Horas antes de la masacre en San Miguel del Monte, otro joven murió baleado en una persecución policial

Diego Cagliero murió después de recibir una balazo de la policía en una persecución
Diego Cagliero murió después de recibir una balazo de la policía en una persecución
Gabriel Di Nicola
(0)
27 de mayo de 2019  • 13:02

Domingo. Faltaban pocos minutos para las 14.30 cuando el grupo de jóvenes ingresó en un supermercado de Tres de Febrero para hacer unas compras. Las cámaras de seguridad registraron el momento en que uno de los muchachos escondió entre sus ropas una bebida alcohólica. Cuando se retiraban hubo una discusión con el personal de seguridad, que denunció el hecho al número de emergencias 911. Poco después, comenzó una persecución por la avenida Márquez que terminó después de que efectivos de la policía bonaerense dispararan, al menos 11 veces, contra la camioneta. Uno de los proyectiles mató a Diego Cagliero e hirió a uno de sus acompañantes.

El momento en que uno de los jóvenes esconde de la bebida alcohólica

00:29
Video

El hecho, por el que ahora la fiscal de San Martín Gabriela Disnan investiga el accionar de los uniformados, ocurrió el domingo pasado, solo 12 horas antes de la masacre de San Miguel del Monte, donde tres adolescentes y un joven, que eran perseguidos por la policía, murieron al chocar el auto donde circulaban contra el acoplado de un camión estacionado a la vera de la ruta 3.

"Un empleado de seguridad y el gerente interceptaron a los jóvenes cuando salían. Hubo una discusión. Hacen un ademán como que están armados pero no exhiben nada, devuelven un par de cosas pero se llevan las bebidas alcohólicas. Entonces, desde el supermercado llaman al 911", explicó una fuente con acceso al expediente.

El comercio, un supermercado Día, está situado en Presidente Perón al 7600, en Martín Coronado. Y el operativo cerrojo y los disparos del personal policial ocurrieron en avenida Márquez y Santos Vega, en Loma Hermosa. Entre un lugar y otro hay 15 cuadras de distancia.

El joven que escondió entre sus ropas una bebida alcohólica
El joven que escondió entre sus ropas una bebida alcohólica

La muerte de Cagliero, de 30 años y cuya novia está embarazada de cinco meses, fue presentada como un tiroteo entre ladrones y policiales. Así lo sostiene un parte policial al que tuvo acceso LA NACION. Pero calificadas fuentes judiciales afirmaron que no hubo enfrentamiento armado y que las armas secuestradas en la camioneta donde circulaban siete jóvenes no fueron utilizadas.

"Se mantiene persecución iniciándose en calles Santos Vega y avenida Márquez y operativo cerrojo logrando interceptarla [la camioneta donde circulaban los jóvenes] . Se produce enfrentamiento armado. Se logra aprehensión de ocho NN masculinos [sic] resultando uno de ellos óbito y uno herido. Se incauta del lugar una pistola y un revólver", según el parte policial.

La camioneta Fiat Ducato ocupada por el grupo de jóvenes estaba ploteada con el logo de la empresa AYSA. El chofer trabaja para la compañía estatal hace más de dos años.

Los uniformados secuestraron de la camioneta un revólver calibre 32 y un arma de aire comprimido. "El revólver no fue utilizado. No hubo tiroteo. Solo disparó la policía. El vehículo donde circulaban los jóvenes tiene 11 orificios de bala", sostuvo a LA NACION una fuente judicial.

El video de la persecución

00:59
Video

La fiscal Disnan estuvo cuatro horas en el lugar de los hechos. Ordenó el secuestro de las armas reglamentarias de los policías que intervinieron en la persecución y le encargó el peritaje a la Gendarmería Nacional.

"No hubo persecución en ningún momento, la Policía los emboscó. Incluso, hay un video donde se ve claramente que todos bajaron del coche levantando las manos… ¡Y los oficiales dispararon 14 veces! Uno de los tiros le impactó a mi hijo en el pecho y lo asesinó al instante; otra bala hirió a uno de sus amigos. Los efectivos le sacaron fotos a su cuerpo y lo difundieron por todas partes. De ellos, no hay un sólo detenido, siguen en las calles caminando tranquilos con el arma reglamentaria en la cintura", sostuvo la madre de Cagliero, Ana García en un texto publicado en el perfil de Facebook del medio La Garganta Poderosa.

Según la agencia de noticias Télam, los policías declararon que escucharon la detonación de un arma de fuego y así repelieron la supuesta agresión con disparos, uno de los cuales le dio en el pecho a Cagliero quien quedó muerto dentro de la camioneta, mientras que otros siete sospechosos fueron aprehendidos. La fiscal investiga si ese supuesto primer disparo desde la camioneta que alegan los policías existió o no, si pudo haber sido efectuado por el arma de aire comprimido o si fue un tiro de otro policía que estaba del otro lado de donde venía la persecución.

Para el operativo cerrojo, la policía bonaerense fue guiada por los operadores de las cámaras de seguridad de Tres de Febrero que les indicaba por dónde escapan los delincuentes.

"Se está investigando el accionar de los uniformados. Se activó el protocolo de investigación para hechos de violencia policial. Es muy difícil justificar los disparos hechos a la camioneta. Tiraron al bulto", dijo un detective judicial.

La misma fuente sostuvo que dos de los jóvenes apresados tenían antecedentes penales. El grupo de amigos fue imputado por el robo y tenencia ilegal de arma de fuego. Fueron excarcelados todos menos uno al que le fijaron una caución real para que poder ser liberado.

Según informaron fuentes oficiales, la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad comenzó una investigación interna para determinar si los uniformados cometieron irregularidades.

"Este crimen ocurrió dos días antes que el de los cuatro chicos en San Miguel del Monte. Ninguno fue ejecutado de manera casual por la Bonaerense. Todo lo contrario. Por eso, no sé si llamar persona a la ministra de Seguridad Patricia Bullrich porque ella habilitó la muerte de Diego y la de esos jóvenes, como tantas otras. Para este gobierno somos sólo números y mi hijo fue un número más. Anteanoche llamaron a mi hija mayor desde la comisaría donde habíamos estado reclamando a la tarde amenazándola de que tenían su número de teléfono y la dirección de donde vive", sostuvo García en el texto publicado por la Garganta Poderosa.

El intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, se comunicó con la familia de Cagliero y en los próximos días podría haber una reunión. El jefe comunal, la semana pasada, había hecho mención de los hechos en su cuenta de Twitter para destacar el trabajo de los operadores del centro de monitoreo.

"El centro de monitoreo 3FCOM de @Municipalidad3F colaboró en dirigir la persecución que detuvo a una banda que había robado un súper en Martín Coronado", escribió el intendente y linkeó una nota de Infobae. También hizo retuit a un publicación del medio 2urbanos.com

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.