Kitty Sanders: la mujer que se enfrentó a las redes de tráfico de personas

Su investigación empezó en Rusia como un trabajo periodístico y logró conocer el interior de ese negocio criminal; alertó sobre la situación local
Su investigación empezó en Rusia como un trabajo periodístico y logró conocer el interior de ese negocio criminal; alertó sobre la situación local Fuente: Archivo
Miguel Braillard
(0)
17 de mayo de 2020  

"Quiero hacer un informe sobre la trata de mujeres", le dijo a quien en ese momento era el responsable de su cátedra. "No te metas en ese tema, prepará algo más light", recibió como respuesta, y eso disparó aún más su curiosidad. Kitty Sanders nació en San Petersburgo y desde niña quiso ser periodista. Esa pasión hizo que la carrera cambiara su vida para siempre. La negativa de aquel profesor la movilizó a iniciar una investigación que empezó con charlas con prostitutas y bailarinas de burdeles. Pero como vio que las respuestas no eran suficientes decidió cambiar su estrategia y comenzó con una doble vida que se extendió por casi una década.

"No logré nada con las entrevistas, no se soltaban, quizás por miedo, porque los mafiosos te resetean el cerebro y cuesta contar la verdad. Ellas acomodaban su discurso, justificaban, y eso solo me servía apenas para publicar notas amarillistas en diarios y revistas. Pero ese no era mi objetivo, quería ayudarlas denunciando a los proxenetas. Entonces me convertí en una de ellas para acceder a ese submundo criminal", relató Sanders a LA NACION, quien, a pesar de haber recorrido casi veinte países y de hacer una doble vida durante ocho años, apenas tiene 32.

Kitty Sanders ya no puede infiltrarse como lo hacía en Europa. Hoy es conocida en todo el mundillo mafioso de la prostitución
Kitty Sanders ya no puede infiltrarse como lo hacía en Europa. Hoy es conocida en todo el mundillo mafioso de la prostitución

Contó que se vio obligada a fugarse de Rusia perseguida por la mafia, que tuvo que escaparse también de Ucrania por las amenazas, que fue secuestrada, encerrada en el baúl de un automóvil, golpeada, abusada, y varias veces soportó que le apuntaran con un revólver en la cabeza. Hace algunos años llegó a Latinoamérica y después de pasar por Brasil y Chile, de donde fue expulsada tras ser acusada de haber robado una serpiente que usaba para hacer shows eróticos con los que buscaba introducirse en el submundo de burdeles, llegó a la Argentina, donde lleva adelante denuncias contra redes de trata de mujeres y menores. También es habitual su presencia ante auditorios compuestos por responsables locales de la seguridad pública y miembros de las policías argentinas.

Sanders ya no puede infiltrarse como lo hacía en Europa. Hoy es conocida en todo el mundillo mafioso de la prostitución. Explicó que los proxenetas hasta ofrecen recompensa por su cabeza. Dijo que, como debió reinventarse en su búsqueda de ayuda a las víctimas de trata, buscó respaldo legal en nuestro país, y entonces se contactó con el estudio de abogados de Matías Morla para que la patrocine. Marcelo Trimarchi es uno de los letrados integrantes del estudio y quien dialogó con Kitty para asesorarla en la presentación que hicieron en los tribunales de Lituania, donde denunció una red europea de trata.

El estudio de abogados de Matías Morla patrocina a Kitty Sanders en su investigación.
El estudio de abogados de Matías Morla patrocina a Kitty Sanders en su investigación.

La conexión argentina

Aquí también investigó el tráfico de personas y presentará una denuncia apenas termine la feria judicial. "Recibí distintos testimonios que reforzaron algo sobre lo que tenía alguna información. Me cuentan que los proxenetas aprovecharían la muerte de ciudadanos europeos en la Argentina, cuyos cuerpos son trasladados a sus países de origen. Como el féretro, antes de ser cargado en las bodegas de los vuelos, no se abre para su constatación, solo se verifican los papeles y documentos que otorgan las funerarias. Así trasladarían a los menores en estado de somnolencia y con oxígeno. Es muy fuerte lo que cuento, pero quiero que se investigue y no voy a parar hasta saber la verdad", aseguró Sanders.

El abogado Morla agregó: "Kitty llegó a nosotros debido a nuestra experiencia en conflictos internacionales, y como el tema es demasiado serio, nuestro prestigio como profesionales está en juego y decidimos contenerla y respaldarla hasta las últimas consecuencias".

Sanders comenzó su investigación en varias funerarias argentinas cuya identificación prefiere preservar en pos del éxito de la investigación, pidiendo informes de cómo se envían los cadáveres a Europa, pero la pandemia del coronavirus detuvo ese trabajo. "En Europa hay un consumo de pornografía con menores, como también otras prácticas tanto o más aberrantes, y consiguen a sus víctimas en este lado del mundo", explicó Sanders.

Y agregó: "La Argentina es, como otros países de Latinoamérica, uno de los proveedores de menores y mujeres para el consumo de pornografía en Europa. Misiones es la provincia con mayor secuestro y tráfico de menores. Por la Triple Frontera pasa de todo, más del 80 por ciento de las víctimas de trata que se registran en el país son capturadas en esa provincia, luego trasladadas a Buenos Aires y finalmente a Europa para ser explotadas".

Kitty Sanders da charlas a los oficiales de Gendarmería sobre los nuevos métodos que utilizan las organizaciones criminales para captar mujeres y menores.
Kitty Sanders da charlas a los oficiales de Gendarmería sobre los nuevos métodos que utilizan las organizaciones criminales para captar mujeres y menores.

Según su experiencia, hoy la explotación y la trata cambiaron sus formas y paradigmas. "Ya no es necesario el secuestro al que todos tenían como método de trata. Hoy por internet muchas mujeres son obligadas a hacer distintas prácticas sexuales que son pagadas por medios electrónicos a cuentas de los proxenetas y es ahí donde más hay que investigar", aseguró.

Sanders aclaró que la forma de operar de las bandas se transforma de acuerdo con los obstáculos y barreras que se enfrentan: "En la Argentina di charlas a nivel nacional, en la Gendarmería, en la Policía de la Ciudad, para hablarles acerca de los cambios constantes en las formas de trabajar de estas organizaciones criminales". Precisamente, el estudio de Morla se basó en esas disertaciones, que sirvieron para darle consistencia al desarrollo de las denuncias que presentarán ante la Justicia, y solicitó informes a embajadas europeas relacionadas con el traslado de fallecidos.

Sanders es consciente de que su vida cambió para siempre desde aquella vez que decidió introducirse por completo en el mundo de las redes de trata. Hoy sigue con la misma pasión de entonces pero desde otro lugar. "Ya no puedo infiltrarme, entonces lo que hago es recibir denuncias, hablo con la policía, investigo, y una vez que tengo todo los datos vamos al lugar. Ya desbaratamos bandas en la villa 1-11-14, en la villa 31 y en Constitución. Voy adonde me requieren. En la provincia de Misiones participé de charlas para informar a los jóvenes sobre los riesgos a los que se enfrentan. En Buenos Aires también brindo contención a las chicas que son recuperadas de las redes. Siento que hoy esa es mi misión: un compromiso con salvar vidas que asumí desde el primer día y no pienso abandonar, pase lo que pase".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.