Un testaferro de Muñoz quiere ser arrepentido

Carlos Gellert permanece detenido por haber participado de las maniobras de lavado
Candela Ini
(0)
16 de enero de 2019  

La investigación de la causa de los cuaderno s sigue enfocada en las maniobras de lavado de dinero de Daniel Muñoz , el exsecretario de Néstor Kirchner , y ayer sumó la declaración de un imputado que quiere ser arrepentido.

Se trata de Carlos Gellert, uno de los acusados de ser testaferro de Muñoz, quien fue detenido en la frontera entre México y Estados Unidos, y trasladado a la Argentina a fines de noviembre. Está sospechado de haber sido uno de los intermediarios para la compra y venta de propiedades e inmuebles del exsecretario privado de Néstor Kirchner en los Estados Unidos, a través de un circuito de sociedades offshore.

Gellert es primo de Carolina Pochetti, la viuda de Muñoz. También es hijo de la exdiputada Blanca Blanco (Frente para la Victoria), exesposa del exgobernador Daniel Peralta. Pidió convertirse en imputado colaborador y ayer asistió a los tribunales de Comodoro Py para declarar frente a los fiscales Carlos Rívolo y Carlos Stornelli . En caso de convertirse en imputado colaborador, obtendría la libertad.

Junto a Sergio Todisco, Elizabeth Municoy, Carlos Temístocles Cortez, Carolina Pochetti y Perla Puentes Reséndez, Gellert es quien podría esclarecer cómo fueron las operaciones de lavado de dinero en el exterior.

Gellert, su pareja Perla Puente Reséndez, Todisco y Municoy fueron titulares de unas quince sociedades, creadas entre 2010 y 2015 para adquirir inmuebles en Miami y Nueva York. En febrero de 2015, nueve de esas sociedades, que se encontraban a nombre de Todisco y Municoy, pasaron a estar bajo la titularidad de Reséndez.

Según se había indicado en la resolución emitida por Bonadio al dictar procesamientos en septiembre del año pasado, "la constitución de dichas sociedades tuvo por finalidad la adquisición de bienes inmuebles, registrándose un total de diecisiete propiedades, quince situadas en Miami, Florida, y las dos restantes en Nueva York, Estados Unidos de Norteamérica". A través de esas sociedades se compraron y vendieron las propiedades por un monto aproximado de 70 millones de dólares.

Todisco y Municoy ya declararon como arrepentidos en esta causa y fueron excarcelados. Brindaron los nombres de las empresas utilizadas para vender los inmuebles y señalaron a las personas que las motorizaron.

Así se tomaron decisiones en la causa alrededor del destino de los fondos de Muñoz, y entonces quedó detenido Juan Manuel Campillo, el exministro de Hacienda de Santa Cruz, quien todavía no fue aceptado como arrepentido.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.