Rosario: atacaron a balazos edificios de tribunales tras las condenas a la banda Los Monos

Atacaron a balazos los tribunales provinciales de Rosario
Atacaron a balazos los tribunales provinciales de Rosario Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Manera
Germán de los Santos
(0)
10 de diciembre de 2018  • 08:54

ROSARIO.- Con una diferencia de diez minutos, dos nuevos ataques a balazos alcanzaron al edificio del Tribunal Provincial de Rosario y al Centro de Justicia Penal (CJP), que fue blanco de un atentado por segunda vez en pocos meses. La principal hipótesis es que detrás está la mano de Los Monos. El líder de esta banda, Ariel "Guille" Cantero, fue condenado el jueves a 15 años de prisión por producción y comercialización de estupefacientes, condena que se suma a los 21 años y seis meses que había recibido el 9 de abril pasado por asociación ilícita y un homicidio.

El Ministerio de Seguridad de Santa Fe sospecha que estos dos atentados, que suman a otros cinco contra edificios judiciales este año, no tiene relación con las condenas por narcotráfico sino con el cierre de un boliche bailable de la zona sur de la ciudad que era una de las nuevas fuentes de financiamiento de la banda.

Club Fire, de Oroño al 4700, fue clausurado anteanoche. Según fuentes judiciales, es manejado por miembros de Los Monos; varias escuchas telefónicas ponen este negocio como uno de los sitios a los que acudían jóvenes que perpetraron los 16 ataques anteriores contra propiedades de jueces e investigadores judiciales, en una serie de intimidaciones que comenzó el 29 de mayo último.

Según advirtieron a LA NACION fuentes de Seguridad de Santa Fe, con los boliches Los Monos recaudan unos dos millones de pesos mensuales. Se sospecha que detrás de los ataques contra los edificios judiciales estén involucradas, como ideólogas, las mujeres de la banda que a pesar de haber sido condenadas por la Justicia federal permanecen con detención domiciliaria, como Vanesa Barrios, pareja de Guille; Jessica Lloan, esposa de Jorge Chamorro, y Celestina Contreras, la madre de Cantero. Las dos primeras fueron condenadas a 12 años de prisión y la mamá de Guille, a 10 años.

Atacaron a balazos los tribunales provinciales de Rosario
Atacaron a balazos los tribunales provinciales de Rosario Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Manera

El primero de los ataques se produjo en el edificio de Balcarce y Montevideo, donde funciona el tribunal por el cual cada día transitan más de 8000 personas. Poco después de las 2.30 los balazos impactaron en dos lugares: en la puerta giratoria que está ubicada en el ingreso de la calle Balcarce, los peritos contaron cuatro impactos; en otra entrada fueron cinco tiros.

En la vereda del edificio la policía encontró un cartel de cartón con la leyenda: "Con la mafia no se jode. Atte, Esteban Alvarado", un exconvicto que ahora está prófugo por el reciente asesinato de un prestamista junto a cuyo cadáver apareció un cartel idéntico.

Atacaron a balazos los tribunales provinciales de Rosario
Atacaron a balazos los tribunales provinciales de Rosario Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Manera

Diez minutos después, los tiros resonaron en el edificio nuevo del CJP. Cinco tiros destrozaron los vidrios del frente, en el sector que ocupa el Ministerio Público de la Defensa.

Se cree que en ambos episodios actuaron tiradores montados en una moto. Se analizaron las cámaras de seguridad, pero no se pudo identificar a los atacantes.

Jorge Perlo, secretario general del sindicato de empleados judiciales, admitió la preocupación de los trabajadores tras los dos ataques. El gremialista puso en tela de juicio las condiciones de seguridad del CJP. "El edificio es todo vidriado y las balas lo perforan fácilmente", dijo Perlo, en diálogo con Radio 2.

Atacaron a balazos los tribunales provinciales de Rosario
Atacaron a balazos los tribunales provinciales de Rosario Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Manera

Seguidilla intimidatoria

El primer ataque contra una sede judicial de este año fue, justamente, contra el CJP. El 3 de agosto, hombres en moto balearon el edificio y, minutos después, atacaron una propiedad vinculada a la jueza Marisol Usandizaga, del tribunal que juzgó a Los Monos. En la vereda de esa propiedad ubicada en Libertad al 300 la policía encontró un cartel de cartón que llevaba escrito con birome: "Con la mafia no se jode". Fue la primera vez que apareció esta advertencia a modo de leyenda.

Once días después fue baleada la sede de la Fiscalía de Rosario, en Montevideo al 1900, a una cuadra de los Tribunales atravesados por las balas de la mafia local.

Siempre se sospechó que detrás de los ataques estaban Los Monos. En las pesquisas de los fiscales se cristalizó la sospecha de que los atentados fueron planeados por personas ligadas a la banda. Desde agosto fueron detenidas 13 personas, pero aún ninguna fue acusada en una audiencia imputativa.

Balearon el Centro de Justicia Penal
Balearon el Centro de Justicia Penal Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Manera

Lo que causó sorpresa ahora es que, esta vez, junto a la leyenda "con la mafia no se jode" apareció un nombre: Esteban Alvarado. La Justicia interpreta que el mensaje podría estar vinculado con otro hecho que tuvo serias implicancias las últimas dos semanas. Para entender esta trama intrincada hay que remontarse al 13 de octubre, cuando el cadáver del prestamista Lucio Maldonado apareció con tres disparos, uno de ellos en la nuca, en un descampado cerca de la Circunvalación, a pocos metros de la autopista Buenos Aires-Rosario.

Entre las ropas del cadáver había un cartón con el inquietante texto. Tras revisar varios puntos de la pesquisa, los detectives judiciales atribuyeron la autoría intelectual del crimen a Alvarado, una especie de "fantasma" que reapareció en los últimos meses y que está siempre cercano al crimen organizado y al narcotráfico local. Fuentes judiciales señalaron que el hallazgo del mensaje en la puerta de los Tribunales podría estar ligado a esta trama. "Fue una especie de devolución de favores", interpretaron.

Balearon el Centro de Justicia Penal
Balearon el Centro de Justicia Penal Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Manera

Cayó el fantasma del narcotráfico

Luis Paz, catalogado como uno de los principales narcos de Santa Fe, fue detenido en el centro de Rosario por efectivos de la Policía Federal. Este hombre de 65 años vivía en un country de la capital provincial, adonde se mudó tras el crimen de su hijo Martín, en septiembre de 2012, hecho que desató la guerra con la banda de Los Monos, cuyos integrantes, en varias oportunidades, señalaron ante la Justicia que el Fantasma tenía "protección política".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.