"Estoy un poco ansioso": los audios del hombre que entró armado a Casa Rosada

Francisco Muñiz es detenido por personal de la Policía Federal
Francisco Muñiz es detenido por personal de la Policía Federal Crédito: Policia Federal
Gabriel Di Nicola
Leonardo Scannone
(0)
14 de mayo de 2019  • 13:41

Francisco Ariel Muñiz, el hombre que ayer intentó ingresar en la Casa Rosada con un maletín donde guardaba una revólver Magnum 44, decidió viajar intempestivamente a la Capital desde la ciudad de General Pinto, en noroeste bonaerense, para un encuentro en el que había depositado expectativas, pero del que no quiso dar detalles a su círculo de amistades y conocidos.

Según pudo reconstruir LA NACIÓN de diversas fuentes, el protagonista de este extraño episodio, de 36 años, viajó anteanoche hacia Retiro y, antes de subirse al ómnibus le envió un mensaje a una conocida en que afirmó: "Hace unas horas tomé la decisión de viajar a Buenos Aires[....]; veré con qué me encuentro mañana. Trataré de resolver algunos asuntos... llevarle dinero a mi hija. Por ahora es lo único que te puedo decir".

Ese día había sido normal para él, como otros domingos. Antes de ir a la terminal de ómnibus, Muñiz trabajó en su pizzería, La Vieja Salsa, que abrió antes del verano. Uno de sus últimos clientes, a las 22, fue el presidente del bloque de concejales de Cambiemos de General Pinto y referente de Pro en la ciudad, Roberto Maruri. El edil estuvo a las 22 en el comercio, donde el ahora detenido le entregó su pizza preferida: mitad de anchoas y mitad de berenjenas.

Doce horas después, el pizzero, que en 2017 tuvo participación militante en las filas del Pro en esa localidad -llegó incluso a figurar entre los postulantes a consejero escolar suplente-, fue detenido tras arrojar el maletín con el arma por sobre las rejas de la Casa Rosada, al fracasar en su intento de ser recibido por el presidente Mauricio Macri, para lo cual invocó una presunta audiencia acordada que no figuraba en los registros oficiales.

Los audios del artesano antes de ser detenido

01:21
Video

"Muñiz estaba tranquilo. No me comentó que iba a viajar a Buenos Aires. Pero, desde siempre, su obsesión era tener una audiencia con Macri. Sí me dijo que estaba haciendo cursos de política [sic] y que quería participar ", afirmó a LA NACIÓN el concejal Maruri.

El edil sostuvo que Muñiz fue simpatizante y militante de Pro y que en 2017 intentó ser candidato a consejero escolar suplente. Después se alejó del partido, pero siguió militando en las redes sociales y creó una página en Facebook para sostener ese interés, siempre a favor de Cambiemos.

El audio de Whatsapp que le envió a su amiga comenzaba de la siguiente manera: "Te envió este mensaje para que estés al tanto de cómo estoy". Y después agregó: "Hace unas horas tomé la decisión de viajar a Buenos Aires. Tengo los pasajes. Digamos, sólo tengo el de ida, pero primero tengo que viajar a Lincoln. El de vuelta aún no lo tengo. Veré con qué me encuentro mañana [...] Te escribo a la vuelta. Por ahora es lo único que puedo decir", finaliza.

En un segundo audio que le envía a la misma persona, Muñiz le relató que "estaba un poco ansioso porque es algo que surgió hoy", por el domingo. "Así que bueno, espero tener suerte", concluyó sin dar demasiadas explicaciones a lo que se refería.

Al día siguiente, la noticia sorprendió a todos en General Pinto. "Para toda la ciudad la noticia de su detención por haber intentado ingresar en la Casa Rosada armado fue una conmoción. Él es artesano y lo que quería era una ayuda para comenzar con un emprendimiento y así tener el dinero necesario para la manutención de su hija", agregó Maruri.

Respecto al regalo que le había enviado el año pasado al presidente Macri y que la ministra Patricia Bullrich definió como "un hacha", Maruri explicó: "El no lo hizo como un daño al Presidente. Era una artesanía que había hecho y que tenía como intención transmitirle fuerza al jefe del Estado. Muñiz siempre, para nosotros, fue una persona normal, educada e inteligente", agregó el edil.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.