El plan del exsaxofonista de los Cadillacs para asesinar a un fiscal de San Isidro

Pardo, el preso que según la investigación planeaba atentar contra el fiscal Patricio Ferrari
Pardo, el preso que según la investigación planeaba atentar contra el fiscal Patricio Ferrari
Gabriel Di Nicola
(0)
28 de noviembre de 2018  • 14:04

El plan criminal tenía dos escenarios posibles. Uno consistía en secuestrar, matar y arrojar el cuerpo del fiscal de San Isidro Patricio Ferrari en las aguas del río Luján, a la altura de San Fernando. El otro era atentar contra el representante del Ministerio Público cuando paseara al perro.

Fuentes judiciales informaron a LA NACION que detrás del plan criminal estaba Ignacio Pardo Paso , exsaxofonista de los Fabulosos Cadillacs y más conocido como Naco Goldfinger, que está preso en la Unidad 48 del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

Pardo Paso fue detenido en 2015 en una causa por robo calificado. El año pasado fue condenado a la pena de ocho años de cárcel. El fiscal a cargo de la investigación de la causa que lo llevó a prisión fue Ferrari.

Pero todo quedó desbaratado en las últimas horas tras una investigación de la fiscal de San Isidro Carolina Asprella, que encabezó una serie de allanamientos con la colaboración de la policía bonaerense, en Vicente López, San Isidro y San Fernando. Además, hubo un procedimiento en la Unidad 48 realizado por personal del SPB, en San Martín. La clave para avanzar en la investigación fue la declaración testimonial de un preso que dio detalles precisos del plan criminal.

El testigo declaró ante la fiscal Asprella la semana pasada. Además de contar que era extorsionado por Pardo Paso, afirmó que existe una celda en la Unidad 48 del SPB que hace la veces de "punto de encuentro" de "chorros" [sic], donde Pardo Paso es el jefe.

Uno de los allanamientos

00:44
Video

En Munro, Vicente López, la policía bonaerense detuvo al supuesto encargado de la logística del atentado contra Ferrari: Abel Díaz Rodríguez, de 44 años, que el 28 de junio pasado salió en libertad desde la Unidad 48 del SPB después de cumplir dos condenas por robo.

En la casa de Díaz Rodríguez se secuestraron dos pistolas calibre 9 milímetros con sus respectivos cargadores, 28 cartuchos del mismo calibre, US$ 4000, un uniforme, camperas y un chaleco antibalas de la Policía Federal Argentina (PFA), tres handies (uno de ellos con frecuencias de la policía bonaerense), dos notebooks, una billetera en la que había un escudo de la policía bonaerense y medio kilo de cocaína de máxima pureza.

Díaz Rodríguez tiene entre sus antecedentes haber sido detenido como parte de la banda de falsos policías que el 15 de mayo de 2013 asaltó en Martínez al sobrino de la exdiputada Margarita Stolbizer y a un productor televisivo y, luego, robó en Recoleta la casa de la hermana de la exlegisladora.

En otro allanamiento en Villa Martelli, Vicente López, la policía bonaerense secuestró un fusil automático liviano (FAL), dos granadas de mano (una marca FMK8, del Ejército Argentino), uniformes de la PFA y municiones.

Según el testigo, en una de las reuniones en la celda, que se habría concretado en mayo pasado, "Pardo Paso le pidió a Díaz Rodríguez que hiciera tareas de inteligencia respecto del fiscal de su causa [por Ferrari]".

Armas, handys y otros elementos secuestrados en un allanamiento en Munro
Armas, handys y otros elementos secuestrados en un allanamiento en Munro

La agencia de noticias Télam informó que Naco Goldfinger estaba dispuesto a pagar $100.000 a las personas que iba a contratar para llevar adelante el plan. El testigo, según fuentes judiciales, sostuvo que escuchó que los sospechosos estaban por contratar a sicarios de nacionalidad peruana y que uno de los escenarios para matar a Ferrari era en la zona norte del conurbano. También dijo que Pardo Paso habló del plan con un hermano que vive en Brasil.

Según la planificación, explicó una fuente judicial, los criminales iban a tener la colaboración de dos conocidos de Pardo Paso y pensaban llevar al fiscal a un astillero de San Fernando. "Creían, según lo que pudo escuchar el testigo, que la zona donde está el astillero era un lugar fácil para hacer desaparecer un cuerpo, porque lo podían mandar al fondo del río", reconstruyó una fuente del caso.

La mira puesta en Cariló

La otra posibilidad que analizaron los sospechosos, según se desprende de la causa judicial, era atentar contra Ferrari cuando paseara a su perro. "La idea era atacarlo y dejarlo al menos cuadripléjico", agregaron las fuentes consultadas.

Los datos con la dirección del astillero y el nombre de los supuestos colaboradores de Pardo Paso que entregó el testigo fueron corroborados por detectives de la policía bonaerense.

También se desarrolló un procedimiento en Alvear al 500, en San Fernando. En ese lugar funciona el astillero y se identificó a un empleado de nombre Leandro, como dijo el testigo en su declaración.

"El testigo aportó información precisa, que fue corroborada. Hasta nos entregó el número de teléfono celular que usaba Pardo Paso en la cárcel", explicó una fuente del caso.

Según fuentes policiales, a Pardo Paso le habían entregado datos de que Ferrari suele veranear en el balneario de Cariló. Los investigadores no descartan que el plan se haya pensado para concretar durante la próxima temporada estival.

Conforme a los criterios de

Más información

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.