El relato de una testigo del asesinato en Villa Gesell: "Gritaban 'dale que lo vas a matar, vos podés'"

La joven trabaja en el boliche y participó de la marcha de las velas
La joven trabaja en el boliche y participó de la marcha de las velas Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
(0)
21 de enero de 2020  • 06:47

Una testigo del asesinato de Fernando Báez Sosa, el joven de 19 años golpeado brutalmente por un grupo de rugbiers a la salida de un boliche de la ciudad balnearia de Villa Gesell, brindó anoche un testimonio clave.

En medio de una marcha con velas encendidas, Tatiana, de 17 años, trabaja en el boliche Le Brique como community manager, contó cómo fueron as agresiones.

"A eso de las cinco y media de la madrugada salí del boliche y lo vi a Fernando que estaba sentado, rodeado de sus amigos. En ese momento aparecen estos chicos y empezaron a pegarle , de la nada", relató Tatiana. "Nos metimos pibas, nos metimos pibes. Nos pegaron también. Hicieron lo que quisieron. A mí me golpearon en el brazo", dijo la joven a TN.

"En ese momento fue un descontrol de corridas, pero ninguna autoridad se metió a separar. Había policías y hasta los patovicas del lugar, pero nadie hacía nada. Los chicos que estábamos ahí nos metimos y hasta yo recibí golpes. Me agarraron del brazo y me lastimaron", agregó la joven en diálogo con TN en la puerta de Le Brique, donde anoche hubo una marcha para pedir Justicia.

Guido Bergman sobre la violencia adolescente por el caso de Villa Gesell (La repregunta - LN+)

14:37
Video

" Escuché que decían: «dale que lo vas a matar, vos podés». Uno preguntó si se lo quería llevar de trofeo y ahí le dieron la última patada", relató Tatiana, quien criticó al boliche por no cerrar sus puertas luego del crimen.

Tatiana subrayó el hecho de que ninguna autoridad de seguridad, privada ni pública, se acercó para asistir a Báez Sosa. "Yo vi cómo lo mataban. Tenía la cara desfigurada y nadie hacía nada", precisó.

La joven expresó también que tras el ataque, los rugbiers se fueron con la ropa enchastrada de sangre y nadie los detuvo: "Se limpiaban las manos en las camisas. Nadie los frenaba ni les preguntaba nada. Se fueron caminando".

Yo vi cómo lo mataban. Tenía la cara desfigurada y nadie hacía nada
Tatiana, trabajadora de Le Brique

"Me dan vergüenza, lo único que les importa es la plata. Lo mataron y a las 10 horas abrieron el boliche. Trajeron un famoso para que cante y poder llenarlo. No fueron capaces de acercarse a la familia", criticó Tatiana a los dueños del boliche.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.