Pesca ilegal. Vigilan los movimientos de una flota extranjera de 250 barcos