Marcha en Puerto Deseado para reclamar justicia por la violación de una mujer y el asesinato de su hijo

(0)
23 de febrero de 2020  • 22:20

Cientos de personas participaron, esta tarde, de una movilización en el centro de la localidad santacruceña de Puerto Deseado para pedir por el esclarecimiento del crimen del niño de 4 años y de la violación de su madre , María Mercedes Subelza. También cuestionaron al juez de la causa, Oldemar Villa, por otros casos "impunes" en los que también intervino.

La concentración comenzó a las 17 en la Plaza del Vagón, ubicada en Almirante Brown y San Martín, a metros de la municipalidad de Puerto Deseado y los manifestantes marcharon hacia la sede del juzgado interviniente.

"Hoy todos somos María" y "Justicia por Santino", fueron algunos de los carteles visibles; además, hubo cánticos en reclamo de justicia.

"Lamentablemente le tuvieron que entregar el cuerpo de su hijito en un cajón por culpa de estas dos bestias. Si la Justicia funcionara nosotros no tendríamos que estar en la calle", relató una manifestante.

La víctima, oriunda de Rosario de la Frontera, en Salta, había viajado a Puerto Deseado para visitar al mayor de sus hijos, David, el mismo que la llevó hasta la zona de la playa Cavendish para que ella y su hijo menor dieran un paseo. En ese lugar fue atacada por dos hombres que la violaron y mataron al chico.

Según el relato de Cecilia Oyarzo, la mujer que encontró a María, los dos asesinos se fueron cuando la dieron por muerta. "Cuando la encontramos estaba descalza y totalmente ensangrentada", relató.

Además, destacó "la entereza" que tuvo la víctima para "salir a buscar ayuda" y consideró que "a pesar de la desgracia, está contenida" por su familia y los vecinos del lugar.

Los vecinos de la zona aseguraron a la agencia de noticias Télam que el mayor problema del lugar es la presencia de narcotraficantes que venden droga; muchas de esas causas están siendo investigadas por el mismo juzgado, el de Villa.

La marcha de la investigación

Omar Alvarado, el joven de 24 años detenido por el caso fue identificado por la misma víctima como la persona que, junto a otro hombre, los raptó, abusaron sexualmente de ella y llevaron cautivo a su hijo, al que asesinaron a golpes en la cabeza con un objeto contundente, eventualmente, una roca de tantas que hay entre los acantilados de la playa Cavendish. Fuentes de la pesquisa dijeron que la mujer lo reconoció por la voz.

En las últimas horas, por disposición del juez, este acusado fue trasladado a una sede policial de la ciudad de Caleta Olivia para evitar una posible reacción de los vecinos. Se prevé que será indagado en los próximos días, mientras se resuelve la situación del otro sospechoso aprehendido, que es menor de edad. Ayer, este joven iba a ser sometido a una rueda de reconocimiento de la que se esperaba que pudiera participar la víctima. Pero ella no estaba en condiciones de participar de ese acto y, en consecuencia, fue suspendido, según se explicó.

El magistrado tiene un plazo de diez días hábiles para indagar al sospechoso, quien en principio está acusado de los delitos de "rapto, abuso sexual con acceso carnal, tentativa de femicidio y homicidio" del niño de 4 años.

Con respecto a las motivaciones del crimen, el juez dijo: "Evidentemente hay un importante componente de sexismo y de odio hacia el sexo femenino, el robo creo que fue una consecuencia".

Omar Alvarado, el sospechoso de 24 años que permanece detenido por el crimen en Puerto Deseado
Omar Alvarado, el sospechoso de 24 años que permanece detenido por el crimen en Puerto Deseado

El sospechoso ya había sido demorado el viernes, horas después del hecho, pero el juez Villa decidió liberarlo porque no había logrado obtener elementos probatorios.

Sin embargo, horas después apareció la hermana del joven y contó a los investigadores que él le había confesado el crimen y la violación. Acto seguido, el juez volvió a demorarlo y finalmente ordenó su detención.

Fuentes de la investigación afirmaron a la agencia de noticias Télam que el detenido ya contaba con antecedentes penales, pues había sido demorado el mes pasado tras haber sido denunciado por la "tentativa de homicidio" de un familiar suyo, menor de edad, aunque la Justicia lo liberó.

Los dos acusados serán sometidos a exámenes de ADN para cotejarlos con el perfil genético que se obtenga de los restos de sangre y de piel encontrados bajo las uñas de la mujer, que intentó defenderse del ataque de los dos hombres.

Según el relato de la mujer, en el medio del ataque sexual y mientras uno de los agresores amenazaba a su hijo con un cuchillo, se desvaneció, por lo que los delincuentes, al creerla muerta, se llevaron al chico, a quien finalmente asesinaron a golpes.

La autopsia determinó que el chico perdió la vida por una hemorragia interna producto de politraumatismos de cráneo realizados con un elemento contundente, eventualmente, una roca.

David Subelza, el hijo de la víctima, agradeció "el apoyo y la contención" que reciben tanto él como su familia. "No hay palabras para describir este hecho. Solo pido justicia por mi hermanito, inocente de todo mal, y por mi mamá. Gracias", concluye el mensaje que difundió en la red social Facebook.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.