Autopsia. Facundo Astudillo Castro murió ahogado en el lugar donde fue hallado

(0)
1 de octubre de 2020  • 13:25

Facundo Astudillo Castro, el joven que desapareció el 30 de abril pasado y cuyo cuerpo fue hallado en un cangrejal cercano a Bahía Blanca el 15 de agosto último, murió ahogado.

Así lo determinó la autopsia hecha por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF). El resultado de la necropsia le fue entregado hoy a la jueza federal de Bahía Blanca María Gabriela Marrón. Esta tarde, a las 18, la madre de Facundo, Cristina Castro, dará una conferencia de prensa junto a sus abogados, la perito de parte y la abogada querellante de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) para dar su punto de vista sobre el trascendente informe y sus consecuencias en el curso de la causa, actualmente caratulada como desaparición forzada de persona seguida de muerte.

La querella insiste con la hipótesis de la participación criminal de la policía en la muerte de Facundo, a pesar de que en el comunicado dado a conocer por el juzgado federal de Bahía Blanca se enfatizó que no se pudo determinar ni la presencia de lesiones previas a la muerte ni la participación de terceras personas sobre los restos.

"Los resultados permiten aseverar, con el rigor científico necesario, que la muerte de Astudillo Castro se produjo por asfixia por sumersión (ahogamiento). La sumersión (mecanismo asfíctico) es la causa de muerte por obstrucción de la vía aérea por el ingreso de líquidos durante el proceso de respiración bajo el agua, generando el ahogamiento (asfixia mecánica)", se explicó en un comunicado oficial distribuido por el juzgado federal de Bahía Blanca.

El análisis de las diatomeas (algas microscópicas) halladas en la médula ósea de los restos de Facundo coincide con las de las muestras de aguas levantadas en la zona del hallazgo, lo que indica que Astudillo Castro se ahogó en ese lugar.

El informe precisa, además, que no se evidenciaron lesiones óseas premortem (sí, la evidencia de la acción posterior de alimañas de la zona y los efectos de la climatología) y que tampoco había "signos de la participación de terceras personas sobre los restos en estudio).

Finalmente, concluyeron que, más allá de los signos propios que les permitieron certificar la asfixia por sumersión como causa probable de muerte, no se encontró en los restos evidencias de la acción de armas de fuego o armas blancas.

"Se trató de una muerte violenta, por no ser natural. El avanzado estado de esqueletización del cadáver limitó las posibilidades de conocer el modo de la muerte, no pudiendo la ciencia forense determinar con rigor científico si se trató de uno u otro modo de muerte violenta: suicida, homicida o accidental", reza el comunicado.

Conforme a los criterios de

Más información

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.