Coronavirus: murió el primer preso bonaerense contagiado de Covid-19

Milagros Moreni Nimer
(0)
3 de agosto de 2020  • 14:26

Un preso que estaba alojado en la Unidad Penal N°6 de Dolores es la primera víctima mortal de coronavirus en establecimientos del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB). El recluso era oriundo de Mar del Tuyú, tenía 60 años y patologías preexistentes. Murió como consecuencia de una insuficiencia renal aguda mientras permanecía internado en el Hospital Cuenca Alta Néstor Kirchner, de la ciudad de Cañuelas, según informaron a LA NACION fuentes del SPB.

La noticia se conoció ayer, cuando se transitaba el día 137 de aislamiento que, por ahora, se extenderá hasta el 16 de agosto próximo, según el último anuncio del presidente Alberto Fernández. El hombre que estaba privado de su libertad había sido internado el 21 de julio por un cuadro de hipertensión arterial y luego de unos días, de acuerdo a lo que estipula el protocolo, fue hisopado; así se detectó que había contraído el Covid-19.

Su patología de base era, según el SPB, "hipertensión"; desde el sistema carcelario provincial aclararon que "se trataba de una enfermedad obstructiva crónica". El 28 de julio, el estado de salud del paciente empeoró; debió ser intubado y asistido con respiración mecánica "hasta que en las últimas horas se produjo una sepsis por la insuficiencia renal aguda y, tras una falla multiorgánica, perdió la vida". Desde el servicio penitenciario afirmaron que "el detenido egresó del penal sin síntomas de Covid-19".

Rodolfo Espinoza, con domicilio en San Clemente del Tuyú, estaba detenido desde febrero de 2019 y a disposición del Tribunal Oral Criminal (TOC) N°2 de Dolores. Según trascendió, cumplía una condena por delito sexual agravado por el vínculo.

Esta muerte es la primera por Covid-19 en las cárceles de la provincia de Buenos Aires. El primer caso positivo de un interno se conoció el 19 de abril pasado: un hombre de 49 años alojado en la Unidad 42 de Florencio Varela que debió ser trasladado al Hospital Interzonal General de Agudos Presidente Perón, de Avellaneda. Por otra parte, el primer caso de un agente penitenciario contagiado de coronavirus se produjo en la Unidad 21 de Campana, también en abril.

Desde que comenzó la pandemia los penales estuvieron bajo la lupa por el riesgo de mayor contagiosidad intramuros, por lo que desde el SPB se extremaron las medidas de higiene y de bioseguridad para el personal penitenciario y para las personas privadas de su libertad. Se suspendieron las visitas en alcaidías y penales, y solo los allegados de los internos pueden acercar mercaderías, que debe pasar por un doble proceso de desinfección. También fueron suspendidas las actividades educativas y extracurriculares y se implementó un control sanitario que implica la evaluación de síntomas de los agentes y la firma de una declaración jurada.

El Servicio Penitenciario Bonaerense tiene 44.840 internos, de los cuales 43.474 están alojados en cárceles y 1366, en Alcaidías Departamentales. Cuenta con 23.500 agentes.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.