Seis detenidos en el desalojo del predio de Villa Lugano tras el asesinato de Melina López

Lo confirmó Guillermo Montenegro, el ministro de Justicia y Seguridad de la ciudad de Buenos Aires; desde la madrugada la Policía Metropolitana y Gendarmería iniciaron el operativo para expulsar a los usurpadores y derribar las casillas instaladas
(0)
23 de agosto de 2014  • 11:52

En medio del fuerte operativo liderado por la Metropolitana y Gendarmería que se desarrollaba desde esta madrugada en el barrio Papa Francisco,, ubicado en Villa Lugano, ya son seis los detenidos, según confirmó Guillermo Montenegro, el ministro de Justicia y Seguridad del gobierno porteño.

Aunque al principio el fiscal general de la Ciudad, Martín Ocampo, había dicho que los detenidos eran cuatro, el funcionario porteño confirmó en una conferencia de prensa poco después que fueron finalmente seis. La detención se realizó por "resistencia a la autoridad", pero todavía no le tomaron declaración a los detenidos, que son todos hombres. Si bien el desalojo tuvo momentos de tensión, según el fiscal, se intentó que fuera "lo menos violento posible".

El lugar se encuentra ubicado frente a la Villa 20, a metros de la avenida Cruz y Larraya de Villa Lugano, donde se creó el autodenominado barrio Papa Francisco, y los mismos vecinos denunciaron que la zona es "tierra de nadie" y de "desamparo total", sin apoyo ni protección.

El doctor Julio Conte Grand, procurador general porteño, indicó más temprano en declaraciones al canal TN que el operativo comenzó a la madrugada de hoy y se desarrolló sin violencia, "sacando del lugar a los usurpardores".

"La situación es muy sensible. Antes de la muerte de Melina hubo episodios graves y de semejante magnitud. No se puede ignorar que el episodio de esta última muerte es un hecho significativo, pero el operativo estaba dispuesto desde hace semanas atrás, ya que se ha hecho un operativo de inteligencia para diferenciar a los vecinos de los últimos usurpadores".

El procurador agregó que la jueza a cargo del mismo dispuso la destrucción de las casillas en el lugar tomado. Y precisó que la policía no pudo detener a los presuntos delincuentes que utilizan las viviendas para planificar delitos.

La orden de desalojo

El operativo de allanamiento y desalojo del predio ocupado, conocido como el barrio Papa Francisco, fue dictado por la jueza Gabriela López Iñíguez, titular del juzgado N°14 en lo Penal, Contravencional y de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires.

La orden de liberación del predio ocupado ilegalmente indicaba que el operativo se realice "al alba" de este sábado 23 de agosto, por "la Policía Metropolitana con asistencia de Gendarmería Nacional".

Pasadas las 5 de la mañana, y en cumplimiento de la orden dictada por la jueza de primera instancia, efectivos de la Policía Metropolitana y Gendarmería iniciaron el operativo de allanamiento.

"Siendo las 9 de la mañana, el 80 por ciento del predio ya se encuentra vacío", informó la jueza López Iñíguez.

Según informó la magistrada, el operativo se inició "sin resistencia y sin incidentes", ante la sorpresa de la orden dictada. Si bien aún no se cuentan con números oficiales de personas desalojadas, es prácticamente nula la presencia de mujeres y niños.

Respecto del operativo, el secretario de seguridad, Sergio Berni, precisó a los periodistas que se acercaron al lugar que el operativo "está transcurriendo todo con total normalidad". Cuestionó la poca celeridad de la Justicia en relación a la toma, y disparó que ésta "trabaja más por la presión que le meten los medios de comunicación" que por su propia actividad.

Abandono

El mismo párroco del lugar, Franco Punturo, advirtió que el abandono comenzó desde la segunda o tercera semana de la toma del asentamiento, ocurrida a fines de febrero, y que desde entonces el predio se transformó en "una zona liberada y un lugar ideal para refugiarse". Esto último lo dijo al referirse a las bandas de delincuentes que actúan allí, aunque evitó brindar más detalles.

En ese contexto, el martes pasado un grupo de ladrones interceptó en las inmediaciones del barrio y mató por la cartera a Melina López, una chica de 18 años que había ido al supermercado a pagar la factura de su celular. Respecto a este caso, el secretario de Seguridad, Sergio Berni, confirmó la detención de un joven de 18 años que ayer se negó a declarar ante el juez a cargo del caso.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.