María Cash: la declaración de un testigo de identidad reservada abrió una nueva pista en el caso

María Cash está desaparecida desde el 8 de julio de 2011
María Cash está desaparecida desde el 8 de julio de 2011 Fuente: Archivo
Gabriel Di Nicola
(0)
21 de noviembre de 2019  • 15:25

"La expectativa de máxima es encontrar el cuerpo para que la familia pueda cerrar una etapa y la de mínima es descartar la zona como lugar de búsqueda". Así, un investigador de la desaparición de María Cash -la joven de 29 años de la que no se sabe nada desde el 8 de julio de 2011- explicó a LA NACION las razones del rastrillaje que comenzó anteayer en la zona de monte conocida como Palomitas, a 66 kilómetros de la ciudad de Salta.

Uno de los motivos para hacer el denominado "rastrillaje inteligente", del que participan 70 gendarmes, perros especializados en búsqueda de cadáveres y antropólogos, entre otros especialistas, fue la verosimilitud del testimonio de un testigo de identidad reservada que aportó datos de lugares que luego se constató que existían dentro de la finca donde se desarrolla el operativo.

"Anteayer, cuando empezó la búsqueda, había tres puntos de interés, pero se abrieron ocho por lo que marcaron los perros especializados", dijo una fuente con acceso a la investigación.

En el comienzo del rastrillaje había optimismo porque un perro marcó con insistencia un lugar determinado, pero después de una excavación el resultado fue negativo.

La investigación está a cargo del fiscal federal de Salta Eduardo Villalba. El representante del Ministerio Público tiene la colaboración del Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas (Sifebu).

Un testigo de identidad reservada aportó datos de lugares que luego se constató que existían dentro de la finca donde se desarrolla el operativo

"Hace dos meses que el fiscal Villalba, el Ministerio de Seguridad de la Nación y el Sifebu preparan este 'rastrillaje inteligente'. A los perros especializados, los especialistas sumaron a la búsqueda el uso de georadares y drones", explicó una fuente de la causa.

En la zona de búsqueda había tanques australianos abandonados. Especialistas en búsqueda se sumergieron y encontraron restos óseos que después se confirmó que correspondían a animales.

El caso

Cash tenía 29 y había decidido viajar a Jujuy para vender la ropa que ella misma diseñaba. Su último contacto con su familia fue el 8 de julio de 2011.

La joven se había subido a un ómnibus en la terminal de Retiro, con destino a San Salvador de Jujuy, y fue vista por última vez en Salta. El 8 de julio de 2011 Cash fue captada por las cámaras de seguridad de la entonces empresa concesionaria de la autopista, en la zona conocida como rotonda de Güemes.

"Todos los días pienso que la voy a encontrar. No pierdo las esperanzas, jamás", había afirmado a LA NACION María del Carmen Gallegos, la madre de Cash, cuatro años después de la desaparición de su hija.

En abril de 2015, en plena búsqueda de María, la familia sufrió otro duro golpe. En un accidente automovilístico en La Pampa murió Federico Cash, de 70 años, el padre de la diseñadora desaparecida.

El hombre había viajado hasta San Carlos de Bariloche a buscar un auto que le habían donado para que utilizara en la búsqueda de María. Desde el día de la desaparición de su hija, Federico Cash no hizo otra cosa que buscarla. Dedicó cada día de su vida en ir a los lugares donde surgían pistas. Incluso se desprendió de su empresa. La familia se mudó de un departamento en la avenida Santa Fe a otro en Barracas.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.