Virtual empate en Diputados: ninguna fuerza tendrá mayoría propia

El mendocino Alfredo Cornejo será uno de los nuevos referentes opositores en Diputados
El mendocino Alfredo Cornejo será uno de los nuevos referentes opositores en Diputados Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar
Laura Serra
(0)
28 de octubre de 2019  • 00:17

El flamante presidente electo, Alberto Fernández, recibirá una Cámara de Diputados virtualmente empatada entre las dos principales fuerzas en pugna, el Frente de Todos (la coalición que lo llevó al triunfo) y Juntos para el Cambio. Ninguna de las dos bancadas tendrá mayoría propia en el recinto, por lo que el futuro oficialismo deberá depender del aporte de los bloques provinciales (algunos de los cuales ya expresaron su adhesión al Frente de Todos) y de otras fuerzas menores para arrimarse al número mágico de 129 legisladores que marcan el quórum y la mayoría.

La sorpresiva mejora electoral de Juntos para el Cambio respecto de las PASO del 11 de agosto pasado, que le permitió reducir a la mitad la diferencia con el Frente de Todos, le quitó al peronismo el envión esperado, lo que se traducirá en una menor representación legislativa en la Cámara baja respecto de las primeras previsiones. Según los datos del escrutinio provisorio, el Frente de Todos contará a partir de diciembre próximo con un bloque que rondará los 120 miembros, mientras que Juntos para el Cambio que, pese a su derrota, engrosará su bloque con 119 integrantes. Un virtual empate.

Este fenómeno obedece, en buena parte, a la fuerte polarización electoral entre las dos principales coaliciones en detrimento de las terceras fuerzas, las cuales quedarán diluidas en la Cámara baja a partir de la próxima renovación parlamentaria. Estas terceras fuerzas "neutrales" fueron las que, durante la gestión de Macri, actuaron como fiel de la balanza a la hora de sancionar las leyes.

El pobre desempeño electoral de Consenso Federal, de Roberto Lavagna, sumado al corrimiento de Sergio Massa y de los gobernadores peronistas al Frente de Todos en apoyo de Fernández, contribuyen a esta polarización legislativa. Así, el otrora bloque del peronismo no kirchnerista quedará reducido a prácticamente la mitad a partir de diciembre próximo.

Provincia por provincia

En estas elecciones generales se pusieron en juego 130 bancas; de este total, el Frente de Todos se alzaba, al cierre de esta edición, con 68 escaños, la mitad; buena parte de esta cosecha responde a su buen desempeño en Buenos Aires, donde obtuvo 19 de las 35 bancas.

La coalición que llevó al triunfo a Fernández ganó en casi todas las provincias, pero Juntos por el Cambio, que se lleva 56 de las bancas en juego, pudo descontar en los distritos más populosos, salvo Buenos Aires. En efecto, el actual oficialismo triunfó en la Capital (donde se alzó con 8 de las 12 bancas en juego), Córdoba (que ganó 6 de los nueve escaños) y Mendoza, donde el gobernador Alfredo Cornejo, primer candidato a diputado nacional, revirtió la derrota en las primarias. Allí, Juntos por el Cambio se llevó 3 de las 5 bancas en juego.

La otra gran sorpresa fue Santa Fe donde Juntos por el Cambio se alzaba con 5 de las 10 bancas en juego gracias a una mínima diferencia a su favor frente al peronismo, que había ganado en la provincia tanto en las elecciones primarias como a gobernador.

Las malas noticias vinieron de Jujuy y de Corrientes, dos provincias comandadas por el radicalismo: en ambos distritos se impuso el Frente de Todos, tal como lo había hecho en las primarias de agosto pasado.

El frente Consenso Federal, por su parte, perderá caudal de diputados con la próxima renovación parlamentaria. Sus dos principales referentes, Marco Lavagna y Pablo Kosiner no pudieron renovar sus bancas en sus respectivos distritos, Capital y Salta. En Buenos Aires, sin embargo, el lavagnismo pudo sumar dos diputados con Graciela Camaño a la cabeza.

También fue pobre la elección del Frente de Izquierda, que no cosechó legisladores y perderá representación parlamentaria a partir de diciembre.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.