Misterio por la desaparición de una estatua de Canning

La obra, realizada en plata 925, estaba en la Facultad de Ciencias Económicas
La obra, realizada en plata 925, estaba en la Facultad de Ciencias Económicas
Lucila Rolón
(0)
24 de septiembre de 2015  

La Subsecretaría de Relaciones Institucionales de la Secretaría Legal y Administrativa del Ministerio de Economía presentó una denuncia ante la justicia federal por el robo de una histórica estatua del primer ministro británico George Canning. Pertenece al patrimonio cultural de esa cartera, que la había cedido temporalmente a la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, donde admitieron que desconocen qué sucedió con ella desde diciembre pasado.

El Ministerio de Economía cuenta con más de mil obras de arte, como la escultura robada, cuadros de Benito Quinquela Martín o piezas de Carlos Castagnino y Cesáreo Bernaldo de Quirós, entre otros. "El 4 de marzo de 2011 el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas de la Nación suscribió un contrato de comodato con la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, a la que le otorgó en préstamo la escultura denominada «George Canning», del artista Robert Garrard, para su exhibición", según consta en la denuncia, que está a cargo del juez Julián Ercolini. Interviene en la investigación el fiscal Carlos Stornelli.

"Es difícil venderla"

"Es una pieza de valor, pero es muy difícil venderla, está registrada junto con otros objetos de arte y bienes culturales", aclaró el fiscal Stornelli a LA NACION.

"No se trata de un hecho menor la desaparición de patrimonio nacional; vamos a tratar de recuperar la pieza perdida mientras investigamos quiénes fueron los responsables", dijo el fiscal federal.

En 2003, cabe recordar, causó conmoción la noticia el robo de una escultura del artista francés Auguste Rodin del Museo de Bellas Artes, en la ciudad de Buenos Aires. La obra apareció cuando un particular intentó venderla en un anticuario porteño. Se trató de una réplica, realizada en bronce de primera fundición, de la original, titulada Estudio para manos, estudio para el secreto.

En tanto, la escultura de George Canning, que data del año 1867, representa a su figura de cuerpo entero y su medida real es de 99 cm x 50 cm x 37 cm.

Más allá del incalculable valor cultural e histórico, la pieza está realizada en plata 925, un metal valioso, según informaron a la prensa fuentes de la investigación.

Había sido expuesta en el Salón de los Cuadros del Ministerio de Economía, rebautizado Scalabrini Ortiz para recordar a uno de los mayores exponentes intelectuales del Pensamiento Nacional. Luego fue exhibida en el Museo de la Deuda Externa, una muestra instalada en la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA.

El británico George Canning fue el impulsor del "Tratado de Amistad, Comercio y Navegación" firmado en 1825 entre las Provincias Unidas del Río de la Plata y Gran Bretaña, siendo el primer tratado que firmara la futura República Argentina con un país europeo.

El tratado fue ratificado el 19 de febrero de 1825 por el gobierno de Buenos Aires y, luego, el 10 de mayo, fue suscripto por Londres. A los pocos días, Canning depositó el documento en la Cámara de los Comunes y fue recibido con asentimiento general: fue el primer reconocimiento de independencia, mediante un tratado, a un país de América latina por parte de Gran Bretaña.

George Canning

Fuente: LA NACION

Artista: Robert Garrard

Es una obra de 1867; representa a George Canning, impulsor, en 1825, del "Tratado de Amistad, Comercio y Navegación" entre las Provincias Unidas del Río de la Plata y Gran Bretaña. Está realizada en plata 925 y mide 99 x 50 x 37 centímetros. En marzo de 2011 fue cedida por el Ministerio de Economía a la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.