La muerte de un sicario expuso extraños vínculos de un juez, un abogado de políticos y el dueño de una flota de taxis

El asesinato de un sicario expuso en Rosario una compleja trama de relaciones
El asesinato de un sicario expuso en Rosario una compleja trama de relaciones Crédito: Marcelo Manera
Germán de los Santos
(0)
25 de octubre de 2019  • 20:28

ROSARIO.- El 11 de abril pasado Emanuel Sandoval pidió cambiar de domicilio para cumplir con la detención que cumplía hasta entonces en un departamento en Barrio Rucci, en Rosario, porque -según transmitió su abogado- "allí no estaba seguro". Ema Pimpi, como lo llamaban a este hombre de 28 años, con un extenso prontuario que se inició a los 16 años, estaba imputado de una doble tentativa de homicidio. El fiscal Adrián Spelta, quien ahora investiga el crimen de Sandoval, lo imputó de ese delito porque Ema Pimpi y su hermano Lucas dispararon a dos jóvenes, que resultaron heridos. Una mecánica similar a la que había usado Sandoval el 11 de octubre de 2013 cuando en desde una moto disparó con otras personas 14 disparos contra el frente de la casa del entonces gobernador Antonio Bonfatti.

El 30 de abril el juez Hernán Postma autorizó el cambio de domicilio para cumplir con el arresto. Ema Pimpi llevaba puesta una tobillera que era monitoreada el Programa de Vigilancia Electrónica.

Se mudó a una casa en Pago Largo 654, una mansión de más de 600 metros cuadrados ubicada en el barrio de La Florida, en el norte de Rosario. Una arbolada y zona residencial cercana al río Paraná. La propiedad donde decidió instalarse Sandoval pertenece desde 1998 a Oscar Puccinelli, un juez que es vocal de la Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Rosario. Esa casa fue alquilada por Matías Lange, un joven de 24 años, que firmó el contrato de alquiler en la inmobiliaria STI Propiedades. El contrato es contemporáneo al pedido de cambio de domicilio que hizo el joven asesinado ayer.

Esa no es la única coincidencia que existe en este caso. El hermano del juez, el abogado Claudio Puccinelli, representó al exgobernador Antonio Bonfatti, en un caso vinculado al atentado que sufrió el 11 de octubre de 2013, y por el cual fue condenado -en un juicio abreviado- Ema Pimpi a tres años y medio de prisión. Este letrado ejerció la querella en la acusación contra el suboficial Pablo Espíndola, quien fue condenado a seis años de cárcel, luego de que se secuestrara en su auto una pistola calibre 11.25 usada en el ataque contra la casa de Bonfatti.

El hombre condenado por balear en 2013 la casa del gobernador Bonfatti cumplía prisión domiciliaria en la propiedad de un juez, cuyo hermano fue el abogado de la querella en el juicio por ese ataque
El hombre condenado por balear en 2013 la casa del gobernador Bonfatti cumplía prisión domiciliaria en la propiedad de un juez, cuyo hermano fue el abogado de la querella en el juicio por ese ataque Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Manera

El abogado penalista dijo que hace más de 20 años que no tiene trato con su hermano y señaló que no conocía la casa del magistrado donde ocurrió este sangriento ataque. Coincidió con lo manifestado por el juez. El magistrado, quien se encuentra en un congreso en Costa Rica, confesó que fue advertido por el diariero sobre el doble crimen en su casa. "Esto es shockeante no sólo porque siguen habiendo asesinatos vinculados a este cuestiones mafiosas, sino porque uno de esos casos sucedió en mi casa", reconoció Puccinelli en diálogo con la radio LT8.

"Tengo una vinculación muy escasa con mi hermano desde hace muchos años, cualquiera que nos conozca lo sabe. No tengo idea a quien defiende. No tengo relación con el ámbito penal, más allá de conocer algunos jueces y fiscales sólo por trabajar en Tribunales. Desconocía todo esto. No conozco a las víctimas. Sólo conozco a Matías Lange con quien firmé el contrato y con quien estuve en una oportunidad en la casa cuando me pidió que hiciera unos arreglos bastantes grandes", agregó el juez.

"Matías está shoqueado, o lo que yo detecto por teléfono, cuando le pregunté el vínculo (con Sandoval) me dijo que era 'un amigo', no sé si pasó la noche ahí, o estuvo unos días o vivía con él, no lo sé, sólo me dijo que era 'un amigo'", reveló el titular de la inmobiliaria.

Tras escuchar esta trama que empezó a ser revelada por los medios, el padre del supuesto inquilino del inmueble Fernando Lange, titular de la Cámara de Radiotaxis de Rosario, aclaró que su hijo es "insolvente" para alquilar ese inmueble. "Tiene 24 años, no tiene trabajo y nosotros lo mantenemos. No tiene un ingreso para un alquiler", explicó, y reveló que su hijo le dijo que "le pidieron una gauchada. Fue un amigo de esta persona asesinada".

El titular de la inmobiliaria dijo que Matías Lange presentó como garantía varios recibos de sueldo, entre los que figuran su padre y su madre. El titular de la Cámara de Radiotaxis anticipó que denunciará penalmente a la inmobiliaria.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.