Crean casas que entran en predios reducidos

Desde hogares que se construyen en los patios traseros hasta cabañas impresas en 3D, las soluciones para resolver la crisis de vivienda
Desde hogares que se construyen en los patios traseros hasta cabañas impresas en 3D, las soluciones para resolver la crisis de vivienda
Morgan Clandaniel
(0)
13 de enero de 2020  

Una cantidad limitada de tierra en las ciudades, y un suministro aparentemente ilimitado de personas que desean mudarse a ellas. Para acomodar este desequilibrio, una solución sería construir edificios de apartamentos altos. Pero los altos costos de construcción sumado a la oposición del vecindario lo convierten en una opción imposible de llevar adelante. Entonces surgieron casas pequeñas como para caber en las pequeñas parcelas de tierra aún disponibles.

En California, una nueva ley hace que sea más fácil permitir la vivienda en patios traseros, provocando un auge en las nuevas empresas que buscan ayudar a los propietarios a monetizar sus jardines. De hecho surgió la startup, Rent the Backyard que maneja los permisos y la construcción de este tipo de viviendas que se construyen en los fondos de los terrenos en cuestión de semanas. Luego los propietarios de la tierra comparten el alquiler con esta empresa. Del mismo modo, United Dwelling tiene como objetivo construir pequeñas casas no solo en los patios traseros sino también en los garajes de las personas (el 91% de los garajes se utilizan para almacenar basura). La compañía maneja las conversiones y divide el alquiler.

Otro ejemplo es el de que da fuera de Atlanta, donde una comunidad en lugar de construir una casa gigante en un terreno abierto, diseñan varias comunidades con numeros casas de pequeñas dimensiones.

Por otra parte en México surgió el primer vecindario impreso en 3D del mundo. Una organización está imprimiendo pequeñas casas para dar a los residentes pobres en lugar de chozas. En 2019 el concepto ganó una tracción increíble como herramienta de política en la planificación urbana (y también en la planificación rural). New Story es la organización encargada de construir casas pequeñas, imprimiéndolas en 3D. Desarrollada con la empresa constructora Icon, la impresora 3D gigante tarda unas 24 horas en construir las paredes de una casa de 500 pies cuadrados. La estructura se equipa con ventanas, puertas, un techo y muebles. La organización espera que las casas pequeñas también puedan ser una solución en las zonas rurales del mundo en desarrollo, donde una impresora 3D hace que la construcción sea más simple que transportar muchos materiales de construcción en bruto.

Un reconocido modelo de Casas 3 D es el de la casa PassivDom cuyo objetivo es ser lo más sostenible y utilizar la menor energía posible. Estas casas funcionan completamente con energía solar e incluso pueden generar su propia agua a partir de la humedad del aire. ¿Pero son una solución viable? Hablamos con un residente de una casa pequeña desde hace mucho tiempo y descubrimos que si bien las viviendas diminutas pueden ser una parte crucial de la conversación sobre la vivienda, los efectos negativos de vivir en una casa pequeña ciertamente no son muy pequeños. Quienes vivieron la experiencia de habitar en un patio trasero de 240 pies cuadrados en Oakland, California, afirman que si bien los ve como parte de una solución de vivienda, no son para todos y no para personas en todas las etapas de la vida. Y ciertamente hacen del día a día un desafío diferente: "Es lo suficientemente pequeño como para hacer cualquier cosa, sacar la aspiradora de un pequeño armario o algo de un cajón en la cocina, a menudo implica un juego tipo Tetris de mover varias cosas fuera del camino. En este momento, debido a que tengo una silla demasiado grande para bajar mi cama de la pared debo mover la silla, que luego bloquea otra cosa", reconoce un habitante de este tipo de construcciones.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.