El misterio de los bocetos de billetes robados en el museo del BCRA y que iban a ser subastados en el exterior

Uno de los bocetos de billetes robados y recuperados en los Estados Unidos
Uno de los bocetos de billetes robados y recuperados en los Estados Unidos Crédito: PFA
Gabriel Di Nicola
(0)
7 de septiembre de 2020  • 11:50

Nadie sabe cuándo y cómo 28 bocetos de billetes originales, hechos a mano, fueron robados del Museo Histórico y Numismático Héctor Carlos Janson, del Banco Central de la República Argentina (BCRA). Su desaparición se descubrió en enero de 2018 cuando se conoció el anuncio de que parte de las piezas que debían estar a resguardo en Buenos Aires iban a ser subastadas en Londres. Después de tres años y ocho meses de una investigación de especialistas de la Policía Federal Argentina (PFA) y del FBI de los Estados Unidos, fueron hallados en Nueva York ocho de los artículos de colección sustraídos en el país en una fecha incierta.

Los ocho bocetos de billetes argentinos recuperados estaban en poder de un coleccionista, que afirmó haberlos comprado de buena fe, sin saber que habían sido robados de un museo en la Argentina, según informaron a LA NACION fuentes de la PFA.

Los bocetos de billetes, originales y hechos a mano, son de la década del 30, del 40 y de 1983, año del retorno democrático. "Se pudo determinar que algunas de las piezas buscadas se encontraban en poder de un ciudadano norteamericano, uno de los mayores coleccionistas de billetes argentinos, quien incluso había escrito diferentes obras referentes a la temática", explicó la PFA en un comunicado de prensa.

Parte de los bocetos recuperados en los Estados Unidos
Parte de los bocetos recuperados en los Estados Unidos Crédito: PFA

La investigación comenzó en enero de 2018 cuando las autoridades del Museo Histórico y Numismático Héctor Carlos Janson hicieron la denuncia ante la División Tutela de Bienes Culturales de la PFA. Se abrió un expediente, que quedó a cargo del juez federal Sebastián Casanello.

Una de las primeras medidas que tomó el magistrado fue pedirle al Departamento Protección del Patrimonio Cultural de la Oficina Buenos Aires de Interpol que incluya en la base de datos de obras de arte robadas los primeros cinco bocetos de billetes que se detectaron como faltantes. Se trataba de prototipos de anversos y reversos para billetes de 1 y 5 pesos argentinos, hechos con lápiz de color, que contaban en su viñeta lateral con el retrato del general José de San Martín.

"Los coleccionistas se desesperan por tener este tipo de piezas. Los bocetos de billetes hechos a mano y de baja denominación tiene un importante valor", sostuvo a LA NACION un detective que participó de la investigación.

Los bocetos de billetes son patrimonio del BCRA. En algún momento, según explicaron los especialistas, fueron exhibidos a las autoridades pero, por distintas razones, no fueron aprobados para su posterior acuñamiento, y fueron llevados al Museo Histórico y Numismático Héctor Carlos Janson.

La denuncia original, según se desprende del expediente judicial, fue hecha por la directora del museo, Mabel Esteve, después de que se advirtiera que en un sitio de Internet iban a ser subastados cinco bocetos de billetes de moneda nacional.

"No se sabe cómo ni cuándo fueron robadas estas piezas de colección. Todo se descubrió cuando se advirtió que en una casa de subastas de Londres estaban exhibidos bocetos de billetes argentinos. En un primer momento las autoridades del museo pensaron que se trataba de copias, pero cuando fueron al lugar donde debían estar guardados los originales se comprobó que no estaban", recordó un jefe policial que participó de la pesquisa.

Uno de los bocetos recuperados en los Estados Unidos
Uno de los bocetos recuperados en los Estados Unidos Crédito: PFA

Las piezas de colección que iban a ser subastadas en Londres aún no pudieron ser recuperadas, pero sí se logró ubicar otras.

"Los ocho bocetos recuperados por el FBI son diseños realizados a mano, con diferentes técnicas, por artistas destacados en la especialidad desarrollada en el área de Diseño del Banco Central, Casa de Moneda o por diseñadores de empresas extranjeras. Se pudo observar el buen estado de conservación y la alta calidad museística de las piezas recuperadas", afirmó la PFA en el comunicado de prensa citada.

Después de la denuncia hecha por las autoridades del museo del BCRA, los expertos del Departamento Protección del Patrimonio Cultural, a cargo del comisario Fernando Gómez Benigno, comenzaron la investigación con la colaboración de la oficina de Interpol en Washington y con el Equipo de Crímenes de Arte del FBI.

"Todavía resta determinar quiénes fueron los autores del robo. Lo cierto es que tenían acceso y sabían dónde se guardaban los bocetos", sostuvo una detective de la PFA.

Cuando Esteve declaró como testigo explicó que, en 1995, el museo sufrió grandes pérdidas, que había muy poco personal y que no había control sobre quiénes tenían acceso a las piezas de colección. Afirmó que se había hecho una auditoría, aunque los funcionarios judiciales nunca tuvieron copia de los registros.

"Esteve dijo que no existen registros que den cuenta de que los billetes estuvieron efectivamente en el organismo, pero que todo prototipo o boceto que se haga para el BCRA es propiedad intelectual del organismo", según se desprende del expediente judicial.

Uno de los bocetos recuperados
Uno de los bocetos recuperados Crédito: PFA

En la causa declaró como testigo uno de los mayores coleccionistas de billetes argentinos, de origen extranjero. Su declaración testimonial fue hecha con la colaboración de una perito oficial traductora del idioma inglés.

El testigo describió su propia colección y relató cómo, en general, se obtienen los billetes. Afirmó que el sitio de Internet donde fueron vistos los cinco primeros bocetos que dieron origen a la denuncia es de una de las empresas más antiguas y confiables a nivel mundial, dado que conocen tanto a los compradores como a los vendedores.

Archivo y pedido de secuestro

En febrero de 2019, 13 meses después de la denuncia del Museo Histórico y Numismático Héctor Carlos Janson, Casanello decidió archivar el expediente "hasta tanto surjan nuevos elementos probatorios que esclarezcan los hechos". Esto ocurrió en los últimos meses, cuando una persona llamó al FBI para decir que tenía parte de las piezas de colección buscadas.

En su resolución, Casanello también había solicitado que el Departamento Protección del Patrimonio Cultural de la Oficina Buenos Aires de Interpol mantuviera el pedido de secuestro de los bocetos.

"No existe una fecha cierta en la que podrían haber sido cometidos los supuestos hurtos de los billetes, bocetos o prototipos de billetes del museo del BCRA. Esto implica no poder siquiera acotar el período en que pudieron haber sido cometidos. En 1995 se detectó el primer faltante de elementos de interés del museo, aunque los mismos no se encontraban inventariados. Por estas circunstancias se llevó adelante una auditoría en la que prestaron declaración varios coleccionistas. Sin embargo, no existen registros de estas actuaciones. Es decir, no se sabe qué elementos faltaron y, además, tampoco se tenía conocimiento de qué elementos tenían", explicó Casanello en la resolución de febrero de 2019.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.