Quién era el turista inglés asesinado por motochorros en Puerto Madero

Tenía 50 años, estaba casado y era millonario: dirigía una empresa constructora de casas de retiro y vacaciones
Tenía 50 años, estaba casado y era millonario: dirigía una empresa constructora de casas de retiro y vacaciones Fuente: Archivo
(0)
15 de diciembre de 2019  • 18:49

Matthew Charles Gibbard, el turista británico asesinado por motochorros ayer en la puerta del hotel Faena de Puerto Madero, tenía 50 años y vivía con su familia en Northamptonshire, donde lideraba una empresa constructora.

Su hijastro, Stefan Joshua Zone, de 28, también fue atacado. Recibió un disparo en una pierna y se encuentra internado. Los disparos se produjeron luego de que los turistas resistieron el robo al negarse a entregar su equipaje.

Gibbard estaba casado con Suzanne, de 52 años, con quien vivía en la casa familiar de Kettering, en Northamptonshire, un condado ubicado al norte de Londres. Era el jefe de la empresa de construcción de casas de retiro y vacaciones Tingdene, que según el diario The Daily Mail genera ganancias anuales 20 millones de libras.

"Desde 1969 hemos construido nuestra reputación como una de las empresas constructoras de hogares residenciales de retiro y casas de vacaciones líderes en el Reino Unido", se describe la empresa de Gibbard en su página web. "Somos un negocio orgullosamente independiente y nuestro éxito continuo está basado en nuestro compromiso irrenunciable con la calidad y la innovación".

El diario británico The Sun entrevistó a una empleada del bar local Snooty Fox, al que solía asistir Gibbard: 'Es absolutamente terrible, eran gente amorosa. Venían con frecuencia al pub".

'Matt era una persona tan hermosa, y un verdadero caballero. Hizo tanto por el pueblo, incluso puso el dispositivo para los fuegos artificiales él mismo. Eran una familia muy exitosa y popular en el pueblo", agregó.

Qué pasó

El asesinato ocurrió alrededor de las 11 de ayer, en la puerta del hotel cinco estrellas ubicado en la calle Martha Salotti 445, entre Juana Manso y Aimé Painé, en el corazón de Puerto Madero. Los dos turistas, de 50 y 28 años, estaban ingresando al edificio cuando fueron interceptados por una moto, presuntamente apoyada por un vehículo, y delincuentes intentaron arrebatarles sus pertenencias. Los británicos intentaron luchar con dos motochorros y fueron baleados. Luego fueron trasladados al hospital Argerich.

El momento del asalto

02:06
Video

Gibbard ingresó con una herida en una axila y gran pérdida de sangre. Murió minutos después. Su hijastro está fuera de peligro, con una bala alojada en el fémur izquierdo.

Fueron los únicos integrantes de la familia atacados, pero en su visita al país estaban acompañados por la esposa del hombre fallecido y la novia del herido.

El monitoreo de las cámaras de seguridad de la zona permitió establecer que la moto tenía el apoyo de un automóvil, los investigadores intentan determinar el recorrido de los turistas baleados para definir si fueron elegidos como blanco de oportunidad por los motochorros o bien si fueron seguidos durante su trayecto.

Tras el hecho, que causó conmoción entre las personas que a esa hora paseaban por la zona, personal de Prefectura dispuso un operativo cerrojo para tratar de localizar a los dos vehículos, a la vez que se estaban buscando imágenes en las cámaras del hotel, de edificios cercanos y las del Gobierno de la Ciudad. La jurisdicción de seguridad en la zona es federal.

Fuentes del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño señalaron que esperan la convocatoria de la fiscal Ana Cristina Yacobucci, a cargo de la pesquisa, para colaborar con la tecnología desplegada por el gobierno de la ciudad. "Esperamos que se de participación a la Policía de la Ciudad para aportar nuestros recursos en la investigación de este aberrante hecho, de esa forma se podría contar de inmediato con todos los recursos tecnológicos de nuestra fuerza, como los lectores de patentes y el Anillo Digital de cámaras. De todas maneras, este ministerio ya instruyó al jefe de la Policía de la Ciudad para que ponga a disposición todas nuestras capacidades para buscar a estos delincuentes. Un hecho de estas características muestra una vez más que se necesitan tener herramientas más eficaces para combatir el delito y lograr condenas más rápidas".

Los investigadores porteños empezaron anoche a analizar las cámaras de seguridad fuera de Puerto Madero para identificar a los sospechosos, que habrían seguido a los turistas tras su arribo al aeropuerto de Ezeiza.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.