe de los colectiveros, que judicializó la disputa.

En el libro La trama gremial 1983-1989, Crónicas y testimonios, los periodistas Santiago Senén González y Fabián Bosoer cuentan con detalles cómo fue la transición del gobierno de Raúl Alfonsín y el de Carlos Menem. Relatan que Ideler Tonelli, el ministro de Trabajo del expresidente radical, les dijo que cerraba el ministerio diez días antes del cambio de mando porque los gremialistas habían aprovechado la circunstancia para pedir inscripciones gremiales o modificaciones estatutarias. Unos 30 años después, siguen los mismos pedidos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.