Desembarco estatal en ocho villas copadas por narcos