Loco del martillo: fue indagado el hippie que atacó a golpes a una mujer trans

El sospechoso fue detenido en Punta Indio y hoy fue indagado por el juez de la causa
El sospechoso fue detenido en Punta Indio y hoy fue indagado por el juez de la causa
(0)
27 de septiembre de 2019  • 16:38

"Te voy matar...", le dijo y comenzó a golpearla. María Celeste, una mujer trans de 37 años, sufrió fuertes golpes de martillo en la cara y la cabeza. El agresor, después del ataque, se fue del departamento de la víctima. Huyó. Se instaló en una comunidad hippie de Verónica, en Punta Indio, se un hizo pasar por apicultor.

Pero sus días de hippie terminaron 45 días después del ataque a María Celeste. Cristian Ezequiel S., de 37 años, fue detenido en un operativo realizado por personal de la policía bonaerense y de detectives de la Policía de la Ciudad en Punta Indio.

El sospechoso fue indagado hoy por el juez en lo criminal y correccional porteño Darío Bonanno, a cargo de la causa. Según fuentes con acceso al expediente reconoció haber estado en el departamento de la víctima pero negó ser el autor del ataque.

En la investigación participó la fiscal Marcela Sánchez y detectives de la División Homicidios de la Policía de la Ciudad.

Los informantes sostuvieron que en el operativo donde fue detenido el imputado, el personal policial secuestró un martillo que se sospecha fue el utilizado para golpear a la víctima.

Según fuentes policiales, el sospechoso era cliente de María Celeste. Ella prestaba servicios sexuales a cambio de dinero. En uno de los encuentros arreglaron que él iba a hacerle unos trabajos de refacción en su departamento, situado en Suipacha y Córdoba, en el barrio de San Nicolás.

El sospechoso fue apresado en Punta Indio
El sospechoso fue apresado en Punta Indio

El 12 de agosto pasado, cuando Cristian Ezequiel S. hacía los trabajo de refacción comenzó a atacar con un martillo a María Celeste. Según pudieron reconstruir los investigadores le espetó: "Te voy matar ...". Como consecuencia de las graves heridas, la víctima estuvo internada.

Cuando el personal de la Policía de la Ciudad hizo una inspección en el departamento de la víctima, secuestró una moladora que había dejado el sospechoso y se tomaron muestras de manchas hemáticas.

La víctima aportó el número de teléfono del sospechoso. Por orden de la Justicia se ordenó la intervención de la línea telefónica. En una de las comunicaciones interceptadas surgió el dato de que el sospechoso estaba en la localidad de Verónica, a 90 kilómetros al sur de la ciudad de Buenos Aires.

Detectives de la División Homicidios de la Ciudad estuvieron varios días en Verónica y trabajaron de forma encubierta en la misma comunidad hippie donde se había radicado el sospechoso hasta que lograron detenerlo.

En los próximos días, el juez Bonanno definiría la situación procesal del sospechoso. El móvil del hecho habría sido un ataque por odio.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.