Ordenan la captura de un exfutbolista de Platense y Talleres de Córdoba por el contrabando de 4x4 robadas

Alejandro Kenig
Alejandro Kenig
José E. Bordón
(0)
11 de julio de 2019  • 13:40

SANTA FE.- Una organización delictiva con base en Córdoba y ramificaciones en esta provincia, que se dedicaba al robo de camionetas 4x4 que luego eran trasladadas a Bolivia, donde se comercializaban, fue desbaratada. Hay dos detenidos y por lo menos cuatro prófugos, entre ellos un exfutbolista de Talleres de Córdoba, Alejandro Kenig, sobre quien se libró orden de detención internacional.

La investigación, de la fiscal santafecina María Laura Martí, puso al descubierto una estructura que parece trabajar mediante células diferenciadas que levanta con exclusividad camionetas Toyota Hilux. Una es la que sustrae los vehículos, en base a inhibir el sistema de alarma, de manera de realizar el robo sin violencia. La segunda célula se dedica a la comercialización de las camionetas robadas y que son trasladadas hacia Bolivia. Kenig, según el informe al que accedió LA NACIÓN, está sospechado de integrar el grupo que se encargaba de trasladar los vehículos robados hacia el extremo Noroeste del país.

Bolivia sería el destino de una Toyota Hilux blanca sustraída en Rosario el 13 de mayo pasado que aparece en una foto en el teléfono celular de un hombre llamado Jorge Adrián Moyano Moreno, de 51 años, que está preso desde el viernes pasado en esta capital. También se acreditó un robo de una camioneta de la misma marca en la ciudad de Esperanza. Ninguna de estas últimas pudieron ser recuperadas.

La investigación, según datos recogidos por este diario, se inició cuando en San Salvador de Jujuy, el 30 de mayo pasado, detuvieron a un cordobés en la zona de la terminal de ómnibus con dos Toyota Hilux robadas tres días antes en la provincia de Santa Fe: una en la capital santafesina y la otra en la vecina ciudad de Santo Tomé, el 27 de mayo pasado.

Los identificados en la asociación ilícita dedicada a estos robos son personas residentes en Córdoba. El primer detenido en la capital jujeña era Jorge Adrian Moyano. El viernes se sumaron dos más: Sergio Ariel Moyano, de 45 años, y Gustavo Moyano, de 26.

A través de escuchas entre las que se destacaba el apodo del futbolista Kenig, que se tiene como uno de los que manejaban hacia la frontera norte los vehículos robados. También se identificó a un ciudadano boliviano apodado "Coreano" como el contacto en el país vecino para ubicar los vehículos.

Las camionetas habrían sido robados con inhibidores de alarmas y se presume que los pasaban a Bolivia falsificando documentación y cambiando las patentes.

El primer detenido fue imputado por asociación ilícita y falsificación de documentos, mientras que a los otros dos que siguieron se los imputó por asociación ilícita y encubrimiento.

Cuando surgió la detención del Jorge Moyano con la Hilux en Jujuy se procedió a la apertura de su celular. Por mensajes en el whatsapp se detectó una alusión a una camioneta robada en Rosario junto con una foto del vehículo, que se veía en el teléfono de Moyano, tomada el 14 de mayo. Entonces la fiscal pidió a a la Unidad Regional II un reporte sobre los vehículos robados en los días previos y supo que un día antes habían sustraído en Rosario una Toyota Hilux blanca idéntica a la que aparecía en la foto.

La camioneta Hilux se descuenta que es la robada en Rosario pero tenía una patente distinta. Este dominio corresponde a una patente robada el mismo día a un vehículo en La Plata.

La camioneta robada en Esperanza según se presume fue sacada del país cruzando la frontera hacia Bolivia y quien manejaba sería la persona a la que llaman "Tanque". El titular de la línea es el ex futbolista Alejandro Kenig, que tiene ese apodo, por lo que la fiscal Martí solicitó su captura.

Cuatro años de investigación

En Rosario hace cuatro años una pesquisa del Ministerio Público de la Acusación sobre el robo de camionetas Toyota Hilux desbarató a una sofisticada banda. La investigación desentrañó un complejo modus operandi, entrecruzó datos de un millón de llamadas, recuperó 14 camionetas y cinco personas fueron condenadas. Además se esclarecieron 80 sustracciones a mano armada o en la vía pública.

En aquella ocasión se investigaron casos ocurridos entre abril de 2014 y febrero de 2015.

Según se admitió en ese momento, los delincuentes vulneraban el sofisticado sistema de seguridad que trae de fábrica la camioneta. Luego de acceder al habitáculo conectaban una notebook al tablero que interfería el dispositivo antirrobo. Al hackearlo, como se dice en términos informáticos, se habilitaba el arranque de forma manual.

La estadística es infalible: de las 80 camionetas denunciadas 73 fueron robadas de esta manera y 7 a mano armada.

El "Tanque"

La camioneta robada en Esperanza -se presume- fue sacada del país cruzando la frontera hacia Bolivia y quien manejaba sería la persona a la que llaman "Tanque". El titular de la línea es el ex futbolista Alejandro Kenig, que tiene ese apodo, por lo que la fiscal Martí solicitó su captura internacional.

Kenig tuvo una trayectoria destacada en la década del 90. Inició su carrera en Deportivo Español, jugó en Maccabi Tel Aviv de Israel y en 1990 llegó a Talleres de Córdoba, club del que se describía como hincha.

Tuvo un amplio recorrido internacional en clubes como Universidad Católica (Chile), Emelec (Ecuador), Deportivo Cali (Colombia) y Millonarios (Colombia).

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.