Análisis de baños en fiestas electrónicas y otros nuevos métodos para detectar tendencias en consumo de drogas

Entre las nuevas técnicas de investigación utilizadas por el surgimiento de drogas desconocidas y la reaparición de sustancias enteógenas se destacan los estudios de poblaciones ocultas, el trabajo de equipos de big data, y los análisis de orina en fiestas electrónicas
Entre las nuevas técnicas de investigación utilizadas por el surgimiento de drogas desconocidas y la reaparición de sustancias enteógenas se destacan los estudios de poblaciones ocultas, el trabajo de equipos de big data, y los análisis de orina en fiestas electrónicas Crédito: Policía Federal Argentina
Belisario Sangiorgio
(0)
12 de mayo de 2019  • 16:16

La reaparición de sustancias vegetales enteógenas en el mercado ilegal, el arribo de nuevas drogas sintéticas y las muertes recientes por inhalación de conocidos estimulantes líquidos preocupan a los investigadores científicos del Observatorio Argentino de Drogas ( OAD). Durante una cumbre de la Organización de Estados Americanos, realizada en Buenos Aires pocos días atrás, la directora del observatorio, Verónica Brasesco, dijo que el problema del abuso de sustancias en el país "es cada vez más complejo".

Además, confirmó que registran una creciente "tolerancia social del consumo" acompañada por un "aumento de los cuadros clínicos agudos", entre los cuales nombró -por ejemplo- intoxicaciones severas por consumo de una planta del género Brugmansia, denominada comúnmente floripondio.

Desde el OAD explicaron que, para el diseño de estrategias vinculadas a la reducción de la oferta y demanda de drogas, es necesario, antes, generar evidencia científica. Y agregaron que, últimamente, las respuestas arrojadas por los relevamientos tradicionales que se realizan para prevenir las adicciones no conformaban a los investigadores.

Por este motivo los especialistas estatales tuvieron que encarar también el "estudio de fenómenos sociales" y "estudios etnográficos en poblaciones ocultas", entre otros nuevos métodos, utilizando enfoques diferentes a los que se conocían hasta ahora, y trabajando con observatorios de otros países, para "recoger la complejidad del problema y trasladarla a los gestores de las políticas públicas", explicaron desde el OAD.

Nuevas drogas, nuevos métodos

  • Los investigadores argentinos destacaron en la cumbre de la OEA la efectividad de un método que surgió en Uruguay, adonde los científicos recogen muestras de análisis en los baños químicos de las fiestas electrónicas. Así, por ejemplo, detectaron peligrosos cannabinoides sintéticos que eran desconocidos para los especialistas y que, sin embargo, ya circulaban entre la población.
  • Entre 2010 y 2017, "el consumo de éxtasis en niños y adolescentes aumentó 200%" en Argentina y la edad más baja de las personas que utilizan esta droga pasó -en el mismo lapso de tiempo- de 16 a 14 años, aunque el promedio de iniciación es de 22 años.
  • En el Observatorio Argentino de Drogas (OAD) confirmaron que actualmente aplican en el país estudios cualitativos -que surgieron originalmente en Chile- para determinar por qué, pese a la presión social, hay adolescentes que eligen no consumir marihuana. "Los observatorios del mundo estábamos centrados en estudiar los factores de riesgo, pero no estudiábamos los factores de protección", dijo la directora del OAD, Verónica Brasesco.
  • En la Argentina, al menos 434.721 personas probaron -alguna vez en su vida- drogas alucinógenas como el LSD, mientras que 152.701 consumieron inhalantes o solventes como el popper; a su vez, 144.584 usaron ketamina y 1.176.351, opiáceos.
  • Roberto Moro, titular de la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas, ( Sedronar) dijo a LA NACIÓN que hace casi cuatro años concentraron gran parte de sus recursos en afianzar el trabajo de prevención a nivel local, y -en ese sentido- destacó que 110 municipios han desarrollado planes de abordaje integral de los consumos problemáticos de drogas; estos planes tienen varios pilares entre los que se destacan la interacción de los jóvenes con los líderes barriales y la participación en actividades deportivas.
  • Al menos 1.786.301 argentinos de entre 12 y 65 años dijeron que probarían alguna droga si se les presentara la oportunidad, "aunque sea de modo experimental". A su vez, 4.362.853 personas reconocieron que alguna vez sintieron curiosidad por consumir.
  • Desde Sedronar confirmaron también la formación de un nuevo equipo integrado por especialistas en big data para cruzar bases de datos estatales y analizar las tendencias y características estructurales del problema de las drogas.
  • Información oficial indica que de las 292.052 personas que consumieron cocaína en la Argentina durante el último año relevado, "105.028 son dependientes, y entre ellos 2165 son niños y adolescentes".
  • De los métodos emergentes utilizados para generar estrategias de prevención se destaca también el desarrollo vecinal de cartografías participativas y mapas de consumo de drogas; mediante esta técnica se cruzan datos socio-económicos que permiten detectar cuáles son las personas con mayor vulnerabilidad y dónde instalar algún tipo de dispositivo.
  • Respecto de las nuevas técnicas que permiten detectar drogas sintéticas, la directora del OAD dijo: "Neciamente, decíamos que muchas nuevas sustancias psicoactivas no se consumían en la Argentina. Pero comenzamos a realizar análisis de los foros digitales abiertos de usuarios de drogas; y fue muy interesante, porque descubrimos una cantidad de sustancias que estaban siendo consumidas sobre las cuales nosotros no teníamos datos".
  • Entre las investigaciones etnográficas de poblaciones ocultas realizadas en Argentina para comprender detalladamente -por ejemplo- los comportamientos y patrones de consumo de grupos muy específicos, se destaca el "Estudio sobre consumo de sustancias psicoactivas de jóvenes judicializados en centros de responsabilidad penal juvenil" de la provincia de Buenos Aires: la directora del OAD dijo que este estudio, por ejemplo, quiebra el lazo mítico que une consumo de drogas con delincuencia al evidenciar, por ejemplo, que sólo el 46% de los menores de 18 años detenidos consumieron cocaína alguna vez en su vida.
  • En la actualidad, más allá de los métodos emergentes aplicados, Sedronar realiza investigaciones como, por ejemplo, estudios epidemiológicos de población general y de estudiantes, caracterizaciones de consumo en poblaciones específicas, vigilancia epidemiológica, estudio de factores de riesgo, generación de instrumentos para evaluar indicadores socio-sanitarios, y generación de sistemas de alerta temprana para nuevas drogas psicoactivas.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.