Quiénes son los tres imputados de "La manada de Chubut"

Marcha en los tribunales de Rawson contra la "manada de Chubut" que abusó de una chica en septiembre de 2012
Marcha en los tribunales de Rawson contra la "manada de Chubut" que abusó de una chica en septiembre de 2012 Crédito: El Patagónico
Ana Tronfi
(0)
4 de junio de 2020  • 13:39

RAWSON. Los tres imputados que, según dictaminó el fiscal Fernando Rivarola, deberían enfrentar un juicio abreviado por la denunciada violación a una menor en Playa Unión, hace ocho años, pertenecen a familias de un selecto círculo de empresarios y políticos de Chubut.

El coletazo de la decisión del fiscal, que decidió cambiar la carátula por abuso sexual simple, no se hizo esperar: varios de los protagonistas de la fiesta de aquel 21 de setiembre de 2012 que terminó en el ataque a una chica indefensa en el balneario de la capital provincial ya no viven en Chubut, pero lo más probable es que el repudio social general que concitó el caso les impediría recorrer las calles de Puerto Madryn o de esta ciudad. Sus fotos hoy aparecen en calles, vidrieras y locales comerciales.

Un descargo y una exposición de los hechos por parte de la víctima a través de las redes sociales terminó, a comienzos del año pasado, con una publicación de los colectivos participantes del #NiUnaMenos que identificó al grupo agresor de la chica como "La manada de Chubut". La presión obligó entonces a la fiscalía a buscar a la denunciante, que finalmente relató los detalles del suceso ante la Justicia.

A mediados del año pasado, la primera audiencia involucró a cinco imputados. Sobre dos de ellos el fiscal ya pidió el sobreseimiento. Se trata de Tomás Soriano y Robertino Viglione.

Los tres acusados que admitieron su participación en lo que fue calificado como la "manada de Chubut" que abusó de una chica en septiembre de 2012
Los tres acusados que admitieron su participación en lo que fue calificado como la "manada de Chubut" que abusó de una chica en septiembre de 2012

Sin embargo, en el contexto de la elevación a la decisión del juez de un acuerdo de juicio abreviado, tres de los acusados asumieron su responsabilidad. Este es el caso de Luciano Mallemaci, señalado como un de los participantes en la fiesta donde ocurrieron los hechos.

El joven tiene ahora 25 años y es hijo del dueño de una inmobiliaria reconocida en Puerto Madryn. De acuerdo a sus registros, su último empleo en blanco fue en una empresa cordobesa que se dedica a elaborar piezas de hormigón.

Leandro del Villar era mayor de edad cuando ocurrieron los hechos. Con 28 años, nació en Puerto Madryn y según la denuncia fue uno de los que abusó de la presunta víctima. Su actividad en la ciudad costera estuvo vinculada a las carreras de karting, como aficionado, y a los deportes en general. Su actividad comercial está vinculada hoy al transporte de pasajeros.

Marcelo Ezequiel Quintana tiene actualmente domicilio fiscal en Caleta Olivia, Santa Cruz, pero tendría residencia permanente en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Hoy tiene 29 años y está registrado en los rubros de servicios jurídicos de la AFIP. Integra, junto a miembros de su familia, la firma Andequin S.A., dedicada a la construcción.

Soriano, en tanto, vivía en la localidad de Gaiman cuando se realizó la denuncia. Pertenece a una reconocida familia de empresarios que tiene campos y emprendimientos turísticos en la costa de Chubut, en inmediaciones de Camarones. Nacido y crecido en Gaiman, en los Estados Unidos manejaba la compañía Patagonian Sea.

A raíz de su implicación en la causa se lo inhabilitó para salir del país. La joven lo había acusado de haber sostenido la puerta para que nadie ingresara al cuarto donde cuatro hombres abusaban sexualmente de ella.

También el fiscal pidió el sobreseimiento de Viglione, familiar directo de quien se desempeñó como gobernador de Chubut desde 1983 a 1987, el radical Atilio Oscar Viglione.

Por: Ana Tronfi
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.