Lobos: la autopsia reveló que la nena asesinada murió por quemaduras

El detenido es primo de la menor asesinada
El detenido es primo de la menor asesinada
(0)
3 de marzo de 2020  • 09:17

Se cree que Guadalupe Ezeiza , la menor de 10 años asesinada a golpes y calcinada en Lobos , había sido atacada sexualmente antes del crimen. Por el femicidio fue detenido su primo , de 22, que confesó el hecho ante un familiar.

El hombre fue identificado como Sergio Ramón Oliveira y será indagado en las próximas horas por la fiscal de Saladillo Patricia Hortel. El presunto asesino es practicante de boxeo.

Según informaron fuentes policiales y judiciales a la agencia Télam, la autopsia determinó que la chica sufrió quemaduras en la zona genital , lo que borró las potenciales pruebas que podían obtenerse para acreditar una violación consumada.

Las investigaciones revelaron que la menor presentaba fuertes traumatismos de cráneo por una serie de golpes recibidos en la cabeza y también en el rostro, y que la causa de muerte fueron las quemaduras que dañaron sus órganos vitales. También se encontraron rastros de defensa en los miembros superiores de la niña. Por su parte, el acusado presentaba rasguños en su cuerpo .

El barrio donde encontraron el cuerpo de la niña
El barrio donde encontraron el cuerpo de la niña Crédito: Google Street

El caso

Anteanoche, la madre de Guadalupe denunció en la comisaría de Lobos que la menor estaba desaparecida. Dijo que Oliveira había pasado por su casa, en Angueira y calle 237, para llevar a la niña a un cumpleaños y que ella le había dado su consentimiento para que lo hiciera.

El hombre debía pasar por la casa de otro familiar a buscar a su propia hija, de edad similar a la de Guadalupe, y llevarlas a ambas niñas al cumpleaños. "Aparentemente era habitual que las dos niñas pasaran tiempo juntas, pero no que la víctima se quedara a solas con su primo", explicó el vocero consultado.

Mientras la policía buscaba a Guadalupe, Oliveira llegó a la casa de un familiar, en Roque Pérez, en medio de una crisis nerviosa. "Me mandé una cagada, por la nena no pude hacer nada", le dijo.

Ante esto, la policía fue a la casa de Oliveira, en avenida Yrigoyen al 1200, a unas 20 cuadras del domicilio de la víctima. Dentro hallaron el cadáver calcinado de Guadalupe, sentado contra una pared, sobre unas brasas. "La víctima presentaba signos de violencia y de incineración", señaló un jefe policial.

Oliveira fue aprehendido de inmediato. En su casa los peritos levantaron una serie de rastros que indicarían que quemó aparte algunas prendas de vestir de la niña y también un pantalón suyo, al tiempo que secuestraron unos guantes de boxeo.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.