Del metegol a los espacios al aire libre: por qué las terrazas serán claves en las nuevas oficinas

Tras la irrupción del coronavirus, las vistas libres y las áreas luminosas se convertirán en las estrellas de las oficinas
Tras la irrupción del coronavirus, las vistas libres y las áreas luminosas se convertirán en las estrellas de las oficinas
Silvina Vitale
(0)
15 de junio de 2020  • 00:00

Un espacio recobra protagonismo en los proyectos: las áreas al aire libre. Antes de la pandemia las terrazas ya eran un punto estratégico de los proyectos corporativos que se estrenaban y los que estaban en gestación. Hoy, coronavirus por medio, apuntan a convertirse en un lugar aún más clave. " Los balcones y terrazas cobran ahora más valor, por la luminosidad que implican pero sobre todo por la posibilidad de aire fresco y vista abierta ", explica la broker Mariana Stange, de la inmobiliaria homónima, especializada en el mercado corporativo.

En el día después de la pandemia , las empresas buscarán la forma de motivar a los equipos y el espacio será clave. La incertidumbre que generó la pandemia afectó el estado de ánimo de la gente y necesitarán entusiasmarlos, por eso en plena primavera, los espacios al aire libre serán fundamentales en el proceso de la "reconstrucción" tras el paso de la pandemia .

Durante la última década se vivió una evolución en los espacios de trabajo. Gracias al auge de las nuevas ciencias, como la psicología, psicopedagogía y las neurociencias que tienen como eje el análisis de la persona y al ingreso de las nuevas generaciones al mercado de trabajo, se produjo una revolución en el armado de las oficinas que hoy por efecto del coronavirus se encuentra en plena revisión. De hecho, en el corto plazo, los lugares comunes como las cafeterías y salas de esparcimiento podrían caer en desuso. La paradoja que generó el avance del coronavirus es que, de un día para el otro, el esfuerzo que realizaron las empresas en generar espacios más cómodos que incentiven la conexión, interactividad y la creatividad se pusieran en tela de juicio. Hoy, el objetivo principal es evitar el contacto cercano. De hecho, algunas compañías están cerrando estos espacios e instalan máquinas expendedoras en su reemplazo. Dongfeng, la empresa de fabricación de automóviles con sede en Wuham, está entregando a sus empleados viandas para que eviten el comedor y coman al menos a 1,5 metros de distancia entre sí. Los gimnasios, las cabinas de telefonía, las microsalas de reuniones son otros espacios que deberán repensarse.

Por otra parte, en los espacios comunes se implementará señalética visual para organizar el flujo de movimiento en pasillos y espacios comunes, con flechas indicativas de sentidos de circulación unidireccionales en el piso y delimitaciones que contribuyan al distanciamiento social y siempre que el clima lo permita, se fomentará el uso de espacios como las terrazas para llevar a cabo reuniones al aire libre. "Hay algo que no cambiará que es que las empresas siguen buscando el bienestar de las personas que allí trabajen", explica Stange.

Hay cosas que no cambiarán cuando la pandemia sea historia y haya surgido la esperada vacuna. Está claro que desde hace tiempo, el trabajo se extiende más allá de los escritorios en un bar o en un asado de after office en la terraza de la oficina. "Hoy, amplios ventanales y vistas abiertas otorgan luminosidad natural y son preferidas las oficinas con terrazas o espacios abiertos", insiste la especialista. De hecho, cuando vuelva a reactivarse el mercado corporativo en los procesos de relocalización de los pisos corporativos serán muy valoradas aquellas construcciones con espacios exteriores que sean aptos para formar parte del lugar de trabajo. Esto es: desde zonas más distendidas para reuniones informales hasta áreas auxiliares donde las personas puedan almorzar o hacer una pausa. "Está demostrado que mejora la productividad de la empresa", aclara Stange quien reconoce tres beneficios concretos que da el espacio de terrazas a las empresas: mejoran la imagen global de la compañía, tanto de cara a los clientes como hacia el propio equipo, incrementan las opciones de espacios para facilitar las relaciones y la sociabilidad de la empresa y disponen de un espacio propio al aire libre.

Los espacios al aire libre se revalúan, también en las oficinas
Los espacios al aire libre se revalúan, también en las oficinas

Si bien para el día después ya se habla de sistemas de organización mixtos, con días en la oficina y otros en casa , está comprobado que la oficina ordena. En otras palabras, genera rutinas y horarios. Hoy los empleados reconocen que les es muy difícil marcar los límites entre lo laboral y lo familiar . La oficina permite también manejar un horario, y si bien hoy la tecnología mantiene a la gente conectada 24x7, entrar a la oficina y salir de la misma nos ayuda a acotar la jornada de trabajo. Tal vez este dato explique los resultados de la encuesta realizada por Newmark Knight Frank que ante la pregunta de cuál es la expectativa de ocupación de superficies para los próximos tres años, un 48 por ciento de las empresas planea optimizar sus espacios de trabajo en el mediano plazo. Mientras que 50% cree que su empresa mantendrá la misma superficie que ocupaba antes de la pandemia y el 48 por ciento cree que se reducirán. "Sólo un 2 por ciento prevé crecimiento", afirma Domingo Speranza, director de la empresa.Otro punto a favor de la oficina, es que es el espacio en el que la gente se relaciona. "Está estudiado y comprobado que la productividad crece exponencialmente cuando el equipo de trabajo opera de modo colaborativo en un ambiente que invita a la asociación", reconoce Stange.

De hecho, hoy hay empresas tecnológicas con una gran parte del equipo conformado por millennials y centennials que formaron canales siempre abiertos de comunicación, y se escriben para invitarse a "almorzar o cenar juntos", compartir clases de yoga o entrenamientos diversos.

Si bien aún es pronto para detallar los hábitos de consumo después del Covid-19 es muy probable que la búsqueda de vivienda atienda a distribuciones más abiertas y flexibles para que puedan evolucionar en el tiempo adaptándose a las necesidades cambiantes de sus ocupantes. "El confinamiento nos está haciendo valorar más los balcones, patios y terrazas, ésto hará que en la era pospandemia estos sean determinantes en la elección de una propiedad. El efecto outdoor alterará las prioridades de los que busquen una propiedad en el futuro,", explica Stange.

La cuarentena potenció los cambios de hábitos. En los espacios comerciales las nuevas estrellas son los patios y las terrazas
La cuarentena potenció los cambios de hábitos. En los espacios comerciales las nuevas estrellas son los patios y las terrazas

Los patios y la gastronomía

Un análisis aparte merecen los espacios gastronómicos para los cuales las terrazas y los patios serán fundamentales en su modelo de negocios en un contexto con menos mesas y distanciamiento social. De hecho, hace pocos días en la segunda fase de desconfinamiento de París, los habitantes de la ciudad festejaban "la vuelta de las terrazas", mientras los restaurantes y cafés se apropiarán de las veredas públicas . Es que el Gobierno los habilitó a colocar mesas adicionales en las veredas y hasta en los estacionamientos ubicados frente a los locales para recibir más clientes.

Los negocios estuvieron durante dos meses cerrados y por ahora tampoco podrán abrir sus espacios cerrados. Además, también se suspendieron los elevados impuestos que los gastronómicos pagan por el uso de las veredas. Un dato clave es que los locales que no tienen terraza legal deben pedir autorización para usar ese espacio público.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.