El crimen del policía: "Yo le buscaba otra psiquiatra, pero no la conseguí", dijo la madre del agresor

El crimen del policía Juan Pablo Roldán: la madre del asesino afirmó que ella le estaba buscando una nueva psiquiatra
El crimen del policía Juan Pablo Roldán: la madre del asesino afirmó que ella le estaba buscando una nueva psiquiatra Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli
(0)
29 de septiembre de 2020  • 16:43

"Yo le buscaba otra psiquiatra, pero no la conseguí, cosas del destino... ", dijo hoy la madre de Rodrigo Facundo Roza, el hombre que ayer mató al policía Juan Pablo Roldán y que hoy murió debido a las heridas de arma recibidas en el enfrentamiento. Además, aseguró que ayer por la mañana "se había levantado bien".

Roza vivía junto a su madre Marta en un departamento sobre la calle Salguero, cerca de la zona donde ocurrió el hecho. "Se nota que tuvo un brote psiquiátrico", explicó la mujer en diálogo con Telenueve y detalló que los problemas psiquiátricos de su hijo "comenzaron durante la cuarentena" y "no fue bien tratado" médicamente.

"Él a la mañana se levantó bien, estaba bien", explicó y contó que su hijo hacía poco había tenido un brote psicótico, "que habían sido solo cuatro días".

Habló la madre del atacante del policía - Fuente: elnueve

20:02
Video

Entre otras cosas, Marta contó que su hijo vivió en Canadá, país del que tenía la ciudadanía y donde estudió psicología cuatro años, donde al principio le fue difícil adaptarse, aunque luego llegó a tener amigos. Roza, allí "trataba a chicos con problemas psiquiátricos y pintaba las casas de los chicos del campo y las amoblaba", e indicó que "ahí fue feliz" pues "él ama las montañas".

Además, dijo que "era muy católico, un amor de hijo", que "sufría mucho con lo que pasa en la Argentina, con la pobreza" y que "seguramente fue directo al cielo".

Por otra parte, al ser consultada por la muerte del policía habló de la familia del oficial: "Seguramente esa gente está destrozada, yo no soy indiferente a lo que les pasa. Siento horrores por la familia del policía". No obstante, dudó acerca de cómo actuó la policía: "Nadie muere de un disparo en la pierna, él recibió varios disparos".

Roza, quien fue imputado como autor del crimen del uniformado, había quedado detenido e internado en el centro de salud de Palermo a causa de las heridas provocadas por los disparos recibidos en una de sus piernas y abdomen durante el enfrentamiento con Roldán. Horas después de una operación que le realizaron por sus heridas, murió alrededor de las 3.30 de la madrugada de hoy.

El crimen del policía Roldán

El momento previo al ataque al policía asesinado a metros del Malba

02:35
Video

Cerca de las 16.30 de ayer, en la esquina de la calle San Martín de Tours y la avenida Figueroa Alcorta, a metros del ingreso al Malba, el inspector Roldán recibió de parte de Roza cuatro puñaladas de arma blanca que lo dejaron gravemente herido. De inmediato, fue trasladado al Sanatorio Mater Dei, ubicado a unos 50 metros, donde falleció. Roldán era padre de un niño de cuatro años y prestaba servicio en el Cuerpo de la Policía Montada de la PFA. Una de las puñaladas lo hirió a la altura del corazón.

Fuentes del Ministerio de Seguridad indicaron que, por lo que se pudo observar en las imágenes de las cámaras de seguridad de la Ciudad, el agresor "estaba fuera de sus cabales" y "vociferaba delante de las mesas llenas de gente". Antes, había agredido verbalmente a los policías que se encontraban dentro del predio de la Montada.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.