Coronavirus: detienen a un subcomisario por pedir coima para permitir transitar en cuarentena

El oficial también tiene denuncias por violencia de género (imagen ilustrativa)
El oficial también tiene denuncias por violencia de género (imagen ilustrativa) Fuente: Archivo
(0)
10 de abril de 2020  • 00:16

MAR DEL PLATA. Un jefe policial quedó detenido y a disposición de la justicia federal por exigir y cobrar una coima a un comerciante que no tenía documentación en regla para circular durante este período de cuarentena dispuesta por el gobierno nacional.

Se trata de quien era actual jefe de la Subcomisaría de Estación Camet, Marcos Gastón Alonso, que afronta acusaciones por delitos contemplados en los artículos 205, 239 y 258 del Código Penal, los primeros vinculados al riesgo sanitario por permitir la violación del aislamiento preventivo y obligatorio en el marco de la pandemia de coronavirus. El restante es por cohecho.

Su imputación acarrea además una cuestión de género, ya que pasó por alto un intento de agresión a una suboficial a su cargo por parte de quien luego sería el que pagara el soborno para no ser infraccionado. Alonso, según se pudo confirmar, ya afrontaba denuncias de violencia por parte de una expareja, según fuentes judiciales confirmaron a LA NACION .

El caso, ocurrido el pasado viernes 3, llegó a oídos del fiscal General Federal de jurisdicción, Daniel Adler, quien, con primeras pruebas, presentó la denuncia en la fiscalía a cargo de Laura Mazzaferri. A partir de allí comenzó la investigación que finalizó con los pedidos de captura de Alonso y también del comerciante, autorizados por el juez federal Santiago Inchausti.

Desde el propio ámbito policial habría llegado la acusación contra Alonso. Personal a su cargo, en uno de los controles de rutina para certificar permiso de circulación en plena cuarentena, demoró a un conductor y su acompañante porque circulaban sin la documentación habilitante.

En esa circunstancia se habrían dado situaciones de agresión verbal del conductor, identificado como Norberto Antonio Rolín, contra una suboficial. El comerciante llamó desde allí al jefe de la Subcomisaría, que lo citó en la dependencia.

En ese ámbito se habría dado el soborno, consistente en mercaderías de las que transportaba Rolín y, se presume, también una suma de dinero aún no determinada. Todo para que no se le labraran actuaciones vinculadas a la violación del aislamiento dispuesto por el Gobierno.

El juez Inchausti hizo lugar al pedido de Macaferri y ordenó las detenciones de Alonso y Rolín, concretadas en las últimas horas, según confirmaron fuentes judiciales. Además se solicitó el secuestro de una camioneta Peugeot Partner, que conducía el comerciante cuando tuvo el entredicho con la suboficial y su compañero en ese control.

La situación de Alonso fue puesta en conocimiento de la División de Asuntos Internos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, que inició las debidas actuaciones. En próxima horas el oficial deberá prestar declaración indagatoria, al igual que Rolín.

Al subcomisario se le conoce también otra denuncia que hizo pública Luciana Lago, madre de su hijo. En una nota periodística la mujer reveló una larga historia de violencia de género aunque, según reconoció, nunca encontró eco en la Justicia.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.