Zannini editó la letra chica de la reforma electoral

Participaron de la redacción Randazzo, Tullio, Landau y Alberto Pérez
Participaron de la redacción Randazzo, Tullio, Landau y Alberto Pérez
Juan pablo Morales
(0)
17 de abril de 2011  

Carlos Zannini fue el jefe de los redactores. El influyente secretario legal y técnico de la Presidencia amaneció la semana pasada obsesionado con el papel urgente que ya tenía asignado: controlar cada coma de la reglamentación de la reforma política para que el Gobierno pudiera reordenar el reparto publicitario electoral, redefinir las boletas y, sobre todo, habilitar las listas colectoras.

El funcionario de mayor confianza de la Presidenta inició la tarea allanando el camino político. El lunes pasado organizó con ella el encuentro de último momento con Daniel Scioli, que también estaba obligado a presentar su reglamentación bonaerense. En Balcarce 50 querían evitar sorpresas. A solas, a Cristina Kirchner le bastó con enumerar las prioridades: las normas nacional y provincial debían salir juntas, decir lo mismo y habilitar el mecanismo para las colectoras. Scioli asintió. Quedaba menos de una semana para terminar de redactarlo.

La tarde del día siguiente, Zannini citó en su despacho al jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez. Lo instruyó en los detalles técnicos para ajustar los únicos artículos que no debían tener una sola falla: los que hablaban de las "listas de adhesión". El principal asesor en ese ítem había sido el apoderado del PJ, Jorge Landau. El año pasado, el diputado le había acercado a Néstor Kirchner el mecanismo que aprovechaba un "vacío legal" de la ley de reforma política. Al final, el artículo 15 de la reglamentación lo tradujo en una fórmula a prueba de impugnaciones: "Pueden establecerse acuerdos de adhesiones de boletas de diferentes categorías para las elecciones generales, con otras agrupaciones políticas no integrantes de la alianza".

Pérez se llevó el modelo a La Plata, lo copió y lo convirtió en el último artículo de la reglamentación bonaerense, el 24. Participaron de los retoques el subsecretario de reforma política, Isidoro Laso, y el subsecretario de Gobierno, Juan Pablo Alvarez Echagüe.

Los otros decretos

Pero ése no fue el único desvelo. También hubo control sobre los otros dos decretos clave: uno que modificó las boletas electorales y otro que reordenó el reparto de la publicidad electoral y que ya genera quejas entre los líderes de la oposición.

En la confección de las boletas, el redactor clave fue el ministro del Interior, Florencio Randazzo. También participó el secretario de Asuntos Políticos y Electorales, Eduardo Di Rocco. Diseñaron las boletas nuevas y hasta se hicieron algunos modelos. Los cambios serán notorios. El propio Randazzo usó esas modificaciones como argumento para intentar convencer a los intendentes del conurbano de que la utilización de colectoras no los va a perjudicar tanto. "Las boletas van a tener colores y fotos de los candidatos. Se van a diferenciar bien", supo espetarles a algunos barones incrédulos, con las nuevas boletas en la mano. La letra chica de esas modificaciones esta semana también pasó por el ojo revisor de Zannini.

El último de los decretos, que modificó el reparto de la publicidad electoral, tuvo otro redactor: el director electoral, Alejandro Tullio. Esa parte de la reglamentación fue la más extensa, la más intrincada y también la más controversial.

Bajo la estricta supervisión de la Casa Rosada, Tullio pulió el reordenamiento del reparto público de la publicidad en los medios audiovisuales. El gasto privado está prohibido. La mitad de los minutos de aire se repartirá por sorteo y la otra mitad de acuerdo con los votos en las últimas elecciones. Un detalle alarma a los opositores: el Gobierno correrá con ventaja porque no tendrá restricciones para difundir sus actos de gestión. Un hombre crucial del Gobierno ayer tuvo una curiosa explicación para justificarlo: "Y sí, es un beneficio real que aprovechará este Gobierno. Pero, en el futuro, sin embargo, tal vez, lo puedan aprovechar otros".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.