Ejecutaron a un prestamista en Rosario y le dejaron un cartel que decía “con la mafia no se jode”

El hallazgo del cadáver de Lucio Maldonado
El hallazgo del cadáver de Lucio Maldonado
Germán de los Santos
(0)
14 de noviembre de 2018  • 16:50

"Con la mafia no se jode", decía el cartel que estaba junto al cuerpo de Lucio Maldonado, un prestamista ligado al narcotráfico que fue ejecutado de tres disparos, uno en la nuca, y fue encontrado ayer a la mañana en un descampado cercano a la autopista Buenos Aires-Rosario, en inmediaciones del barrio Las Flores, donde domina la violenta banda de Los Monos.

La leyenda "con la mafia no se jode" apareció en varios atentados a balazos que se produjeron contra domicilios de jueces de Rosario, que sumaron 14 desde fines de mayo. Las investigaciones y las detenciones que se produjeron apuntan a que los ataques contra los magistrados estuvieron planeados por miembros de la familia Cantero. El 4 de agosto pasado en un atentado contra la jueza Marisol Usandizaga, apareció un cartón con letras escritas en birome azul que repetía aquella frase intimidatoria.

El hallazgo del cadáver de Maldonado apunta como primera hipótesis a un ajuste de cuentas por narcotráfico. El cuerpo tenía las manos atadas con una soga y tres disparos, dos en la espalda y uno en la nuca, como si se tratara de una ejecución. Maldonado vestía pantalones cortos y una remera. Tenía 35 años y estaba desaparecido desde el sábado.

El fiscal Adrián Spelta, a cargo del caso en un primer momento, sostuvo que el hallazgo del cartel con esa leyenda "de alguna manera explicaría el motivo por el cual esta persona fue ejecutada en el lugar".

El funcionario señaló a los medios que "la persona tiene tres disparos. Uno en la nuca y dos en la parte lumbar. Estos serían indicios, junto con los primeros exámenes del médico forense, de que la ejecución habría ocurrido en el lugar" del hallazgo.

El cartel que dejaron junto al cadáver
El cartel que dejaron junto al cadáver

Maldonado era un prestamista ligado al narcotráfico, según fuentes judiciales. Prestaba dinero y realizaba inversiones inmobiliarias en distintos puntos de Rosario y también se encargaba de la compra de autos de alta gama. Se movía en un Audi A3 y en un Chevrolet Cruze.

La última noticia que tuvieron sus familiares era que el sábado pasado Maldonado salió a comer un asado en la casa de unos amigos en el barrio Godoy. La sospecha es que fue secuestrado ese día y ejecutado luego en un descampado cerca de la colectora de Circunvalación, a metros de la autopista a Buenos Aires.

El sábado pasado la Policía de Investigaciones (PDI) encontró el cuerpo de Cristian Enrique, de 22 años, que estaba desaparecido desde hacía 20 días. El cadáver del joven fue encontrado en un descampado en la ruta 14, en las afueras de Rosario. Estaba en avanzada descomposición. Los familiares reconocieron que era Cristian Enrique recién el lunes.

Este joven fue secuestrado por cuatro hombres que estaban vestidos de policía y lo cargaron en un auto. Desde ese momento se perdió su rastro. Su novia, que estaba con él en ese momento, dijo que los secuestradores vestían chalecos de la PDI.

Cristian habría participado, según la fiscalía de Rosario, en el secuestro de un comerciante de la comunidad gitana Colián Miguel, uno de los patriarcas de esa colectividad que fue raptado en el predio de su negocio de compraventa de vehículos en la zona sur de Rosario.

El secuestro de Miguel, el 3 de setiembre pasado, fue protagonizado por varios hombres que se movían en dos autos y estaban armados con ametralladoras. Unas horas después fue liberado. La familia niega haber pagado rescate, pero varias versiones apuntan que desembolsaron 100.000 dólares.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.