Renunciaron la ministra de Seguridad de Córdoba y el jefe de policía tras el acuartelamiento y los saqueos