Se rompe una tendencia histórica de las cárceles: hay más presos condenados que procesados

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.