Un financista del "Lázarogate", en problemas con la justicia italiana

Un director de la firma Aldyne podría pasar más de siete años en prisión por lavado y estafa
Hugo Alconada Mon
(0)
27 de agosto de 2013  

Otra sombra se cierne sobre el "caso Báez". Un fiscal italiano pidió una condena efectiva de prisión contra uno de los pocos rostros visibles que aparecen en el complejo entramado de sociedades que rodean al empresario patagónico Lázaro Báez.

El fiscal Antonio Bianco solicitó siete años y cuatro meses de prisión para el financista ítalo-suizo Giampiero Addis Melaiu por liderar una supuesta asociación ilícita destinada a lavar dinero y cometer fraudes y desfalcos por cerca de 50 millones de euros, según informó la prensa. Ya arrastraba una condena por tráfico internacional de armas.

Addis Melaiu figura como uno de los dos directores de la sociedad Aldyne, un eslabón clave en las islas Seychelles entre la firma suiza Helvetic Services Group y una red de 148 empresas fantasma que los investigadores argentinos sospechan que habría lavado millones de dólares de Báez alrededor del mundo.

El juicio penal que afronta Addis Melaiu en Italia, sin embargo, no representa una novedad para el financista. En 2007 fue condenado por su rol en un tráfico de armas y en 2009 afrontó reclamos tributarios de los fiscos italiano y suizo por otra firma, domiciliada en Las Vegas.

Tras el estallido del Lázarogate en la Argentina, en tanto, la firma Aldyne, en la que aparece Addis Melaiu, ordenó el cierre de al menos cinco de esas 148 sociedades, según reveló el diario Clarín días atrás. Dio de baja a Tower House, Cambridge House, Westley José y Mayward Properties. Acaso con el objetivo de comenzar a borrar pruebas y dificultar el seguimiento de la ruta del dinero.

"Esquema Ponzi"

Frente a la justicia italiana, sin embargo, Addis Melaiu afronta nuevas y más serias dificultades como "il capo" de la firma General Dinamics (Gd) Consulting. El tribunal rechazó su petición para afrontar un juicio abreviado por su presunto rol en una asociación ilícita. De haber aceptado su solicitud, su condena se habría reducido en un tercio.

A ese primer traspié el financista pronto sumó otro que lo hundió aún más. Otros dos acusados, Roberto Bortolotto y Pietro Neri, negociaron condenas a 5 años de prisión en juicios sumarios a cambio de colaborar con las autoridades.

Para Corrado Zasso, un abogado que representa a cerca de 100 damnificados por Addis Melaiu, el financista "sin ninguna duda" montó una estafa basada en el "esquema Ponzi". Es decir, la captación de inversores con la promesa de fuertes ganancias basadas en elevadas tasas de interés que en realidad cubre con nuevos clientes. Hasta que se corta la cadena.

Según Carlo Broli, otro abogado de decenas de perjudicados, Addis Melaiu fue la "mente" en un entramado con derivaciones en Italia, Suiza, Panamá y otros paraísos fiscales por al menos 50 millones de euros, pero que sólo invirtió 7 millones.

Addis Melaiu se encuentra ahora excarcelado, a la espera de que el 1° de octubre, tras la feria judicial de verano en Italia, comience la fase final de su juicio oral ante el tribunal integrado por Sergio Trentanovi, Antonella Coniglio y Elisabetta Scolozzi. Tras los alegatos, la sentencia podría llegar en noviembre.

Armas, dinero y paraísos fiscales

Italia y Suiza investigan al operador por varios delitos

  • Giampiero Addis Melaiu

    Director en Aldyne
  • Profesión: financista

    Edad: 42 años

    Origen: Italia

  • En Europa

    Condenado en 2007 por tráfico internacional de armas, ahora podría pasar siete años en prisión por lavado
  • En la Argentina

    La firma Aldyne, en la que figura como director, es eslabón clave entre la sociedad suiza Helvetic Services Group y Lázaro Báez
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.