Dos policías se dispararon entre sí en un operativo: uno murió y el otro quedó herido

Saul Ballesteros murió tras enfrentarse con sus propios compañeros de la comisaría tras un llamado al 911
Saul Ballesteros murió tras enfrentarse con sus propios compañeros de la comisaría tras un llamado al 911
Leonardo Scannone
(0)
23 de mayo de 2019  • 13:37

Dos efectivos de la policía bonaerense que acudieron por separado para atender un llamado al 911 en la ciudad bonaerense de Lincoln se dispararon entre sí; uno murió y el otro quedó gravemente herido. La Justicia investiga si se trató de un fatídico error o si detrás de esta presunta "confusión" hay algún tipo de problema personal.

Según detallaron fuentes judiciales a LA NACIÓN, el hecho comenzó ayer a la tarde cuando un grupo de efectivos de la policía bonaerense realizó un allanamiento para arrestar a un sujeto sobre el cual pesaba un pedido de captura por violencia de género. El procedimiento, que se concretó en una vivienda situada en Guido Spano, entre San Lorenzo y Fortín Chiquito, del barrio Sagrado Corazón, dio resultado negativo y los agentes no lograron atrapar al sospechoso.

En la madruga de hoy, un llamado al 911 alertó a la policía. Decía que el hombre que buscaban había vuelto al lugar donde los efectivos habían estado a la tarde. Inmediatamente se radió el aviso para que los móviles se trasladaran al domicilio señalado.

El subteniente Saúl Ballesteros, de 30 años, llegó al lugar a bordo de un patrullero junto con un compañero; por otro lado, el suboficial Juan Pérez arribó en moto, acompañado por otros dos agentes motorizados.

Voceros judiciales indicaron que el lugar es oscuro y no descartan que eso haya podido ser una de la razones por las cuales los policías comenzaron a dispararse. Aunque el hecho está en plena investigación, la primera versión de lo sucedido es que no se reconocieron y comenzó el fuego cruzado entre los policiales que terminó con Ballesteros muerto y con Pérez internado en grave estado.

Según informó la agencia de noticias Télam, Ballesteros recibió un tiro a la altura del corazón y murió, mientras que Pérez resultó herido de tres balazos, uno en un brazo, otro en una pierna y el restante en un hombro.

Los detectives agregaron que se hallaron "muchas vainas" servidas en la escena del hecho y que esta mañana la Policía Científica trabajaba en el lugar analizando más rastros. No se descarta ninguna hipótesis en relación con el caso.

La investigación quedó a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio (UFIJ) N°5 de Junín, dirigida por el fiscal Sergio Terrón.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.