Un grupo encabezado por Grabois ingresó por la fuerza a una empresa de Clarín

"Está buscando votos para Cristina", dijeron en la agrupación, donde crecen las críticas al dirigente
"Está buscando votos para Cristina", dijeron en la agrupación, donde crecen las críticas al dirigente
Alan Soria Guadalupe
(0)
17 de diciembre de 2018  • 16:45

Fue una escena de violencia inesperada. Militantes de un sector de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) encabezados por el dirigente social Juan Grabois ingresaron por la fuerza a las inmediaciones de Eltrece, perteneciente al Grupo Clarín , en reclamo de que la empresa Cablevisión incorpore las señales Barricada TV y Pares TV a su grilla de canales.

Según el relato de los testigos y de miembros de la organización, un grupo reducido de manifestantes ingresó sin autorización a Artear por el estacionamiento del edificio, en Lima al 1200.

"Estamos en la puerta del Grupo Clarín acompañando a los medios comunitarios para reclamar la incorporación de @barricadatv en la grilla de Cablevisión, como lo establece la ley de medios y la reglamentación vigente", escribió Grabois en su cuenta de Twitter durante la protesta, que generó reacciones negativas incluso en la propia CTEP, donde otros dirigentes indicaron que esa parte de la manifestación no estaba prevista.

Tras unos minutos de tensión, los manifestantes se retiraron del lugar pasadas las 14, luego de entregar un petitorio a las autoridades del canal, quienes asociaron el incidente a los momentos más álgidos del enfrentamiento del kirchnerismo con la prensa. "La intrusión se hizo a un canal que no tiene nada que ver con el reclamo. El canal hace contenidos, no es distribuidor de señales", dijeron a LA NACION en la empresa.

El nivel de violencia de la protesta generó además la condena del empresariado periodístico y de quienes defienden la libertad de prensa.

La Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA), por ejemplo, manifestó en Twitter su "repudio" a lo que hizo el grupo encabezado por Grabois.

Fuentes del mercado, en tanto, indicaron que "sorprendió que fuera una protesta al Grupo Clarín, cuando el resto de los operadores de TV paga tampoco tienen esos canales" en sus grillas. "Eso da a sospechar que hay una intencionalidad política detrás", señalaron.

Llamativamente, en el mismo sentido se expresaron algunos sectores de la CTEP, que dejaron trascender un fuerte y creciente malestar con Grabois, quien la semana pasada estuvo en el Vaticano para participar de seminarios.

"Está buscando votos para Cristina". Con esa frase describieron dirigentes de la agrupación la protesta que encabezó el líder piquetero.

Los sectores mayoritarios de la confederación aseguraron a LA NACION que "no estaba previsto" manifestarse en la puerta del canal y afirmaron que Grabois -actual cara visible de la CTEP- se desvió del plan original, que limitaba la protesta solo al Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom).

Sin embargo, desde el sector de comunicación de la agrupación ratificaron que la protesta fue "consensuada" por todos los miembros.

La actitud de Grabois profundizó un poco más el malestar dentro de la organización que integra, que ya se había hecho notar tras el fuerte acercamiento que exhibió el líder del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) a Cristina Kirchner.

"Nos enteramos por los medios. La protesta [en las inmediaciones de Eltrece] la impulsó solo el sector de él, que es minoritario", cuestionó en diálogo con LA NACION un dirigente que también se mostró sorprendido por lo ocurrido.

"La idea original era acompañar a Grabois al Enacom para pedir por la incorporación de Barricada TV y Pares TV a la grilla de canales. No estaba previsto ir al canal", dijo, ofuscado, un secretario de una de las agrupaciones que conforman la confederación. "Barricada TV lo hace Patria Grande", deslizó sobre el grupo que estuvo reunido el viernes último con Cristina, a quien calificaron de "precandidata".

"En Atlanta no hubo este tipo de planteos", cerró, en referencia a la cumbre de movimientos sociales que se hizo en ese estadio pocos días antes del G-20.

Los referentes de la CTEP habían presentado la semana pasada una demanda contra Cablevisión y Telecentro por "violar el derecho a la libertad de expresión y el derecho de las audiencias a estar informadas". La medida cautelar recayó en el Juzgado Contencioso Federal N° 9, a cargo de Pablo Cayssials.

Por lo pronto, el Enacom también condenó la protesta, a la que vincularon con una movida política sin fundamentos.

"Es un reclamo político que no tiene que ver con las políticas que se tienen con el sector comunitario. Lo que hizo el Enacom con ese sector es más de lo que hizo la gestión anterior", dijo a LA NACION Silvana Giudici, titular del Enacom.

Según la funcionaria, las señales en cuestión emiten en televisión abierta porque el Gobierno las autorizó. "Nosotros le dimos la licencia. El reclamo ante un privado lo pueden hacer, pero este nivel de violencia es completamente ilegítimo. Las señales están ejerciendo su derecho [de transmitir en televisión]", agregó.

El organismo explicó en un comunicado que entre 2016 y 2018 "se efectuaron pagos correspondientes al Fondo de Fomento Concursable por más de 107 millones de pesos destinados a medios comunitarios, pueblos originarios y medios de frontera". Según Giudici, el sector que realizó la protesta recibió en ese plazo más de 5 millones de pesos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.