Tensión con Jair Bolsonaro: Brasil podría no enviar a nadie a la asunción de Alberto Fernández

Jair Bolsonaro
Jair Bolsonaro Crédito: DPA
Alan Soria Guadalupe
Marcelo Silva de Sousa
(0)
8 de diciembre de 2019  • 23:35

La asunción de Alberto Fernández tendrá como invitados diplomáticos a figuras de un amplio crisol político, lo que reafirmará la línea "desideologizada" que el presidente electo buscará adoptar en su política exterior. Sin embargo, en la ceremonia habrá ausencias notables.

Desde representantes de Donald Trump y del gobierno de Cuba hasta el presidente electo de Uruguay, Luis Lacalle Pou, y el mandatario chileno, Sebastián Piñera, la lista de invitados toma forma a medida que se acerca la fecha del traspaso, pero también volvió a quedar en duda una representación de peso: por una supuesta orden de Jair Bolsonaro, Brasil no tendría representación en la asunción de Fernández, según pudo saber LA NACION.

"Salvo que haya algún imprevisto, no irá nadie", dijo este domingo una calificada fuente del gobierno de Bolsonaro. El anuncio lo haría oficial hoy la presidencia brasileña y significaría una marcha atrás luego de que fuera confirmado el ministro de la Ciudadanía, Osmar Terra, que de por sí era señalado como un funcionario "menor" en el gabinete de Bolsonaro.

La decisión partiría del enojo del mandatario brasileño con Fernández, profundizado en los últimos días por el encuentro del presidente electo con diputados de la oposición brasileña en Buenos Aires. En la comitiva que se reunió el jueves con Fernández estaba, entre otros, el líder del Partido de los Trabajadores en la Cámara, Paulo Pimenta. La determinación de no enviar a ningún emisario comenzó a madurar ese día mientras Bolsonaro estaba en la Cumbre del Mercosur.

Tampoco viajará a la Argentina la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, que ocupó el sillón de Evo Morales tras su renuncia.

Áñez no fue invitada por el gobierno saliente ni el entrante pese a que días atrás había expresado la importancia de las relaciones bilaterales. Ayer, Áñez se refirió públicamente al traspaso de mando, evitó tomarlo como un desaire y aseguró que no la afecta. "Me resulta indiferente -dijo-. No me hubiera sentido cómoda. Ellos [por el Frente de Todos] tienen una afinidad ideológica que yo no comparto".

Las condiciones en las que Áñez llegó al poder y el reconocimiento de su investidura provocaron roces entre el macrismo y Fernández.

Morales, por su parte, transmitió su deseo de participar de la transición, pero todavía no está confirmado si viajará. Según supo LA NACION de fuentes diplomáticas, el exmandatario -que se exilió en México y que recientemente viajó a Cuba para un chequeo médico- vendría al país junto a su exvicepresidente Álvaro García Linera, pero su llegada podría darse después del 10.

No viajará el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y tampoco lo hará Juan Guaidó, reconocido por el macrismo como presidente encargado.

En tanto, Piñera confirmó su participación. Pese a que su país atraviesa una crisis política que forzó a las autoridades a convocar a una asamblea constituyente, el presidente chileno viajará mañana a Buenos Aires y volverá a su país en el mismo día. En lo que será su primer viaje al exterior desde el estallido de la revuelta social, no se descarta que durante su estadía en la ciudad mantenga una reunión bilateral con Fernández.

En un gesto de Trump al futuro gobierno, la Casa Rosada anunció que viajará a Buenos Aires el funcionario de mayor jerarquía para América Latina. Se trata del director para el Hemisferio Occidental del Consejo Nacional de Seguridad, Mauricio Claver-Carone, con quien Fernández ya mantuvo un encuentro en su último viaje a México.

La comitiva norteamericana será nutrida. Viajarán el secretario de Salud, Alex Azar, y otros altos funcionarios de Washington.

La jura de Fernández también contará con la presencia del presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, quien arribó este domingo a Buenos Aires. Raúl Castro también fue invitado.

En lo que respecta al resto de la región, ya confirmó que viajará Lacalle Pou, que asumirá la presidencia de Uruguay en marzo, así como también fue invitado el actual mandatario, Tabaré Vázquez.

El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, también viajará.

Entre las delegaciones internacionales habrá un alto funcionario chino. Será Arken Imirbaki, vicepresidente del Comité Permanente de la Asamblea Nacional Popular, tercero en la línea de sucesión del gobierno de Xi Jinping.

Mientras se confecciona la lista de confirmados, hasta ahora no se espera que participen mandatarios europeos, pero sí habrá enviados especiales o representantes diplomáticos aquí. Hasta ahora, se confirmó la presencia de representantes del Reino Unido y Francia.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.