Lola Chomnalez: la jueza dictó prisión preventiva para "El Cachila" como coautor del crimen

Rossana Ortega Montero tomó esta decisión luego de que el fiscal Jorge Vaz considerara que el hombre estuvo presente "antes, durante y después" del homicidio
Rossana Ortega Montero tomó esta decisión luego de que el fiscal Jorge Vaz considerara que el hombre estuvo presente "antes, durante y después" del homicidio Fuente: Archivo
(0)
22 de mayo de 2019  • 07:22

La jueza de la causa por el crimen de Lola Chomnalez, la adolescente argentina asesinada en 2014 en el balneario uruguayo de Barra de Valizas, resolvió esta madrugada procesar con prisión preventiva a Ángel Moreira, apodado "El Cachila", un cuidacoches de 33 años, como "presunto coautor del homicidio".

Según confirmaron a LA NACION, Rossana Ortega Montero tomó esta decisión luego de que el fiscal Jorge Vaz considerara que el hombre estuvo presente "antes, durante y después" del homicidio y que el móvil del crimen fue probablemente "sexual".

El fiscal también sostuvo que, de acuerdo a los datos obtenidos en la investigación, el acusado y su o sus cómplices obligaron a la víctima a salir de la playa con dirección a la zona boscosa detrás de los médanos, "probablemente con un móvil sexual".

Asimismo, la fiscalía entiende que se trata de "homicidio agravado por la alevosía" debido al estado de indefensión de la víctima al ser atacada por más de una persona.

No es la primera vez que Moreira queda preso por el crimen. En abril de 2015 había sido indagado y arrestado, pero puesto en libertad por falta de pruebas. En febrero de este año, cuando Vaz asumió como nuevo fiscal y analizó el expediente, volvió a citarlo y pidió su procesamiento, según publica el diario El Observador. Sin embargo, su ADN no coincide con el encontrado en las prendas de Lola, por lo que no hay pruebas de que haya sido él quien la mató.

Ante esta decisión, la abogada defensora de Moreira, Yésica Biquez, insistió en que su cliente no estuvo en el lugar donde mataron a Lola, resaltó que el procesamiento muestra una serie de incongruencias y anunció que apelará el fallo.

"Él no cometió el delito que se le pretende imputar. No cometió el delito de coautoría de homicidio muy especialmente agravado. En caso de considerarse algún delito, este debería ser omisión de asistencia (por parte del cuidacoches a Lola). No hay nada nuevo en la investigación", dijo además la abogada al diario El País.

Para el fiscal el sospechoso debe estar preso porque conocía aspectos fundamentales del caso que de no haber estado involucrado no podría saber. Pero el acusado asegura que declaró bajo presión y que algunos detalles que dio los escuchó de los investigadores durante el tiempo en que estuvo detenido en 2015.

Rossana Ortega Montero tomó esta decisión luego de que el fiscal Jorge Vaz considerara que el hombre estuvo presente "antes, durante y después" del homicidio
Rossana Ortega Montero tomó esta decisión luego de que el fiscal Jorge Vaz considerara que el hombre estuvo presente "antes, durante y después" del homicidio

Posibles condenas

En caso de ser condenado en un juicio, la ley uruguaya establece dos posibilidades para el acusado:

  • Según el artículo 311 del Código Penal, un imputado de homicidio cometido con las denominadas circunstancias agravantes especiales puede recibir una condena de entre 10 y 24 años de cárcel.
  • Según el artículo 312, si se contempla la circunstancia de que ese homicidio se hubiera cometido con circunstancias agravantes muy especiales como, por ejemplo, después de haber concretado otro delito o para ocultar un delito precedente, la pena fijada podría ser de 15 a 30 años de prisión.

El Código Penal de Uruguay no establece como castigo la pena de reclusión o prisión perpetua.

El crimen

Lola Chomnalez, de 14 años, viajó a Barra de Valizas el sábado 27 de diciembre de 2014 y se alojó en la casa de su madrina, Claudia Fernández, quien se encontraba junto a su esposo, Hernán Tuzinkevcih, y el hijo de éste. Al día siguiente, desapareció cuando salió a caminar por la playa y dos dí­as después fue encontrada asesinada a unos cuatro kilómetros de la casa, en una zona de médanos.

Mediante la autopsia se determinó que la menor murió por asfixia por sofocación y que presentaba varios cortes hechos con un arma blanca en distintas partes del cuerpo, según lo publicado por la agencia de noticias Télam.

Durante la pesquisa, unas 30 personas, entre ellas la madrina de Lola y su esposo, quienes nunca más se contactaron con la familia Chomnalez, fueron detenidas como sospechosas y luego liberadas, al tiempo que se siguieron distintas pistas que posteriormente se descartaron.

Informe de Gustavo Carabajal

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.