Comenzó el juicio oral del caso Macarena Mendizabal: qué dijo el principal acusado

José Luis Mendizabal y Adriana Aruj, padres de Macarena, con una foto de su hija unos meses antes del accidente
José Luis Mendizabal y Adriana Aruj, padres de Macarena, con una foto de su hija unos meses antes del accidente Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo
Mercedes Uranga
(0)
23 de septiembre de 2019  • 12:17

Más de cuatro años pasaron desde la madrugada del 5 de abril de 2015 en la que la joven estudiante de la UCA Macarena Mendizabal quedó en estado vegetativo tras ser embestida por el corredor de autos Santiago Silvoso. El hecho sucedió a la salida de un boliche de la Costanera porteña. Hoy, finalmente, comenzó el juicio oral donde el principal acusado, de 40 años, utilizó el tiempo que tenía para declarar leyendo una carta en la que negó las acusaciones en su contra y contando los diversos proyectos en los que se inmiscuyó tras el accidente. Silvoso llevaba un rosario al cuello y en ningún momento miró a los padres de la víctima.

El auto en el que viajaba Macarena esa trágica madrugada de Pascuas era conducido por Ramiro Sala Giménez, quien también declaró hoy ante la Justicia. Siempre había manifestado no recordar nada del accidente y lo mismo reiteró ahora. Macarena era estudiante de psicología de la UCA y hacía patín artístico, además, se había encariñado con un niño de un hogar que todavía la visita con frecuencia. A Sala Giménez lo había conocido durante el verano previo al accidente.

Macarena Mendizabal, unos meses antes del accidente que le cambió la vida
Macarena Mendizabal, unos meses antes del accidente que le cambió la vida Fuente: Archivo

El juicio se lleva adelante en el Tribunal Oral Criminal 24, a cargo de la jueza María Cecilia Maiza, en la calle Paraguay. La causa está caratulada como lesiones culposas leves en concurso ideal con lesiones culposas gravísimas. La familia apelará a la figura del dolo. El inicio del juicio estaba previsto para las 10 de la mañana pero comenzó antes, lo que provocó que familiares y amigos de los Mendizabal tuvieran que aguardar fuera de la sala de audiencias las primeras horas del proceso. La fiscal es Ana Helena Díaz Cano.

En un cuarto intermedio, la madre de Macarena, Adriana Aruj, habló en exclusiva con LA NACION sobre sus primeras impresiones del juicio. Se mostró entera a pesar de la indignación que le generaron las palabras que pronunció el acusado. "Fue terrible. En realidad empezó negando todo con lo cual ahí él se declara totalmente inocente y después empezó a llorar y a leer una carta dirigida a los papás de Macarena diciendo que a él la vida le había cambiado, que entendía nuestro sufrimiento... cosa que no creo porque no la vio a Maca en el estado en el que está", señaló.

Silvoso en la sala de audiencias, durante un cuarto intermedio, lleva un sweater celeste y un rosario al cuello
Silvoso en la sala de audiencias, durante un cuarto intermedio, lleva un sweater celeste y un rosario al cuello Fuente: LA NACION - Crédito: Mercedes Uranga

"Se quebró muchas veces y terminó diciendo que él estaba trabajando en un programa para que haya cámaras en lugares donde hay accidentes". Según contó Adriana, Silvoso no los miró en ningún momento. "No me mira, en ningún momento. Yo creo que no tiene cara para mirarme".

La carta

Un tío de Macarena, Hernán Aruj, contó a LA NACIÓN los detalles de la carta que leyó Silvoso: "Constaba de dos partes. En una negó los tres hechos que se le imputan: que venía manejando en zig zag, que pasó el semáforo en rojo y que conducía en estado de ebriedad. En la segunda parte de la carta dijo que en este tiempo trabajó con ONG de prevención de accidentes. Además, que dejó de manejar hace dos años pero que mientras manejaba llevaba una cámara en su auto para grabar cualquier hecho que pueda acontecer. También dijo que tiene la idea de iniciar un proyecto de poner cámaras en los autos con ese objetivo".

Santiago Silvoso, el día que concurrió a Tribunales por primera vez
Santiago Silvoso, el día que concurrió a Tribunales por primera vez Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo

Hernán añadió que Silvoso lloró mientras hablaba y que manifestó que no se niega a declarar pero pidió no seguir declarando en ese momento por encontrarse afectado por la situación. "En consecuencia no se le hizo ninguna pregunta", agregó el familiar de Macarena. Según consta en el expediente, el día del accidente el test de alcoholemia de Silvoso dio 1.46. Sobre este tema se había referido el acusado en una entrevista que brindó a LA NACION dos años atrás, en la que expresó que el test dio un resultado erróneo "porque acababa de vomitar" y que solo "había tomado un vaso de Fernet".

En cuanto a la declaración de Sala Giménez, Adriana contó: "Dijo que recuerda hasta el momento en que se subió al auto y que después no se acuerda de nada. Todo el tiempo decía 'No me acuerdo'. Incluso dijo no recordar haberse negado a hacerse el test de alcoholemia".

La familia está considerando llevar a Macarena a alguna audiencia para que los magistrados constaten su estado de salud. "La idea es traerla, pero Maca no está bien de salud por tanto habría que traerla con oxígeno, con respirador", dijo Adriana. De lo contrario, mostrarán un video del estado actual de Macarena. La joven, que ahora tiene 25 años, se encuentra en una silla postural desde 2015. Nunca más volvió a conectar con la realidad a pesar de algunas reacciones, como el llanto, que le hacen pensar a los Mendizabal que comprende algunas situaciones.

Daiana Mendizabal, hermana de Macarena, contó que el testigo Braulio Osvaldo Figueredo, quien pertenece a la Policía Federal y que llegó al lugar del accidente minutos después del mismo, describió ante la Justicia una situación que complica al acusado. "Dijo que Silvoso tenía aliento etílico y que no podía hablar bien", señaló Daiana sobre su declaración.

El abogado de los Mendizabal, Roberto Schlagel, contó lo que declaró el conductor del vehículo que iba detrás del de Macarena y que fue quien sacó a la joven del auto tras el accidente. Según Schlagel, "el chico contó que lo vio venir (a Silvoso) manejando como en un circuito de carrera, a unos 120 kilómetros por hora". Víctor Varone y Ana Laura Palmucci son los abogados defensores de Silvoso.

Hoy también declararon las amigas de Macarena que iban en ese auto y que presenciaron el momento del choque. "Vieron que el auto venía a mucha velocidad y que el semáforo de ellos estaba en verde", contó Adriana sobre la declaración de las amigas. Eso indicaría que el semáforo de Silvoso estaba en rojo.

Mientras una amiga declaraba, otras dos aguardaban entre lágrimas en la puerta de la sala de audiencias, en la planta baja de Paraguay 1536, abrazadas para encontrar consuelo. "Esto es lo que jamás en tu vida vos podes llegar a plantear que te puede pasar... Esto es el infierno mismo", dijo José Luis Mendizabal, padre de Macarena, en la primera nota que concedió a LA NACION en 2017.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.