Víctor Hugo Morales: “Trabajo desde hace meses por la tercera parte de mi sueldo”

El salario del relator en Radio Continental fue embargado por la Justicia; su programa Bajada de Línea no seguirá en Canal 9 el año próximo; Mariano Closs asoma como reemplazante
José Crettaz
(0)
11 de diciembre de 2015  • 17:26

Víctor Hugo Morales está enojado. Entre lo que el Estado nacional le descuenta por el impuesto a las ganancias y el embargo ordenado por la Justicia en el juicio que perdió frente a Cablevisión por la emisión ilegal de un partido Boca-Real Madrid en 2002 sus ingresos se redujeron a una tercera parte. "Trabajo ya hace unos meses por la tercera parte de mi sueldo. Soy un trabajador de Magnetto [Héctor, CEO del Grupo Clarín] y de la AFIP. Me da bronca porque pago por un fallo que castigaba también a otros, un fallo injusto y vergonzoso. Tanto como la corporación judicial es vergonzosa. Pero me resigno porque en algún sentido vale la pena. No me quejo de lo de la AFIP, aunque sea muchísimo. Me quejo de que los dos se toman del bruto, y entonces el zarpazo es tremendo", contó hoy en su programa La Mañana, tras cuestionar duramente al presidente Mauricio Macri por la presencia de Magnetto en la gala del Teatro Colón.

Aunque no lo contó al aire, Morales –que tiene contrato con Radio Continental hasta fines de 2016– intentó rehacer su vínculo contractual con la emisora mediante un acuerdo en el que su nombre fuese reemplazado por el de su esposa, pero la radio no habría aceptado aún a pesar de que el relator amenazó con renunciar. Además, tal como él mismo lo reconoció al aire y atribuyó a su posicionamiento político, de los ocho espacios publicitarios que le corresponden por contrato sólo tiene comercializados actualmente dos.

Además de La Mañana, una coproducción con la radio, Morales lidera el equipo deportivo de la emisora. El periodista tiene contrato con la radio por un año más, pero en la emisora ya se conoce la incorporación de una nueva figura para las transmisiones deportivas: Mariano Closs, que proviene de AM América, radio del grupo Szpolski-Garfunkel que está en una profunda crisis financiera. Para Closs –cuya incorporación contaría con el Ok de Morales– es el regreso a una casa en la que ya estuvo en 1989, cuando sólo tenía 18 años.

Fuera de su tarea en Continental, Morales trabaja desde hace años en el canal multiestatal Telesur, del que la República Argentina es accionista minoritaria;y en los también estatales argentinos DeporTV y FM Nacional Clásica –ahora integrantes del flamante Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos–. Más recientemente se incorporó a TV Universidad, el canal de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP. Según el relator y algunos de sus colaboradores, en algunos de estos casos, su tarea es ad honorem.

Además, Morales conducía desde 2010 su propio periodístico en Canal 9, "Bajada de Línea". La emisora confirmó extraoficialmente que ese espacio no continuará el año próximo. De espaldas a la ley de medios, Continental y dos FM (40 Principales e Imagina) propiedad del grupo español Prisa están siendo fusionadas con Canal 9 y tres FM(Aspen, Arpeggio y RQP) del grupo Albavisión, propiedad del empresario mexicano Remigio González. Prisa y Albavisión repiten en Argentina un acuerdo de asociación que ya aplican en Chile y que les está reportando buenos resultados por los ahorros de costos y la mayor eficiencia en la comercialización de espacios publicitarios.

Cablevisión, cuando aún no era controlado por el grupo Clarín, le inició una demanda a Víctor Hugo por difundir en Desayuno, su programa de Canal 7, la final intercontinental para la cual la cableoperadora tenía derechos exclusivos. El relator, su productor y el canal perdieron esa demanda, que llegó hasta la Corte Suprema, y deben pagarle a la empresa 3 millones de pesos. Para ejecutar esa deuda, la Justicia le embargó sus ingresos y hasta realizó un operativo en su casa para valuar sus bienes.

Con su particular mirada de la realidad, Morales contó buena parte de esta historia en su último libro, "El rebenque del diablo", sucesor de otros dos títulos siempre autobiográficos: "Mentime que me gusta", y "Audiencia con el diablo". En estas obras, el diablo es siempre Héctor Magnetto, CEO del grupo Clarín, que ya demandó al relator por calumnias e injurias en un proceso civil que avanza a paso firme y que podría complicar aún más la situación económica del periodista uruguayo.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.