Recuerden, también hay vecinos

Luis Moreiro
(0)
14 de diciembre de 2013  

No se entiende. Durante unas seis horas una importante cantidad de forajidos tomó por asalto el centro porteño y, al día siguiente, los funcionarios responsables de prevenir y proteger a los vecinos aparecieron opinando como si fueran analistas políticos sociales recién llegados de Estocolmo.

Mientras el porteño medio, que paga religiosamente sus impuestos, se ve obligado a tomar como un hecho cotidiano que se corten las calles, que se rompa el mobiliario urbano, que se saqueen comercios, que los semáforos sean territorio liberado de limpiavidrios y que las calles sean propiedad privada de los "trapitos", los funcionarios, en lugar de aportar soluciones y asumir responsabilidades, se disfrazan de analistas. Sueña extraño, ¿no?

El jueves, Buenos Aires caminó por la cornisa. ¿Es necesario recordar que en este país hubo protestas y saqueos con once personas muertas?

Aquí, sobre las brasas de esos incendios, un ministro de Seguridad -Guillermo Montenegro- se mostró jugando al fútbol y su mediático par de la Nación - Sergio Berni- brilló, llamativamente o convenientemente- por su ausencia.

Hace un año, la horda de vándalos supuestos hinchas de Boca ya habían hecho lo mismo. Si la Ciudad y la Nación tuvieron 365 días para preparar un operativo de prevención, fracasaron. Y como el vecino ya lo sabe, al menos, habría que pedirle disculpas.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.