Para Mariotto, la muerte de un testigo clave fue un asesinato